egipto.com ofertas viaje egipto egipto.com
Home Foro Egiptomanía Chat Foro antes de viajar Guía de Egipto ofertas de Viajes a Egipto. Último Minuto
Web egipto.com   





AKHENATON Y EL MUNDO DE TELL-AMARNA



FUNDACIÓN DE EL-AMARNA



El nuevo orden religioso de Akhenatón se había manifestado abiertamente con la celebración de su primera fiesta sed en Karnac, donde la figura del faraón se destacaba junto a la divinidad solar. Pero el paso que consolidará definitivamente la revolución religiosa y afianzamiento del poder absoluto de la monarquía será la fundación de una nueva capital la ciudad de Akhetatón "Orinzote de Atón", donde el culto a Atón se verá glorificado y las instituciones oficiales reunidas en torno a la figura del faraón.

Nos parece interesante introducir aquí una notas referentes a la importancia arqueológica del yacimiento de el-Amanrna, donde se encontraron los restos de la ciudad fundada por el "Faraón Hereje". El-Amanarna es significativo nos sólo por su extensión y antigüedad, sino por haber sido escenario de una de los episodios más interesantes de la historia del Antiguo Egipto. Sorprendente es el estado de conservación de algunas de la piezas que se han extraído, como ejemplo podemos destacar los bellísimos bustos de la reina Nefertiti conservados en Berlín y en el Museo Egipcio de El Cairo.

La ciudad permaneció oculta durante mucho tiempo. Desde el primer tercio del S. XVIII se conocían indicios de la existencia de un yacimiento arqueológico en este lugar, ya que una de las grandes estelas que delimitaron la demarcación de la ciudad, dicha estela había sido observada por los viajeros occidentales. Sin embargo, los primeros restos de la ciudad propiamente dicha no fueron hallados hasta finales del s. XVIII, descubrimiento que llevó a cabo la expedición enviada por Napoleón Bonaparte. Esta expedición no tenía como objetivo fundamental la investigación arqueológica, de modo que las ruinas de el-Amarna tendrían que esperar para descubrirnos su increíble contenido.

En 1824 y 1826 el egiptólogo inglés G. Wilkinson hizo un estudio de algunos relieves conservados en el-Amarna, sus imágenes causaron verdadero asombro ya que la iconografía era muy distinta a lo que hasta entonces se conocía de la cultura egipcia . Los personajes protagonistas de las escenas fueron identificados cuando se tuvo acceso a la lectura de los jeroglíficos (gracias a la labor del francés J.F Chanpollion), pero la naturaleza extraña de las representaciones seguía presente ya que la única divinidad que aparecía era el dios Atón. Mas adelante, 1843 y 1845, los estudios realizados por K.R Lepsius fueron arrojando más luz a la historia de el-Amarna y Akhenatón. Para Lepsius lo sorprendente de el-Amarna fue el sistemático esfuerzo de los sucesores de Akhenatón para borrar su identidad de los monumentos.

Algunas excavaciones se sucedieron desde que Lepsius realizó su estudio, pero no representaron ningún avance considerable. La siguiente incursión digna de citarse será la realizada en 1892 por un jovencísimo Howarde Carter, treinta años después realizará un descubrimiento sin precedentes, nos referimos a la tumba de Tuntankhamón. Carter no formaba parte de la expedición inglesa dirigida por Flinders Petrie, que trabajaba en esos momentos en el-Amarna. Carter fue enviado por cuenta del barón Amherst de Hackney (coleccionista de arte). Los dibujos que Carter realizó son de una extraordinaria calidad. Junto con los dibujos de Carter los estudios de Petrie fueron fundamentales para el avance en la investigación del período amarnico. Petrie llegó a identificar diferentes zonas de la ciudad: ubicaciones palaciegas, templarias, etc. El material arqueológico obtenido por Petrie fue extenso, lo que nos da una idea aproximada de la opulencia de la que se rodeó Akhenatón en su nueva capital. A principios del s. XX otro inglés y alumno de Petrie, se concentró en el estudio de las tumbas de el-Amarna, el trabajo de N.G Davies es, incluso hoy en día, fundamental en cualquier investigación sobre este período.

Fue en 1912 cuando el equipo del alemán Borchart descubrirá la villa del escultor del rey. En el taller de Thutmose se hallaron las que quizás sean la piezas más representativas de este período, nos referimos a la fantástica colección de retratos, tanto reales como privados, a la que pertenece el bello busto de Nefertiti depositado en Berlín.

A partir de la excavación alemana las expediciones a el-Amarna se sucedieron en el período de entre guerras, los más beneficiados en estos años fueron sin duda los ingleses, cuyo afán colonialista se extendió al terreno arqueológico (no solamente en Egipto).

La bibliografía sobre el "Faraón Hereje" y su ciudad es cada vez mas abundante, aunque el yacimiento es ya bastante conocido has surgido en nuestro días iniciativas que profundizan sobre algunos aspectos, este es el caso de la investigación arqueológica emprendida por B.J. Kemp, quien ha proporcionado un interesante enfoque del urbanismo amarniano. Como hemos podido comprobar el interés que despierta la personalidad y proyentos de Akhenatón entre los estudiosos está muy lejos de agotarse.
Atras Siguiente

Publicidad