PDA

View Full Version : Un camino, un destino... pero dos religiones diferentes


tutking
10-08-2008, 11:52 AM
Hassan y Marcos es el último gran éxito en taquilla de una película que trae a la gran pantalla la controversia entre cristianos y musulmanes en Egipto.

Hace ya un tiempo que la película egipcia Hassan y Marcos se encuentra en cartelera y ya se ha convertido en un éxito sobre todo en los países árabes. El actor Omar Sharif (el encantador protagonista de Lawrence de Arabia o de Doctor Zhivago) hace el papel de un sheij, mientras que Adel Imam (famoso en Oriente Medio como comediante) es un cura de la Iglesia Copta. Todo comienza con tranquilidad: Egipto, tierra donde coptos y musulmanes conviven. Hasta el momento en que las cosas parecen desbaratarse, comienzan los ataques y las controversias entre unos y otros y, Hassan por un lado y Marcos por otro, tienen que cambiar su identidad y hacerse pasar por, justo al revés, cura y sheij, para proteger sus vidas de los más radicales.

La película tiene puntos graciosos, imaginaos un cura que no conoce las costumbres musulmanas intentando simular serlo y cubriendo a su –coqueta- mujer con un velo. También el sheij lo pasa mal teniendo que cubrir su casa con crucifijos y biblias. Llegan a conocerse por casualidad y simpatizan porque su sufrimiento es mutuo, y luchan por sus creencias y por la convivencia. Pero el final… el final refleja parte de la realidad. En Egipto existe una crisis entre cristianos y musulmanes que no puede ser escondida por más tiempo.

En Egipto muchas son las ocasiones en las que, al rellenar impresos en el aeropuerto o la universidad, un turista puede encontrarse con la pregunta cuál es tu religión. En un país donde el DNI debe incluir la religión, esto no es tan increíble, En Egipto un 90% de la población es musulmana sunita (los chíis son poco menos del 1%) y, el resto son cristianos. La mayoría de éstos (entre 6 y 10 millones) pertenecen a la Iglesia Ortodoxa Copta; los demás son: armenios apostólicos, católicos, maronitas y ortodoxos griegos o sirios… También hay una pequeña porción de judíos, un centenar más o menos, aunque en 1948 alcanzaban la cifra de 75 mil. Los judíos tienen en Alejandría una de las sinagogas más grandes del mundo y, claro, con Nasser muchos tuvieron que emigrar.

Aquí solamente tres son las religiones aceptadas oficialmente: Islam, Cristianismo y Judaísmo. Otras religiones (o el agnosticismo o el ateísmo) son directamente negadas y renegadas. Con casos excepcionales de luchas por ser reconocidos como… los bahais. Ellos han luchado por ser aceptados y por poder poseer el DNI (que todo egipcio/a está obligado a hacer a los 16 años) sin el cual no es posible acceder ni a un certificado de nacimiento, o de muerte, ni a un certificado de matrimonio, ni de divorcio, ni pasaporte, ni carnet de conducir, ni tampoco educación, tratamiento en hospitales o el derecho a voto.

Sin embargo, la Constitución recoge en el artículo 46 la libertad de creencias y de prácticas religiosas, eso sí, con la sharia (código religioso del Islam) como primera fuente de legislación puesto que el Islam es la religión del Estado (art. 2).

En 2007, a treinta y dos conversos al Cristianismo no les estuvo permitido cambiar su religión en el DNI, según cita el Informe Internacional de Libertad Religiosa 2007 que realizan desde Estados Unidos. Aquí se denuncia, asimismo, los hechos acontecidos en 2006 (en Alejandría y Awlad Azaz) y en 2007 (en Bamha) sobre los enfrentamientos entre cristianos y musulmanes que se saldaron varios heridos y destrozos. Además de éstos, otros han sido los momentos de tensión y de indiscriminación e insolidaridad entre ellos.

Tras los incidentes, algunos coptos se aíslan e incluso no se atreven a salir ataviados por la calle y hacen uso continuado del coche que les hace sentirse más protegidos. Muchos de ellos llevan tatuada una cruz en la mano o en el reverso de la muñeca; unos dicen que por protección y otros por diferenciación. Desde varias organizaciones internacionales se trabaja por promover el trato equitativo entre todas las religiones en la administración. Como, por ejemplo, el Consejo Nacional de Derechos Humanos de Egipto desde donde se aboga continuamente por la igualdad legislativa en lo relacionado a construcción de iglesias.

¿Es la politización de la religión la culpable de esta situación? En ciertos lugares la tensión social no es tal… Las mezquitas y las iglesias se levantan muy cerca unas de otras y, aunque el domingo no es festivo, el presidente egipcio dictó el 7 de enero (fiesta copta) como fiesta nacional. En muchos trabajos te dan a elegir los días festivos, cristianos o musulmanes. Si bien, siempre existen radicalismos en todas las facciones, como aquéllos que sermonean y caminan más por el sendero de la política que del espiritual.

Como repiten en varias ocasiones los protagonistas de la película: nuestro camino es uno, nuestro destino es uno. Y es que, al fin y al cabo, ambos son egipcios que deben trabajar por mejorar su país.

Horemheb01
10-09-2008, 02:06 PM
Excelente artículo, Tutking. Me interesa mucho el tema de los cristianos coptos. Estaré atento por si amplias más el tema.
Gracias y un saludo.

Tiri
10-09-2008, 11:00 PM
Tutking, esa peli promete, gracias por la recomendación.