PDA

View Full Version : El año cero. El Unicornio de los años


ricegipto
08-06-2009, 06:09 PM
Cada día es más habitual oír hablar del famosos “año cero”. Hay películas y hay noticias en internet a cerca de distintos “años cero” en distintos lugares y circunstancias a lo largo y ancho del mundo.

Esto es una tremenda estupidez y un insulto a las matemáticas, pero, cosa curiosa, todo parece indicar lo contrario. Que el “año cero” es matemáticamente necesario. Se dice que en la antigüedad, aproximadamente como en época romana, no conocían el cero y por eso “olvidaron” el año cero. Se responsabiliza de ello a un pobre hombre que vivió mucho más tarde y además es santo, San Beda, creo.

Al fin y al cabo no hay nada trascendente en que personas, se supone que inteligentes y con estudios de los de la actualidad, a veces cursados en universidades modernas y todo, traten y “sumen” un año cero. Sólo es una cuestión histórica. Aunque nos refiramos al año cero de la historia del MP3, ya es un hecho histórico, de las hemerotecas, así que poco o nada puede influir en el precio del pan, la leche o los huevos.

Pero cuando ya se empieza a oír hablar de estupideces como que el milenio actual no es el 2º milenio, ya que lo mismo que hay un “año cero” debe haber un “milenio cero” y entonces las profecías del fin del mundo en el milenio es ahora cuando van a hacerse realidad. O que lo mismo que hay un “año cero” debe haber un “siglo cero”…….

Dentro de poco se dirá que el sol está a un pársec de distancia de la tierra, pero que al igual que las matemáticas necesitan para los años el “año cero”, hay que tener en cuenta el “pársec cero” y el sol está a dos pársecs de distancia en realidad.

Esto ya es un sinDiós o, al revés, la forma de demostrar que la ciencia es una estupidez y que es mejor creer en Dios que Él si que sabe la distancia que separa la tierra del sol que, por supuesto, gira alrededor de la tierra.

Para ver lo que es esta fenomenal paradoja del “año cero”, lo voy a contar mediante una historia, por variar un poco el típico enfoque de siempre.

Estamos en el siglo XIX. El XIX fue un siglo en el que a la humanidad el mundo se les quedó pequeño. Empezaron a organizar excursiones por todo el mundo porque todo lo tenían muy visto ya. Un tal Dr Livingston anduvo por el África negra de excursión. Otro insigne hijo de este siglo, el capitán Scott, se fue de excursión varias veces al polo sur, donde se malogró, y por allí andaba también de excursión un tal Amundsen. Éstos fueron los últimos coletazos del siglo XIX, ya en el XX, pero el concepto de siglo XIX está en ellos muy patente. Pero también el conocimiento humano se quedó pequeño. En una excursión de éstas un tal Darwin concibió la famosa “teoría de la evolución de las especies”. Surge en este siglo, de otra excursión similar, la Egiptología, de la mano de un tal Champollion. En las postrimerías del XIX, fueron descubiertos el polonio y el radio por el matrimonio Curie (ella era polaca de nacimiento y de apellido Sklodowska y de ahí el nombre del nuevo elemento, el Polonio). En este siglo XIX, un insigne médico pudo resucitar a un muerto, que había “fabricado” con trozos de cadáveres, un tal Frankenstein. Pero se perdieron en un incendio sus notas e investigaciones y aún no se han podido retomar del todo sus éxitos. También se consiguió exterminar al vampiro más longevo y sanguinario de todos, como relató un tal Stoker. Y un tal Verne comentó en varios libros como había viajado volando, en submarino y en cohete espacial, llegando incluso a la luna y a divisar las ciudades de los selenitas.

En el siglo XIX el tradicional concepto de la Historia recibió un enfoque y un impulso completamente novedoso. El campo del conocimiento de la historia pasó a tener una especial relevancia, se constituyó en ciencia y pasó a formar parte indispensable de los programas de formación de las instituciones docentes en toda Europa. La historia dejó de ser una mera relación y estudio de hechos pasados, para empezar a ser una investigación a la búsqueda de esas relaciones de hechos y del contexto en que esos hechos se producían. Y la investigación se realizaba siguiendo métodos científicos.

En este caldo de cultivo, más próximo a Shelley y su famoso hijo, y al viaje del Beagle, que a los viajes de Scott y Amundsen, se educó uno de los personajes centrales de este relato. Se llama Cerus Históricus. Hace bien pocos años que terminó sus estudios de historia con Magna Cum Laude en una renombrada universidad. Ya ha realizado varios trabajos notorios y es un historiador de renombre en la real sociedad de historia.

A la luz de los avances de su siglo, trabaja en un novedoso sistema para realizar cronologías, basado en las ciencias tan en auge, consistente en contar los años anteriores al nacimiento de Cristo con números negativos.

Hasta ahora se usaba el criterio que popularizó San Beda. Los años anteriores al nacimiento de Cristo se numeraban hacia atrás. De este modo, si Jesucristo nació en el año 754 a.u.c (de la Era de Roma) el año 753 a.u.c. pasaba a ser el 1 AC y el 752 el 2 AC y así sucesivamente.

Pero en su universidad tenía compañeros que cursaban otras disciplinas y alguna vez, charlando con ellos o en algún congreso o alguna charla o en alguna asignatura de esas de libre elección “para rellenar créditos”, había oído hablar de los recientemente añadidos en las matemáticas “números negativos”. Así que decidió que los años anteriores al nacimiento de Cristo adquiriesen un signo “menos”, como en las matemáticas. De este modo podría hallar diferencias entre fechas de forma directa, simplemente restándolas.

Lo formuló así:

“……el año anterior al 1 a.D, esto es, el año 753 a.u.c., pasará a ser el año 1 antes de Cristo, en siglas -1 a.C., tras el cual venía el año 1 a.D o, equivalentemente, el año 1 d.C. (año 1 después de Cristo) resultando:
750 a.u.c -4 a.C.
751 a.u.c -3 a.C.
752 a.u.c -2 a.C.
753 a.u.c -1 a.C.
754 a.u.c 1 d.C.
755 a.u.c 2 d.C.
756 a.u.c 3 d.C.
757 a.u.c 4 d.C.”
NOTA 1

Pero en lo que empezaba a trabajar haciendo correlativas algunas fechas, se percató de un problema que había en el sistema. Se dio cuenta que si quería calcular la diferencia en años entre dos fechas cualesquiera, si eran positivas o negativas no había problema. Pero si una era positiva y la otra negativa, las cuentas le fallaban por un año.

Del primer día del año 750 a.u.c al primero del año 753 a.u.c le salían 3 años, tanto contándolos como restando 753-750=3. Con su nueva numeración igual -4-(-1)=3. También era así del primer día del año 754 a.u.c. al primer día del año 757 a.u.c. Tres años le salían contando y tres le salían restando 757-754=3. Lo mismo que con su nueva numeración 4-1=3.

Sin embargo, del primer día del año 752 al primero del 756 le salían, restando y contando 4 años. Pero su nuevo sistema de numeración arrojaba: 3-(-2)=5. Le salía un año más. Si contaba con los dedos -2 era un año, -1 era el segundo, 1 era el tercero y 2 era el cuarto. Pero la resta, curiosamente, daba 5. Y así con cualquier fecha que probase.

Cayó entonces en la cuenta que en alguna ocasión de aquellas que había tenido contacto con las matemáticas, había oído algo así como que en la antigüedad no conocían el cero. Y entonces se le abrieron mucho los ojos. Renombró el año -1 AC como 0, el -2 AC como -1, el año -3 AC como -2 y así sucesivamente. Y ¡albricias! Las cuentas ya salían.

Salió de su casa muy contento a carreras para celebrar su inteligencia en alguna taberna del centro de la ciudad, con unas buenas cervecitas. En la barra del local se tropezó con un antiguo compañero de universidad, gran amigo suyo, llamado Cerus Matemáticus.

Cerus Matemáticus ha cursado estudios de matemáticas en la misma universidad de renombre que Cerus Históricus. Los ha superado con las mejores notas posibles y se está empezando a hacer un nombre entre el mundillo de los científicos debido a varios interesantes trabajos que ha publicado. Pertenece a la real sociedad de ciencias y es muy estimado por toda la profesión.

Se alegran mucho de reencontrarse y, en un par de rondas, se ponen al día de sus distintas vivencias desde que no se veían. Muy contento, Cerus Históricus le comenta a Cerus Matemáticus su último trabajo que pretende presentar en la real sociedad de historia. Cerus Matemáticus le mira de hito en hito y un poco confuso le indica:

- Querido Históricus, no sé que te dirán en la sociedad de historia, pero matemáticamente lo que dices no tiene sentido.

– ¿Qué quieres decir, Matemáticus? – Se sorprende Históricus – Los antiguos no conocían el cero. Es necesario ponerlo.

– Amigo Históricus, los antiguos no conocían varios conceptos de cero que usamos hoy en día, pero el cero lo conocían de sobra. El propio Euclides, que igual es anterior a Nuestro Señor como en 400 años, ya postulaba lo que son el punto y el segmento. El punto es lo que llamamos cero. Un segmento se define mediante dos puntos en cada extremo. El segmento puede tener magnitud y representar distintas unidades, como tus años, pero el punto, el cero, sólo son los extremos de cada segmento. Tus años son incontables segmentos de igual longitud sobre una recta, segmentos consecutivos como los llamaba Euclides, porque cada uno sólo tiene un punto en común; y además, si los sitúas sobre una misma recta, son colineales. La recta representaría el tiempo y cada segmento un año. El punto que separa cada año es un cero. Si sacas un segmento cualquiera, un año, de la recta del tiempo, el año tiene un cero en el origen y otro en el final. Son los dos puntos que delimitan el segmento, que tiene por magnitud un año. Entre el año -1 y el año 1 ya está el cero. Es el punto que ambos tienen en común. Los antiguos sabían muy bien, aunque no lo llamasen así, lo que es el cero. Y no se plantea el que un segmento de magnitud 1 sea cero, si fuese cero sería un punto, no un segmento.

– Euclides vivió más bien en el 300 AC, eso lo primero. Perooooo – Históricus estaba alelado – No entiendo nada de lo que dices de segmentos.

– Lo que digo es que no debe introducirse un año cero, con duración de un año, en un listado ordinal de años. Si al restar no te sale el resultado adecuado, es que algo en el problema no está bien planteado, no que falte el número cero en una relación de unidades, ya que el cero no es una unidad, sino la ausencia de unidades.

– Vamos a ver – a Históricus no le agrada mucho lo que oye – ¿Conocían o no conocían el cero los antiguos?

– Pues el cero arábigo, el de nuestro sistema de numeración decimal – responde Matemáticus con sonrisa condescendiente – ése no lo usaban y no lo conocían, pero lo que es el cero sí lo sabían, hombre.

– Pues a ése me refiero yo, – espeta Históricus, un poco indignado – al que no conocían.

– Pero mira que sois brutos los historiadores, ahora va a ser necesario crear unas matemáticas exclusivas para vosotros…

Matemáticus no pudo pasar de ahí. Históricus había sacado de su bolsillo un guante muy blanco y muy bien perfumado (en aquella época todo el mundo llevaba uno de esos guantes al menos) y le había cruzado la cara con él.

– ¡Eso de bruto no me lo llama nadie! Mañana a las ocho en el campo de Marte.

– Pero, pero… ¡Históricus!

– Será a pistola. Leva a tus padrinos.

Al día siguiente, por la fresca, Históricus y Matemáticus se encuentran vestidos impecablemente para la ocasión, de negro muy negro. Les acompañan sus respectivos padrinos, de negro más negro aún. Escogen cada uno su arma y rápidamente se aprestan a situarse espalda con espalda sobre una línea que los padrinos han trazado en el suelo.

Uno de los padrinos va gritando en alta voz los pasos que ambos contrincantes tienen que ir dando. Se oye un sonoro ¡UNO! Y ambos dan un paso en su dirección.

En cuanto da el primer paso, a Matemáticus le da un vuelco el corazón, eso es lo mismo que hace su amigo con los años. Se marca un punto cero, el instante de nacimiento de Jesucristo, y de ahí se parte hacia delante y hacia atrás. A cada lado están el año -1 y el 1. El cero no es un año, sino la línea que los separa. Y a cada paso se van separando en una unidad, los negativos se alejan en dirección negativa y los positivos en dirección positiva sobre la recta que representa el interminable transcurrir de los años.

Al llegar a 4 pasos ambos se dan la vuelta. Matemáticus, enfrascado en sus cavilaciones exclama:

– ¡Pues claro! Eso es lo que ocurre, Históricus. Igual que estamos haciendo ahora. Lo que pasa es que los años los representas mal, por eso te sale un año más al restar…….

Un sonoro estampido y una humareda cortaron las palabras de Matemáticus. Volaron las aves en los árboles próximos en tropel tumultuoso en todas direcciones. En lo que él hablaba, su amigo Históricus había hecho puntería lentamente y había apretado el gatillo.

Al día siguiente, también temprano, en un cementerio iban echando poco a poco tierra sobre el ataúd de Cerus Matemáticus, hasta completar los seis pies de rigor. El páter murmuraba una letanía mientras varias personas a su alrededor contemplaban el trabajo de los enterradores.

Hacia la misma hora, Cerus Históricus presentaba su propuesta de numeración de los años en la Era Cristiana, introduciendo el “año cero” que se debía incluir por ser un concepto que en la antigüedad, debido a sus cortas entendederas, nunca habían tenido en cuenta.

La propuesta tuvo una gran aceptación y desde entonces todo el mundo sabe que el “año cero” es un concepto desconocido en la antigüedad, ajustado a las matemáticas modernas, y “rellena un hueco” que siempre fue ignorado por desconocimiento.

Pero ya nadie oyó la objeción de Cerus Matemáticus. Nadie pudo saber lo que motivaba que a Cerus Históricus le saliese siempre un año de más al calcular fechas entre años Antes de Cristo y años Después de Cristo.

El motivo es bien sencillo.

Cuando se recorren distancias a dos lados de un punto, siendo unas positivas y otras negativas, las distancias “crecen” en direcciones contrarias. Tanto en sentido positivo como en sentido negativo el segmento 3 empieza justo en el instante que se termina el segmento 2. Esa marca, ese momento en que se juntan los pies para dar el siguiente paso, es el fin del paso anterior y el principio del siguiente.

Pero el tiempo, los años, sólo pueden transcurrir en una dirección. El tiempo sólo puede ir en sentido positivo.

Cuando se dibuja o se imagina el segmento del año -2 AC, automáticamente le colocamos enero, el instante del principio del año, a la izquierda. Para ser matemáticamente correcto, debería estar a la derecha. Según las matemáticas, enero del año -2 no está en el punto que separa el año -3 y el año -2, sino en el punto que separa el -2 del -1. Vamos a representarlo en un gráfico:

18210

Por eso todas las restas de Cerus Históricus dan exactamente una unidad más de lo debido.

La pantomima, la trola del “año cero”, es simplemente un ajuste para conseguir el resultado buscado. Lo que hacen los NO-MATEMÁTICOS con ese año cero es hacer que todos los años tengan una cifra menos. Como la resta da una unidad más de lo esperado, se le resta una unidad a todos los años y así la resta ya es la que se quiere obtener. El “año cero” no sólo no es matemático ni un olvido de las gentes de la antigüedad. Es una estupidez y es hacer trampas haciendo solitarios.

Dicho de otro modo, matemáticamente el espacio que se recorre a ambos lados de un punto representa a dos duelistas que se sitúan espalda con espalda y cada uno parte en dirección contraria mirando hacia su lado. Siempre ven delante de sí mismos el siguiente paso que van a dar y que les aleja uno del otro.

Pero si se trata del tiempo, de los años, los duelistas arrancan de la raya que les separa mirando los dos en la misma dirección, y no espalda con espalda. El duelista que va en sentido positivo mira hacia delante. El duelista que va en sentido negativo mira en la misma dirección que el anterior y va dando los pasos de espaldas. La cuenta es igual, pero camina de espaldas. En este caso, el duelista que va de cara, hacia los positivos, ve el siguiente paso que va a dar, pero el duelista que va en dirección negativa, ve el paso que ha dado anteriormente.

Si se quiere hacer matemáticas, se debe hacer matemáticas y no inventar estupideces. A continuación inserto un gráfico en el que se ve como funcionan, de verdad, las matemáticas:

18211

He pintado una circunferencia para ver que en matemáticas no hay un año cero, como no hay un metro cero, ni un kilómetro cero. Si se quiere hablar de un año cero, las matemáticas, o los conocimientos matemáticos de la antigüedad, no son excusa. Una circunferencia de radio 4 metros, deja, a cada lado del PUNTO cero u origen, 4 metros y no hay metro cero que valga.

Si los años fuesen como los metros, la circunferencia en el lado del +4 DC está en el final del año, en el último día de diciembre, en el instante en que el +4 pasa a ser +5. La misma distancia, llevada hacia atrás en el lado negativo, también tendría que ser el último día de diciembre del año -4 AC. Pero como eso no se puede hacer, ya que no concebimos el tiempo como los metros, se debe dar la otra interpretación a los ejes de abscisas.

Cuando se “mide” una variable como el tiempo, que sólo admite crecimiento en una única dirección, los ejes de abscisas representan crecimientos de DISTANCIAS A ORIGEN. Esa es la otra interpretación que se les puede dar a los ejes de abscisas.

De este modo, la distancia de 1 de enero del -4 AC al origen (que es el 1 de enero del 1 DC) es de 4 años. Y lo mismo la distancia del 1 de enero del -2 AC es de 2 años hasta el 1 de enero del 1 DC, que es el origen de la Era Cristiana. Por el lado positivo, lo mismo. La distancia del origen, que es el 1 de enero del 1 DC, hasta el 1 de enero del 4 DC es de 3 años.

Así sí se calculan matemáticamente las diferencias de fechas. Leyéndolas en los ejes de coordenadas que hay debajo pintados en azul, con el origen de la Era Cristiana representado como lo que es, un punto de origen.

Si se quieren evitar las coordenadas, sólo hay que hacer BIEN las cuentas. Entre enero del -2 AC y enero del +3 DC hay cuatro años, dos por el lado de los negativos, el -2 y el -1, y otros dos por el lado de los positivos, del 1 al 3 hay 3-1= 2 años.

Hay que indicar que en realidad esto del “año cero” puede ser más bien una leyenda urbana. En realidad es muy probable que muchos historiadores (o todos, yo ignoro lo que hacen) trabajen correctamente sin año cero. Es muy probable que sea la gente que le da vueltas a estas cosas, como en internet por ejemplo, la que se hacen líos numéricos, cuando en realidad las personas “serias” y “profesionales” no usen para nada semejante memez del “año cero”. Se puede leer que es a libre elección del historiador usar un “año cero” o no y debe indicarse en las cronologías. Lo que es evidente es que es tontería justificar el “año cero” como algo matemático.

Por supuesto el “año cero” tiene una serie de inconvenientes y estupideces asociadas que son para reír y no parar, pero si así se sienten felices, no hay ningún problema en que llamen cero a un año. Es como llamarlo “año sabático”. No cuenta en las restas, pero en realidad está ahí, nadie elimina lo que pasó en él. Sus 365 días están intactos aunque se llame “año cero”. A continuación expondré una serie de majaderías que son inherentes al famoso “año cero”.
__________________________________________________ _____________
NOTA 1: El texto en cursiva está extraído de internet.

Náucratis
08-06-2009, 06:25 PM
Y esto que tiene que ver con Egipto...???? lo podías haber puesto en el Tutankajon y hubiera quedado de lujo...:rolleyes:

ricegipto
08-06-2009, 07:43 PM
Hombre, con el Egipto de los hoteles y los viajes es evidente que no tiene nada que ver.

Pero con la historia de Egipto mucho.

En este post en concreto se habla de ello

http://www.egipto.com/cgibin/forum2004/showpost.php?p=37727&postcount=72


Es el post #72 de este hilo:

http://www.egipto.com/cgibin/forum2004/showthread.php?t=2797&page=4


No hay posibilidad de hacer cronología si no está bien hecha. Tampoco hay posibilidad de atinar con las fechas, ni históricas ni apoyadas en hitos astronómicos si las fechas están mal determinadas.

La historia se basa en fechas. En ese hilo intentan atinar con un año en concreto y no es tarea fácil si encima se tiene un año "anómalo" que todo lo desplaza.

En el post había puesto una referencia a ese hilo, pero tuve que mutilarlo porque excedía el largo permitido en un post.

Como el tema que traro se sale un poco del otro hilo, decidí poner esto aparte. Por si surgen comentarios específicos para no liar el otro hilo.

Si entro a matizar temas como éste, en el otro, sólo habrá que referenciar a éste y llevar los temas por separado.

Creo que así es mejor, pero no lo sé....

Hasta luego.

Náucratis
08-06-2009, 09:11 PM
Pues hubiera entendido que lo hubieras puesto en ese tema que has citado tenía su razón de ser pero así a pelo me ha dejado KO. ...la verdad es que no he entendido casi nada pero tiene pinta de interesante...:rolleyes:

Un saludo :)

ricegipto
06-03-2010, 10:27 AM
...la verdad es que no he entendido casi nada pero tiene pinta de interesante...:rolleyes:

Un saludo :)

Esta observación de Naucratis me dejó en su día pensativo.

Hice una exposición muy larga y, claro, es fácil perderse.

Le he dado un sinfín de vueltas y todas las explicaciones me parecen largas y tediosas.

Así que voy a optar por explicarlo matemáticamente, a ver si de forma sencilla se entiende, aunque sea mediante matemáticas.

Las unidades nunca pueden ser cero.

No puede haber una unidad cero.

El cero lo que representa es precisamente que "no hay unidades".

Tanto hoy en día como en la época de los romanos (o de los griegos, o de los fenicios, o de quien se quiera) si alguien va con 5 monedas a la taberna y le cobran 5 monedas por las consumiciones:

5-5=0

Eso significa que nos hemos quedado sin monedas.

Da igual que un romano no dijese "cero" sino "nullae" (o lo que sea que dijese): el cero es la ausencia de unidades.

Lo que nos dice la auténtica estupidez, la majadería inconmensurable, de que hay un "metro cero" una "hora cero" o un "año cero" es que el cero "cuenta", que hay una unidad cero.

Veamos matemáticamente como NO puede haber un año cero.

Si de verdad existiese un año cero, con sus 365 días, un año completo que llamamos "el cero" entonces el año cero y el año uno suman dos años.

Esto matemáticamente se expresa así:

0+1=2

"El año cero y el año uno suman dos años."

Semejante burrada no tiene descripción en el vocabulario.

Nadie con semejante cacao mental merece haber superado los estudios de primaria y menos aún se entiende que se escriba esta memez en internet y en libros y revistas y medios de comunicación.

¿Cómo es posible que la gente, con estudios, escriba esa locura del año cero y otros, con estudios también, entiendan que esa burrada es posible?

Hay un motivo muy, muy básico, para que todo el mundo de por sentado que esa estupidez "puede" ser verdad.

El motivo se esconde en una frase que muchísima gente ha oído, o bien leído, incluso en densos tratados históricos o científicos.

La frase de marras es:

"EN LA ANTIGÜEDAD NO CONOCÍAN EL CERO"

Esa frase, por excesivamente críptica, no es correcta.

Lo que no "USABAN" en la antigüedad era la "CIFRA" cero en los sistemas de numeración mas conocidos.

Pongamos como ejemplo el sistema de numeración de los romanos, de todos conocido.

Hoy en día todos escribimos ciento uno así:

101

El sistema de numeración decimal es "posicional" y además necesita la "CIFRA" cero para representar números.

Porque una cosa son los números (las unidades, las magnitudes) y otra muy distinta las "CIFRAS" con que representamos esos números.

Un romano hubiese escrito el ciento uno así:

CI

No es que los romanos no conociesen el cero, el número cero.

Lo que ocurre es que el sistema de numeración romano, siendo posicional, no requiere "CIFRA" cero.

El número cero es el único número que reconocen no sólo las personas, sino incluso los animales.

Cuando una oveja pierde a su corderillo sabe sin lugar a dudas que "no tiene" a su cordero. Eso es el cero.

Cuando un leopardo caza una gacela y un león se la quita, el leopardo sabe de sobra que "no tiene" ya gacela. Eso es el cero.

Los romanos, griegos, egipcios, fenicios, cartagineses y todas las culturas de la antigüedad que queramos imaginar, conocían de sobra el cero porque eran hábiles comerciantes y acuñaban monedas y no se puede comerciar "sin dinero en el bolsillo".

Cuando un comerciante tiene "cero" monedas, no puede comprar nada porque "sin monedas" no podemos comprar nada.

Tampoco podemos ir a una taberna con "cero monedas" ya que sólo podremos consumir "de gorra", a crédito o invitados por alguien.

El famoso corolario:

"en la antigüedad no conocían el cero"

NO ES CORRECTO.

La forma correcta de decirlo es:

"Los sistemas de numeración de las culturas de la antigüedad no tenían CIFRA cero".

Por este motivo tampoco es correcto decir, en los pocos casos en que sí usaban una cifra cero:

"Los Mayas (o los aztecas o los sumerios) conocían el cero"

No es que esas culturas sí conociesen el cero, al contrario que otras.

Lo que ocurre es que los Mayas, o los sumerios, utilizaban unos sistemas de numeración en los que era preciso usar la "CIFRA" cero: porque sus sistemas de numeración eran posicionales.

En los sistemas de numeración posicionales, cuando una unidad no tiene magnitud se debe usar el cero para representarlo.

Es lo que nos pasa en la actualidad con el sistema de numeración que llamamos decimal.

En cualquier número que queramos representar hay:

Unidades
Decenas
Centenas
Millares
Decenas de millar
Centenas de millar
.................

Y así sucesivamente.

El número ciento uno, se representa entonces como:

1 Unidad
0 Decenas
1 Centena
0 Millares
0 Decenas de millar
0 Centenas de millar
...................

Como todos sabemos que los ceros (las cifras cero) a la izquierda no se representan, el ciento uno lo escribimos así:

101

Y el cero es lo que siempre ha sido y lo único que puede ser "ninguna decena".

El sistema de numeración decimal no está formado por diez "números":

0, 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, y 9

El sistema de numeración decimal se usa para representar cualquier número y está compuesto por diez "CIFRAS":

0, 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, y 9

Son cifras, no números.

Los números es lo que representamos con la ayuda de cifras.

Los números representan unidades y una unidad nunca puede ser cero, por eso no puede haber un año cero que sumado al año uno de como resultado dos años:

0+1=2

Y lo mismo con el "metro cero", o el "kilómetro cero" o la "legua cero" o la "hora cero".



Además de esta tremenda falacia, esta auténtica injusticia fraudulenta cometida contra las personas de la antigüedad, hay un motivo gráfico para que todo el mundo piense que entre el 1 y el -1 tiene que estar el cero.

Es un motivo gráfico, porque todo el mundo conoce los ejes cartesianos y los diagramas de diversos tipos.

Es lo que expliqué en el primer post de este hilo y puede que no se entendiera.

Espero al menos que ahora se entienda la base fraudulenta que sustenta la falacia de que hay un año cero.

Y supongo que también se entenderá que si el cero fuese una unidad como las demás, si hubiese un año cero como todos los demás, se cumpliría que:

0+1=2

Lo que es una de las mayores majaderías que nunca jamás se ha puesto por escrito.

Trece
06-03-2010, 12:54 PM
…y otra vez Lao Tse decia:

(muy aproximadamente)

La existencia existe gracias a la no existencia, para poder existir debe no existir en algún momento.
(cuestión de grado) Por lo tanto la no existencia también existe.



Henry Morre hace cosas como estas, http://www.saatchi-gallery.co.uk/images/thumbnail1.php/24ddbe5b.jpg
donde la maternidad parte del milagro de la no existencia.

Por lo tanto es imposible que… por ejemplo Dios no exista. Existe en la existencia o en la no existencia, pero existe…
se podría decir que TODO existe, por el hecho de no existir:confused: :)



Saludos existenciales.

Trece
06-03-2010, 01:48 PM
A continuación expondré una serie de majaderías que son inherentes al famoso “año cero”.
__________________________________________________ _____________
.




Muy interesante. Has escrito ya sobre las "majaderías" inherentes al "año cero".

Me he quedado con ganas de leer mas.




Cordialmente.

ricegipto
06-04-2010, 04:16 PM
Como siempre interesantisimas tus exposiciones.

Y ahora una pregunta estupida... Si consideras a bien responderla, perfecto, sino lo entendere.

Tiene que existir el 0 para partir de algo Rice, no puedes partir de 1. Como llegas a 1 sino?

Y el 0, no se puede considerar tambien el inicio de algo?

Como llegas al a#o 1 sino has partido del a#o cero?

Cuando naces, no naces con un dia, con una hora o con un minuto, tu tiempo, empieza a contar desde 0?

No se si me he sabido explicar o me he metido en un jardin sin salida.


Saludos cordiales

Por supuesto que te respondo, Victoria. Últimamente tengo el tiempo un poco repartido y no me prodigo mucho, pero lo que dices es precisamente lo que ponía al final del post anterior.

Verás, te ocurre, como a casi todo el mundo, que tienes un "problema gráfico".

Como estas cosas son enredosas y las explicaciones largas no le gustan a nadie ni se entienden, voy a concretar mucho. Si hace falta, luego ya me extiendo.....

Tú dices que para llegar al uno hace falta "partir de algo", como por ejemplo el cero.

¿Por qué "crees" que eso es así?

Tú crees que eso es así porque en tu cabeza, en tu fuero interno, estás pensando en una representación gráfica.

La inventó un matemático de los que siguen la máxima de: "una imagen vale más que mil palabras".

Se apellidaba Descartes y en su honor, a esa representación gráfica, la llamamos ejes cartesianos:

18789

Los ejes cartesianos son unas "RECTAS GRADUADAS" y en ellas no hay unidades, lo que hay son puntos y todos y cada uno son ceros.

Las unidades son los "huecos", las distancias entre puntos de graduación son lo que son unidades, pero las marquitas, las graduaciones, no son unidades.

Como tú estás diciendo, el "metro uno" es la distancia que hay entre el PUNTO CERO y el PUNTO UNO que están "marcados" en la graduación de los ejes. Te lo represento:

18790

Bueno, pero no sólo el metro uno empieza en el punto cero. El metro -1 también empieza en el punto cero. Te lo represento:

18791

Bueno, creo que ahora ya lo verás claro........

¿A que no hay un metro cero entre el metro 1 y el metro -1?

En matemáticas no hay ninguna diferencia entre medir cosas y contar cosas.

Medir es contar el número de unidades que componen un segmento.

Medir es lo mismo que contar.

Todos los humanos aprendimos a contar con los dedos.

Cuéntate los dedos en un momentillo en lo que pulsas teclas del teclado de tu PC.

Con toda probabilidad tendrás 10 dedos. Pero aunque alguien no tenga los diez dedos o tenga más de diez, todos contamos igual:

Cuando cuentas dedos ¿por donde empiezas a contar?

POR EL UNO.

No hay diferencia entre contar y medir cosas. No hay unidades cero.

Las unidades, por definición, no pueden ser cero.

Cada vez que alguien pone por ahí en libros o en internet que entre el 1 y el -1 está el 0:

SENCILLAMENTE NO SABE LO QUE DICE

Es en los ejes cartesianos donde está una "marca" cero, un "punto de origen".

También hay una marca en el suelo, un punto sin magnitud, cuando queremos medir distancias, sea por pasos o por metros o por kilómetros.

También hay un "instante" cero cuando medimos el tiempo o las temperaturas.

Pero hay "un instante" no un año o un día o una semana o un mes.

Los instantes duran menos aún que los segundos. Los instantes no tienen unidades de magnitud, no tienen medida: son ceros.

Lo que es cero no son las unidades, el cero es la ausencia de unidades.

Todos los puntos que "gradúan" una recta son ceros porque son "puntos".

El año 1 no empezó en un año cero, sino en un instante cero y ese instante cero es el preciso instante en que terminó el año -1:

18792

Ahí está el motivo "gráfico" por el que todo el mundo cree que entre el +1 y el -1 está el 0.

Se ve claramente que no es así.

Es en los ejes graduados donde hay una serie de "marcas" que indican las unidades y es en los ejes graduados donde está el 0 entre el -1 y el +1.

Las marcas, la graduación, no son unidades. Las marcas son los principios y finales de segmentos, de magnitudes y las magnitudes son lo que hay entre las marcas, no las marcas en sí que no son otra cosa que "ceros": puntos.

¿Se entenderá?

No lo sé.

Pero en los ejes cartesianos, en la representación gráfica que usamos todos, es donde se encuentra otro motivo por el que personas de carreras de enjundia que estudian mucho y durante años, "piensan" que cuando restan fechas antes de Cristo con fechas de después de Cristo las falla en uno siempre el cálculo.

Esas personas, historiadores por lo general o gentes que se dedican a la historia, no saben usar los ejes cartesianos y por eso a ellos les salen mal las cuentas y por eso introducen un "año cero" para que así les salgan bien.

Pero les pasa porque no saben hacer bien las cosas, no porque haya un año cero de verdad, que es simplemente una estupidez mayúscula.

Si alguien quiere repito lo que puse en el primer post para explicar porqué ocurre eso, pero en realidad ya lo comenté y además puse un gráfico que lo explica muy bien.

Saludos cordiales, Victoria. Y a cualquiera que lea el mamotreto............

Trece
06-05-2010, 09:42 AM
Ricegipto. El año cero es una cuenta astrológica, el momento de un nacimiento, la Era de Piscis, y como cualquier nacimiento la cuenta es desde 0.
Es una cuestión histórica no matemática. (¿de control y para el control? puede ser…)
Todos ciclos cósmicos se basan en círculos, sea día, mes, año o incluso inmensos ciclos como año galáctico… 26000 y pico.
Un niño no tiene un año en su historia personal, un mes o un día hasta que se completan “círculos naturales” con sus grados, meses, horas, minutos, segundos, etc.

El año cero es una referencia, un punto de partida una “Tabla Redonda”, basada en circunstancias cósmicas y su reflejo en la historia.



Conócete a ti mismo y conoceras el Universo y los dioses.

Siempre se ha tenido claro menos ahora. Es curioso.



Cordialmente.

ricegipto
06-06-2010, 11:52 AM
Ricegipto. El año cero es una cuenta astrológica, el momento de un nacimiento, la Era de Piscis, y como cualquier nacimiento la cuenta es desde 0.
Es una cuestión histórica no matemática. (¿de control y para el control? puede ser…)
Todos ciclos cósmicos se basan en círculos, sea día, mes, año o incluso inmensos ciclos como año galáctico… 26000 y pico.
Un niño no tiene un año en su historia personal, un mes o un día hasta que se completan “círculos naturales” con sus grados, meses, horas, minutos, segundos, etc.

Trece, lo que no entiendo es por qué crees que la historia o la astrología están al margen de las matemáticas y las matemáticas no son de aplicación.

Los astrólogos todo el mundo sabe que están al margen de todo, tanto matemáticas como leyes físicas.

Están al margen de la ley de la gravedad y por eso pueden volar con escobas.

Están al margen del tiempo y por eso pueden "proyectar" su "espíritu" al pasado o al presente y así desvelarnos lo que el futuro nos traerá o lo que el pasado nos dió.

Que los astrólogos no son científicos y están al margen de la ciencia, todo el mundo lo sabe.

Pero a los historiadores no les metas en el ajo.

Usan datación por carbono 14, acotan los yacimientos arqueológicos con unas "mallas" en las que referenciar cada descubrimiento, pesan sus muestras, miden sus temperaturas, utilizan espectrometrías para determinar composiciones de pigmentos en pinturas y tintes.........

La historia hoy en día no es nada sin los métodos científicos y por eso está avanzando en la comprensión de la antigüedad, porque hasta bien entrado el siglo XX sólo se podía leer inscripciones para conocer la historia.

Pero eso en cuanto a los humanos, lo que es la historia.

Luego están la paleontología y otras disciplinas ahora ya sí científicas en las que no hay inscripciones que leer sino hechos que descifrar y averiguar por los restos que encontramos y que sólo métodos científicos pueden averiguar.

Si el año cero fuese una cuestión astrológica y todo el mundo tuviese claro que así es, no habría ningún problema.

Los astrólogos hacen lo que quieren y como quieren y están fuera del alcance de la ciencia.

El problema está en que la gente crea que eso es así y que para la historia sí que hay un año cero o para medir distancias hay un metro cero o para contar dedos hay un "dedo cero".

Porque entonces ocurre ésto:

Matematicas y tiempo a veces no casan bien. Cuando uno nace, en nuestra civilización, nace sin años es decir 0 años, cumple su primer año de vida es decir tiene 1 año, un año despues del alubramiento. O sea que ese año es un año por lamarle de alguna manera. En otras civilizaciones, no recuerdo cual, cuando una persona nace le cuentan nueve meses es decir que cuando han transcurrido tres meses del n acimiento cumle un año de vida....eso siempre y cuando no sea sietemesino claro.

Hay gente que cree que las matemáticas no funcionan bien, que tienen problemas para contar años o para medir tiempo.

Pensar esto que dice Desierodorado es tan ridículo como pensar que si hay nubes es porque el sol trabaja poco y le habrá que suministrar sangre fresca de doncella para que se lo tome más en serio.

Es curioso que alguien use un PC para escribir ésto en internet y piense que las matemáticas "a veces" se llevan mal con el tiempo.

Un ordenador es un conjunto de cacharros mecánicos que se gestionan por unos algoritmos matemáticos en los que el tiempo es el componente "fundamental".

Si las matemáticas no se entendiesen con el tiempo, los ordenadores no podrían funcionar y no existirían.

Pero no existirían por otros motivos:

1) No habría teléfonos móviles

2) No habría ni radio ni televisión y los satélites no nos servirían de nada y no existirían.

3) No habría internet.

4) No habría electricidad y por tanto ni lavadoras, ni neveras, ni coches, ni "ELECTRO-domésticos".

5) No sabríamos nada de electromagnetismo, ni de campos magnéticos, ni de resonancia, ni de efecto doppler.

6) No sabríamos nada de la luz y su propagación, ni de mecánica cuántica, ni de electrones, ni de física nuclear.

Si las matemáticas y el tiempo se "llevasen mal a veces", estaríamos igual poco más o menos que en la época de Napoleón, como en 1808.

Quizás podría haber máquinas de vapor y algunas industrias y tecnologías de la época industrial o preindustrial, pero básicamente estaríamos como en la época de Napoléon.

La electricidad alterna es una función de onda.

Las telecomunicaciones se basan en ondas de radio.

Una ingente cantidad de información del universo la conocemos por los espectros electromagnéticos.

Incluso elementos químicos de la tabla periódica fueron descubiertos antes fuera de la tierra gracias a los espectros electromagnéticos que se obtienen de estrellas y planetas remotos, como el Helio sin ir más lejos:

http://es.wikipedia.org/wiki/Helio

Toda onda está definida por su frecuencia, que no es otra cosa que "ciclos por segundo".

Las matemáticas se llevan perfectamente bien con el tiempo, y también la física.

Ocurre que los cerebros de las personas son los que no "entienden" bien los problemas y los que "equivocan" la forma de resolverlos.

Porque Trece tú hablas de los ciclos y dices que si la astrología y los ciclos y........

¿Qué es un ciclo Trece?

Un ciclo es una circunferencia.

Por eso los humanos antes que la rueda descubrieron la circunferencia. Luego el círculo, y por fin la rueda.

Un año es un ciclo.

Es el tiempo que tarda la tierra en recorrer su órbita alrededor del sol aproximadamente (sólo aproximadamente).

Un día es un ciclo.

Es el tiempo que tarda el sol en volver a situarse exactamente en el mismo punto. Que es lo mismo que decir que es lo que la tierra tarda en dar un giro sobre sí misma.

¿Cómo medimos el tiempo las personas y, por supuesto, las matemáticas?

Con ésto:

18798

¿Dónde ves el cero Trece?

Pero lo que es más intrigante aún........

Si los relojes analógicos están mal y deberían tener una hora cero, igual que hay un año cero............

¿Cómo es posible que si dan dos vueltas, las dos sin hora cero, sean capaces de medir todos los días 24 horas?

Si lo mismo que hay un año cero los relojes necesitan una hora cero.....

Los analógicos necesitan dos horas cero, la de Antes del Mediodía y la de Después del Mediodía.

Los relojes analógicos pierden una hora en cada vuelta (o la adelantan, vete a saber) porque no tienen hora cero.

Pero misteriosamente dan dos vueltas y suman 24 horas que tienen los días......

El día tiene 12 horas:

1, 2, 3, 4, 5, .......... 10, 11 y 12

La noche tiene 12 horas:

1, 2, 3, 4, 5, .......... 10, 11 y 12

Si sumamos las dos obtenemos 24 horas:

12+12=24

¿Dónde está esa hora que dura 60 minutos y que es la hora cero?

Curiosa y paradójicamente los años también tienen 12 meses (es algo que no es ni curioso ni paradójico, es simplemente tan necesario como que los días tengan 24 horas).

Los años tienen 12 meses:

1, 2, 3, 4, 5, .......... 10, 11 y 12

Dos años suman 24 meses. Tres años suman 36 meses. Cuatro años suman 48 meses......... Y así sucesivamente.....

¿Dónde está el mes cero?

¿Por qué los años necesitan para empezar a contar un año cero y los meses no lo necesitan?

Un niño que tiene un año tiene 12 meses "desde el día que asomó la cabecita al mundo".

Un niño que tiene dos años tiene 24 meses "desde el día que asomó la cabecita al mundo".

¿Porqué hace falta un año cero para los años y no hace falta un mes cero para los meses?

Trece, los antiguos conocían perfectamente el cero y sabían perfectamente que no se empieza a contar en cero sino en UNO.

Pitágoras sabía perfectamente que si un triángulo tiene un lado de longitud cero, no hay triángulo. Habrá dos segmentos, pero no un triángulo si uno de sus lados es cero.

Euclides sabía perfectamente que el cero no es un segmento, una unidad que tiene medida. El cero es un punto y el cero no puede contarse ni medirse.

Todo el mundo en la antigüedad sabía lo que es el cero.

Todo el mundo sabía lo que era un año aunque no supiesen o pudiesen hacerle una foto a la tierra mientras gira alrededor del sol.

Por eso muchas gentes en la antigüedad sabían lo que es un "Gran Año" o "Año Platónico" o lo que tú llamas año galáctico.

Ese ciclo de 26.000 años aproximadamente es el tiempo en que el eje de la tierra describe un cono que llamamos "precesión de los equinoccios".

No es algo inventado por la astrología.

La astrología no inventó el año, ni las horas, ni los ciclos.

Los ciclos son cuestiones matemáticas, de mecánica celeste y las personas los pueden "descubrir" e incluso medirlos.

¿Como puede alguien pensar que los Griegos o los romanos no conocían el cero?

Es hoy en día, con la cultura y la educación, cuando las gentes "piensan" que las matemáticas no entienden el cero o el tiempo.

Es una creencia popular.

Les ocurre a las creencias populares que nadie piensa, para eso sirven, para no pensar. Es como aprender de memoria las tablas de multiplicar. Si te las sabes de memoria, no hay que pensar.

Por eso Trece dices ésto:


El año cero es una referencia, un punto de partida una “Tabla Redonda”, basada en circunstancias cósmicas y su reflejo en la historia.

De las circunstancias cósmicas yo no sé nada. Y menos aún de su reflejo en nada de la historia ni de las personas.

Pero claramente tienes el concepto de que el cero es "una referencia" y también que es "el PUNTO de partida".

Después alguien te metió en la cabeza que los puntos tienen medida, que hay puntos del tamaño de kilómetros o que hay puntos que pueden durar un año.

El origen, el punto, no tienen "cantidad", no tienen "magnitud", no tienen "medida".

Por eso no hay un año cero ni una hora cero, sino un instante cero, un punto cero.

ricegipto
06-09-2010, 03:28 PM
El tiempo, eso que es tan abstracto y difícil de explicar pero que existe, es algo mesurable, gracias precisamente a ese sol al cual tú quieres ofrecer no se que siniestras cosas, pero la cosa cambia cuando los conceptos de mesurar ese tiempo son diferentes en según que lugares. Y es mas que evidente, a pesar de todas las formulas matemáticas, dibujitos , esquemas y demás, que quieras esgrimir, que no siempre tiempo y matemáticas van de la mano.

Desierodorado, céntrate que no te das cuenta de lo que dices... o de lo que piensas, no lo sé.

Perdón si te he ofendido. No soy ningún lumbreras. Es que hay gentes que tenéis los conceptos equivocados. No hay mas que leerte.

No hay que ser un lumbreras para contar cosas, como los metros, o los comensales de una cena.

De lumbreras nada, sólo hay que tener dedos.

Verás, no te das cuenta en lo que escribes de lo que dices.

Yo creo que porque no lo piensas.

Lee bien lo que dices:

Matematicas y tiempo a veces no casan bien. Cuando uno nace, en nuestra civilización, nace sin años es decir 0 años, cumple su primer año de vida es decir tiene 1 año, un año despues del alubramiento. O sea que ese año es un año por llamarle de alguna manera. En otras civilizaciones, no recuerdo cual, cuando una persona nace le cuentan nueve meses es decir que cuando han transcurrido tres meses del n acimiento cumle un año de vida....eso siempre y cuando no sea sietemesino claro.

1) La duración de un año no se establece por el nacimiento de personas. La duración de un año y la cuenta de años se hace para todo tipo de cosas, como calcular los intereses de la hipoteca, o lo que suben o bajan los salarios, o lo que se deprecia mi coche o mi ordenador.

Para que no te líes piensa en los aniversarios.

Por ejemplo piensa cuando se cumplió el décimo aniversario de la batalla de Normandía.

Piensa cuando se cumplió el octavo aniversario de la creación del índice DownJones.

Piensa cuando se cumplió el 30 aniversario de la llegada al trono de la reina de Inglaterra.

Piensa cuando tu coche o tu ordenador cumplió su tercer aniversario en tu poder.

¿A que no hay nueve meses de diferencia entre que se "concibió" una batalla, una entronización o se compró un PC y el momento en que "dieron a luz"?

2) Lo que depende de las culturas, lo que es abstracto en tu ejemplo, es cuando se considera que una persona es persona y se empieza entonces a contar sus años.

Tu no lo tienes claro, pero yo vivo en una cultura en la que se considera que se es persona desde el instante de la concepción: la católica.

Ocurre que la religión tiene poca mano ya en la vida cotidiana de las personas en mi cultura y son las leyes y los códigos civiles los que dicen cuando se considera persona a un neonato.

Mira Desierodorado, la definición de lo que es persona, o no lo es, y desde cuando una persona es persona, depende de las culturas y de las religiones y de los idiomas.

Las matemáticas no se ocupan de los conceptos, de definir las cosas que usa el cerebro humano.

El objeto de las matemáticas son las cantidades de esos conceptos.

No hace tanto tiempo en muchas democracias occidentales las mujeres no eran personas. No tenían derecho a votar en los comicios electorales.

A las mujeres no se las consideraba personas, pero las matemáticas cuentan perfectamente personas.

No son las matemáticas las que dicen lo que es una persona o las que dicen cuando se considera que una persona es persona.

Las matemáticas cuentan personas.

Son las ideas, los cerebros de las personas las que definen los conceptos y las que hacen que las cosas sean "abstractas".

Pero a la hora ce contar o medir.......... Sólo hay una forma de hacerlo, la que indican las matemáticas. La que indican nuestros dedos de las manos.

¿Pero como se te ocurre que el tiempo es algo abstracto?

Creo que quieres decir "subjetivo", porque de abstracto nada de nada.

Mira, yo te digo algo que sí que es abstracto: el dinero.

El dinero es lo mas abstracto que se pueda nadie imaginar.

Para que haya dinero y además sirva de algo, tiene que haber primero un país que acuñe, luego ese país tiene que ser una potencia económica aceptada por los demás de la tierra. Posteriormente debe haber un mercado estable en el que las cosas cuesten cosas razonables y no debe haber especuladores que ganen dinero simplemente haciendo transacciones.

Busca en internet hiperinflación, y el caso de Alemania en la década de los 20 del siglo pasado y alucina con lo abstracto que es el dinero. Por ejemplo aquí:

http://www.eumed.net/cursecon/13/hiperinflacion.htm

Mira:

"Para hacernos una idea del significado de esa cifra [de hiperinflación] piénsese que el dinero suficiente para adquirir todas las viviendas del término municipal de Málaga no bastaría un par de años después para pagar una ración de boquerones."

El dinero es lo mas abstracto que nadie se pueda imaginar........

¿Pero a que nada impide contar billetes o monedas?

Desierodorado, en este hilo estoy hablando de contar años, y digo que contar es lo mismo tanto para los años como para las peras.

Luego tú puedes divagar entre si las peras limoneras son peras de verdad y se deben contar como peras o son más bien una "repera" y se deben contar como cosas distintas de peras.

Pero el proceso de contar no tiene que ver con lo que se cuenta.

El tiempo no es abstracto, por favor.

Las poesías o los cuadros pueden ser abstractas, pero el tiempo no lo es para nada.

Las poesías, los cuadros, las novelas, las opiniones, las religiones, la política no son objeto de las matemáticas sino ejercicio intelectual.

Por eso están fuera de lo que las matemáticas, la ciencia o la física "miden" o "cuantifican".

Una misma poesía le parece a una persona una maravilla y a otra un esperpento. Una misma opinión le parece a una persona plausible y a otra deleznable.

Pero sí podemos "contar" las poesía de un libro, o los versos de una poesía.

Y lo que es más importante, las sílabas de los versos para que la métrica sea la correcta.

Porque una cosa sumamente importante en la poesía es el ritmo, lo mismo que en la música.

Y el ritmo es tiempo.

Algo es rítmico cuando se repite a intervalos iguales de tiempo.

No sólo para componer música.

Los segundos son ritmo, las horas son ritmo, los días son ritmo y los años son ritmo.

Lo rítmico es lo cíclico y es lo que permite medir el tiempo.

El tiempo puede ser subjetivo.

Cuando alguien está de fiesta un día se le pasa en un suspiro.

Cuando alguien está en el dentista 15 minutos parecen un siglo.

Pero un día dura un día.

El tiempo es el único concepto, casi, que es universal para toda la humanidad, sea de la cultura que sea, la religión que sea o el sexo que sea.

No hay nada tan concreto y definible e invariable como el tiempo.

Si el tiempo fuese abstracto, ficticio o dependiente de las culturas ¿qué sentido tendrían las competiciones deportivas?

De qué serviría que se hiciesen carreras, de atletismo o de ingenios artificiales, si el tiempo que emplea cada competidor fuese relativo a su cultura, o sus planteamientos políticos o morales.

Lo que es el alma o lo que es una persona y el instante en que una persona tiene alma o la pierde, todo eso no es objeto de las matemáticas y no se usa el tiempo y la medición del tiempo para esas cosas.

Si el tiempo fuese abstracto o ficticio o dependiente de las culturas....

¿Qué sentido tendría hablar de historia?

Los foros como este no tendrían sentido porque la historia tampoco lo tendría.

¿Que sentido tiene decir que la dinastía X de Egipto fue anterior a la XVIII si el tiempo fuese algo subjetivo, ficticio o que en Francia no es lo mismo que en China?

No se puede hacer ni escribir de historia si no se puede medir el tiempo y contar años.

Eso que dices de "un año por llamarlo algo" es algo completamente ridículo que no tiene sentido.

Las matemáticas no se ocupan de los aspectos cualitativos de las cosas, como las personas, sino del cuantitativo, del número de personas.

Lo que se está tratando en este hilo es que en matemáticas no existe la unidad cero, ni con años, ni con metros, ni con perros.

A eso se limita el hilo y no a lo que las culturas definen como alma o persona.

El concepto de alma o el de persona no están presentes cuando decimos que hace 100 años que ocurrió una batalla, o se fundó un país, o se publicó una novela, o se concretó un tratado.

La historia requiere de forma indefectible de contar años.

A eso se refiere este hilo.

Ocurre con la tremenda majadería del año cero que nadie puede saber ni en qué año estamos ni tampoco en qué año del pasado se produjo un hecho histórico.

Eso es lo que se trata en este hilo y como el Antiguo Egipto es un período de la historia de la humanidad, por eso se trata en un foro de historia este tema.

¿Por qué no podemos saber en que año estamos o en que año del pasado ocurrieron los hechos históricos por culpa de la majadería supina del año cero?

Eso es algo que seguramente mucha gente no tiene muy claro y que requiere una pequeña explicación.

ricegipto
06-09-2010, 04:18 PM
El año cero no es mas que una creencia popular.

Ni las matemáticas ni las ciencias sustentan la idea de que existan unidades cero.

El año cero es como los unicornios.

Todo el mundo reconoce un unicornio cuando lo ve, ya sea en el cine, en los dibujos y cuadros, o en las páginas de libros.

Pero los unicornios no existen y nadie sale a cazar unicornios ni espera encontrarlos por el campo.

Sin embargo con el año cero ocurre lo contrario.

Es creencia popular que sí que hay un año cero y que resulta que cuando se dice que a partir de un momento determinado comienza algo, sea lo que sea, hay que comenzar contando:

CERO
UNO
DOS
........

Por extensión lo mismo se cree que pasa con los metros y con los billetes de 20 euros...........

El año cero tiene un problema de gran "enjundia" cuando se trata de historia.

El problema está en que las fechas históricas son todas ficticias.

Todas es todas, las de hace 10.000 años o las de hace dos años.

Por algún motivo que no alcanzo a comprender llegó a creerse que personas de la antigüedad habían olvidado contar un año cero.

Olvidaron contar un unicornio.

No sé en qué momento de la historia se produjo este tremendo desatino, pero es un hecho que unos historiadores refieren fechas teniéndolo en cuenta y otros no, con lo que las fechas son todas "relativas".

El problema del año cero está, según parece, en que en la antigüedad se empezó a contar el año en que nació Jesucristo como

AÑO I.

No puede ser de otro modo, pero por algún motivo alguien, que no tenía ni idea de matemáticas, pensó que debería haber sido:

AÑO 0.

La cuenta de los antiguos, incultos ellos, era:

-3, -2, -1, 1, 2, 3

Y la cuenta corregida debería ser:

-3, -2, -1, 0, 1, 2

Claro, esto tiene un problema tremendo.

Resulta que todas las fechas históricas "de verdad", no las de la arqueología, sino las que están por escrito en legajos, documentos, tratados, novelas...... las fechas de períodos modernos como la Baja Edad Media o más recientes, ya estaban fijadas y era imposible ponerse a cambiarlas todas.

Colón descubrió América en 1492 por la fecha "sin año 0" y la fecha correcta sería 1491, lo mismo pasaría con la fecha del Tratado de Tordesillas o la de la muerte de Cervantes, de Shakespeare, o de nacimiento de Copérnico o de Newton o........

La tarea de cambiar, de corregir, todas las fechas, era ingente y no se podía ni plantear.

Así que para poder solventar esto se recurrió a hacer una trampa.

Las fechas modernas no había forma de corregirlas, pero las antiguas estaban sin escribir siquiera, sin ponerlas en la Historia de la humanidad ni en libros de historias (la historia de los egipcios, la de los hititas, la de los persas, la de los chinos, la de los toltecas.....).

Así que se recurre al subterfugio de no corregir las fechas como todo el mundo cree que debería hacerse, diciendo que Cristo nació en el:

AÑO 0.

Lo que se hace es mantener el error en la fecha de nacimiento de Cristo, mantener que nació en el ANO I, y que el año anterior a nacer Cristo es el:

AÑO 0.

De este modo las fechas posteriores a nacer Cristo están tan mal como se suponía que estaban antes de "descubrir el AÑO 0".

Las fechas de antes de nacer Cristo están todas "manipuladas", ajustadas por un año que se ha insertado llamándolo AÑO 0.

Bien, el año cero no existe ni es necesario para contar años, pero nadie sabe en realidad, cuando algún historiador da una fecha, si se refiere a cronologías sin AÑO 0 o a cronologías con AÑO 0.

Peor aún.

Cuando alguien dice que se tiene en cuenta en sus cálculos históricos, en sus cronologías, el AÑO 0......

Nadie sabe si ha corregido el AÑO 0 en la fecha de nacimiento de Cristo o bien en el año anterior a nacer Cristo.

Así que cuando se ven cronologías en libros de historia, siempre está la duda de si han considerado un AÑO 0 o no y, de haberlo considerado, a quien afecta, si a las fechas que usamos hoy en día, o a las fechas del pasado.

Todo por la tremenda tontería de ponerse a contar arrancando en CERO.

Es algo que jamás se le ocurriría a ninguna persona si le dicen que cuente sus amigos, sus monedas del monedero o sus dedos de la mano.

Pero como hoy en día los conocimientos de la gente son muchos más extensos que los de las personas de la antigüedad, todos piensan que las personas de la antigüedad eran medio lelas, ignorantes completos.

Lo que ocurre es lo contrario.

En la actualidad las personas tenemos a nuestro alcance y en nuestro cerebro muchos más conocimientos que las personas de la antigüedad, pero eso no significa que comprendamos esos conocimientos.

Las personas de la actualidad saben todas que la tierra gira alrededor del sol y en un medio que llamamos el vacío.

Pero eso no implica que comprendamos lo que eso significa.

Dicho de un modo mas sencillo.

Todo el mundo sabe multiplicar y todo el mundo multiplica sin problemas..... ¿Pero sabemos lo que es multiplicar?

Multiplicar es lo mismo que sumar.

Cuando aprendemos las tablas de multiplicar en los coles somos muy pequeñitos. El interés de los maestros está en que hagamos multiplicaciones de forma automática, igual que hablamos, pero lo que es multiplicar igual a mucha gente se le escapa porque nadie lo explica, es obligación de cada uno entenderlo cuando se hace mayor.

Multiplicar dos números consiste en sumar uno las veces que indica el otro.

Si cogemos la tabla del siete:

7X3=21

Eso quiere decir que si sumamos el 7 tres veces, nos da la suma por los dedos 21:

7+7+7=21

¿que le pasa a los números que se multiplican por cero?

El cero en matemáticas es la nada.

Cero es decir que no hay unidades.

Cuando a cualquier número le sumamos el cero, se obtiene el mismo número:

7+0=7

Cuando multiplicamos cualquier número por cero, da cero:

7*0=0

Porque el cero es la nada. Multiplicar 7 por cero es lo mismo que decir:

Si sumamos 7 cero veces, si no sumamos siete, no podemos obtener nada.

7x3=21

Siete sumado tres veces es veintiuno.

7*0=0

Siete sumado cero veces es cero.

El cero no es una unidad y no hay unidades cero y las matemáticas nunca jamás han necesitado empezar en cero para medir o para contar.

El año cero es una creencia popular y ni existe ni se debe contar.

ricegipto
06-09-2010, 11:06 PM
Desierodorado: Que no.

Que te estás limitando a la cuenta de los años de las personas.

Que el tiempo se usa para multitud de cosas que no son los años de las personas.

En realidad para lo que menos usamos el tiempo es para decir los años de las personas.

Que la historia tiene muchísimas fechas de construcción de obras arquitectónicas, de batallas, de reinados, de aparición de libros o de documentos que nada tienen que ver con como se cuentan los años de personas.

Lo que comentas es un caso particular de cuenta de años porque las personas no somos cosas artificiales.

Que cuando cursas unos estudios o realizas un trabajo cuentas el tiempo desde el instante en que empiezas ese curso o trabajo no se tiene en cuenta nada más.

El caso que cuentas de China creo que lo conocemos todos aquí en España.

Yo al menos conocí varios casos en mi infancia. Sin ir mas lejos en uno de mis hermanos.

Supongo que sabes que en España llamamos "quintos" a los que han nacido en el mismo año.

Bien, ocurre que hay quintos de enero y quintos de diciembre.

Un quinto de enero es en realidad casi un año mayor que un quinto de diciembre.

Hay casos en los que por una semanita no se cumple que uno es mayor que otro en un año.

Cuando somos adultos, en la universidad mismamente, esa diferencia es imperceptible.

Incluso diferencias de varios años pueden ser imperceptibles.

Pero en los primeros años del cole, después de la guardería, ya en el cole, lo que antes era primero, segundo, tercero..... u octavo de EGB, esa diferencia de un año es muy grande y muchas veces se nota.

En los casos en los que los estudios y las capacidades intelectuales de los estudiantes eran adecuadas, los quintos de diciembre permanecían en el mismo curso que los quintos de enero.

En estos casos, por edad, los quintos de diciembre van un año adelantados.

Todo el curso tienen un año menos que sus compañeros.

Cuando a algún niño le costaban más los estudios y casualmente era un quinto de diciembre, fácilmente se recomendaba que repitiese un curso.

Van un año por detrás de sus compañeros en edad y siempre parecen, no los peques de la clase, sino los tontos, los que retrasan a los demás.

Yo lo conocí en varias ocasiones y también conocí unos cuantos casos en los que compañeros míos de clase tenían un año menos que yo, cuando en realidad éramos quintos.

Vamos, que lo que cuentas de los chinos es algo normal y que pasa con las personas cuando tenemos edades muy cortas.

Luego, con los años, estas diferencias son imperceptibles y no tienen relevancia.

Pero a cortas edades plantean algunos problemas.

Como el síndrome del niño tonto o retrasado.

Tiene un nombre similar, no sé exactamente cual.

En este caso lo que ocurre es que un niño tiene un desarrollo físico superior al resto de niños que son sus quintos.

Parece el niño dos o más años mas mayor que sus compis simplemente por su elevada estatura o su corpulencia, y como su comportamiento es como el de sus quintos, siempre parece que está retrasado intelectualmente, cuando no es así.

Vamos, que no es esto lo que ocurre con la historia y con el cómputo del tiempo, Desierodorado.

Que estas cosas pasan con personas, no con el cómputo del tiempo.

Trece
06-12-2010, 09:29 PM
18798

¿Dónde ves el cero Trece?




En el circulo con las doce horas, apóstoles, tribus, los doce trabajos de Hercules, etc. etc. etc....

Imagen: Manuscrito del siglo XI. Biblioteca Nacional de París.
http://opusprima.files.wordpress.com/2009/02/zodiaco-cristo-siglo-xi-biblioteca-de-paris.jpg



Cita:

Cristo centro del zodiaco
14 Febrero 2009 por Joan Figuerola

Suele pasar desapercibido a la vista la presencia del signo zodiacal en los templos de muchas Iglesias o monasterios. Bien entendido el zodiaco es una disposición de la energía divina que atiende al movimiento estelar – pulso cósmico – y que influye en la realidad del ser humano. El zodiaco no deja de ser una manifestación divina – macrocosmos – que implica un orden y una jerarquía que el hombre – microcosmos – debe conocer para emular. Esta realidad no era desconocida para el hombre antiguo que configuró las ciudades a imagen del esquema zodiacal – mandala – (René Guénon, El zodiaco y los puntos cardinales”, en Símbolos fundamentales de la ciencia sagrada. Buenos Aires, 1988).

El hombre busca la simbiosis entre la realidad macrocósmica – indicada por el zodiaco – y la microcósmica – representada por la ciudad –. La adecuación de estas dos realidades – divina y profana – se refleja en las Iglesias que intentan ser reflejo de esta visión trascendente. De este modo apreciaremos que la presencia del zodiaco en nuestros templos – Catedral de Magdalena de Vezalay – no es producto del azar ni de la superstición, sino que tiene sentido pleno en cuanto que el lugar sagrado o casa de Dios es una fidelísima representación del cosmos, de la Jerusalén celestial.


Cristo ocupa el centro en el zodiaco hecho que indica que Él es el año – litúrgico – y que los doce signos – los Apóstoles – son los meses. Esta ordenación jerárquica no es banal, sino que refleja que el Señor rige la existencia. El número 12 goza de una profunda simbología en el cristianismo; la cábala numérica muestra que esta cifra es expresión unitiva de la tríada y el cuaternario, otras dos cifras muy presentes en la Sagrada Escritura – tres fueron las Marías que ocuparon un lugar principal en la vida del Mesías, tres los Reyes Magos, el propio Salvador vivió treinta y tres años, que resucitó al tercer día y tres son las personas de la Santísima Trinidad, misterio fundamental del cristianismo; por su parte, el cuatro se halla signado en la cruz, en el Tetramorfos, cuatro son los Evangelios y el cuatro es la base – puntos cardinales – sobre la que se alzaban los templos en la antigüedad –. El doce es el símbolo de las tribus de Israel y de los Apóstoles. Cada uno de ellos representa una energía cósmica – un signo del zodiaco – que viene a ser una manifestación parcial de Dios (Jean Daniélou, Los símbolos cristianos primitivos. Bilbao, 1993).


El empleo del zodiaco en las Iglesias o monasterios se remonta ya a los primeros siglos del cristianismo, aunque esta misma iconografía ya se encuentra en templos de religiones anteriores representando a divinidades como Mitra y Fanes, que también aparecen en el centro enmarcando la rueda del tiempo rodeados por los signos zodiacales (André Grabar, Los orígenes de la estética medieval, 2007). La presencia del zodiaco en los templos cristianos suele encontrarse en la puerta, pues es símbolo e imagen de la Puerta del cielo – que es Cristo mismo –.

Trece
06-12-2010, 09:43 PM
Otra repesentacion de lo mismo. En este caso es el Dios Fanes, fíjate en el leon con forma de sol sobre el plexo solar, (valga la redundancia...) indica una era, sencillamente.

http://arssecreta.com/wp-content/uploads/2008/12/fanesalta.jpg


El documental Zeigeist (Parte 1) en su primera sección trata sobre todo este asunto.


Saludos.

Trece
06-12-2010, 09:50 PM
Cita:

En la mitología griega Fanes (en griego antiguo Φανης Phanês, ‘luz’) es un dios nacido del huevo cósmico que dividieron Chronos y Ananké, y la deidad primigenia de la procreación y la generación de nueva vida. Con frecuencia se le equipara al más antiguo Eros, que servía la misma función en la Teogonía de Hesíodo. También recibía los nombres de Ericapeo, Metis y Protogono.

Fanes era el gobernante de los dioses, y cedió el cetro de su reinado a Nix, su única hija (según la tradición órfica), quien a su vez lo dio a su hijo Urano. El cetro le fue arrebatado por la fuerza por su hijo Crono, quien a su vez lo perdió a favor de Zeus, el gobernante final del universo. Se dice que Zeus devoró a Fanes para apoderarse de su poder primigenio sobre toda la creación y repartirlo entre una nueva generación de dioses: los Olímpicos.

Se ha equiparado a Fanes con el nacimiento de la luz cósmica, y a veces con la propia consciencia primordial surgiendo del amanecer de los tiempos. También se equipara con Mitras.

Trece
06-12-2010, 10:01 PM
Por cierto ya sabes que de Crono o Cronos, proviene la palabra cronómetro.


En fin, cosas sobre las que pensar y que son eternas, dignas de los Dioses, las Diosas y Dios/a, no de los seres humanos, nosotros solo podemos canalizar e inspirarnos.
De ahí, parten los verdaderos actos de creación.



Cordialmente Rice.