PDA

View Full Version : Los escritos Coptos


MERESANJ
07-12-2004, 02:18 PM
Saludos amigos:


Creo que el tema de los textos coptos y de la relación existente entre Egipto y el cristianismo interesa a muchos compañeros, lo cierto es que tiene mucha miga.

El idioma copto fué la última fase de la lengua egipcia, se valió del alfabeto griego y de otros seis signos demóticos para su redacción.Los conocimientos que el brillante Champollión tenía sobre el lenguaje copto le ayudaron a descifrar la Piedra Roseta.La gran mayoría de textos posteriores a la época faraónica están escritos en copto, ya que fué la lengua utilizada por la comunidad cristiana desde el siglo II de nuestra Era sobre todo para traducir los textos griegos de las Sagradas Escrituras.Uno de los factores que más influyó en el desarrollo de los textos en copto fué el monaquismo.Así San Pacomio y San Antonio, también conocidos como los "Padres del Desierto", escribieron en copto.
También se escribieron en lengua copta textos gnósticos.El gnosticismo, para el que no lo conozca, era una corriente religioso-filosófica que nació en el Siglo I de nuestra Era y que influyó mucho en el judaísmo y en el cristianismo.En el año 1945, unos campesinos descubrieron en Nag Hammadi unas jarras que contenían más de 1.100 textos, eran traducciones al copto de algunos textos griegos gnósticos de los siglos II Y III,la mayoría estaba en dialecto sahídico (dialecto copto originario de la zona de Tebas, sucesor a su vez del ajmímico y que a partir del año 400 fué utilizado en el Alto Egipto, donde también se hablaba el dialecto Asiut) y uno de ellos en subahídico.No estaría de más destacar, ya que ha surgido el tema de los dialectos, que existía además el Bohaídico, propio de Alejandría y Menfis y que curiosamente ha sobrevivido hasta nuestros días gracias a que aún se utiliza en la liturgia...Entre estos textos se encuentran el "Evangelio apócrifo de Juan" (uno de los textos coptos más importantes del mundo que habla a cerca de la tríada formada por el padre, la madre y el hijo) y el "Evangelio de Tomás", que también pasa por ser uno de los más relevantes, su redacción se remontaría a los inicios del cristianismo.

El idioma copo se utilizó mucho como lengua epistolar, de hecho los antiguos Padres de la Iglesia redactaban sus cartas a los monasterios en este idioma.Incluso San Atanasio, figura destacada del cristianismo egipcio por excelencia, redactó alguna de sus homilías en copto.En tiempos del Emperador romano Diocleciano, una vez terminadas las persecuciones contra los cristianos, los monasterios redactaban sus leyes y los Textos Litúrgicos en este mismo idioma, de esta forma nació la literatura copta, de la que forman parte las Sagradas Escrituras y las "Vidas de los Santos", algunos otros textos eran comentarios a cerca de los Evangelios o sermones anti-paganos.Esta especialidad literaria cesó junto con la invasión árabe del Siglo VII, y el copto se limitó al ámbito religioso, se retomó la persecución contra el cristianismo y poco a poco se abandonó el copto como lengua hablada.El Siglo XIX supuso una revitalización para esta lengua gracias al impulso provocado por el patriarca de Alejandría Cirilo IV.

El copto también dejó huella en la arquitectura, y hoy en día podemos ver inscripciones en esta lengua en algunos elementos arquitectónicos.Os adjunto esta imagen, en la que observamos una escena cuyo centro es la Virgen María y el Niño rodeados por los apóstoles.Encima de la cabeza de todos ellos aparece su nombre escrito en copto.Primero os adjunto la completa y después una ampliada...

MERESANJ
07-12-2004, 02:32 PM
Aquí vá esa ampliación, a ver qué tal sale...

Celso Vernon
08-31-2006, 02:24 PM
Hace dos años que Meresanj abrió este tema, lo subo porque me da la gana y también porque me resulta interesante dado lo que hay...

Saludos...

Celso Vernon
08-31-2006, 02:38 PM
Hablando de religión, el término "copto" designa a los cristianos de Egipto, pertenecientes a la iglesia copta. Ésta tiene dos ramas, una católica, minoritaria, y otra ortodoxa, mayoritaria.

http://www.proel.org/mundo/copto.htm...

http://www.liceus.com/cgi-bin/aco/ar/03/...

http://es.wikipedia.org/wiki/copto...

Celso Vernon
08-31-2006, 02:44 PM
El término copto se presta a confusión en cuanto a su significado. Tradicionalmente se le ha dado un sentido étnico-religioso, identificando con esta expresión a los cristianos egipcios y la cultura desarrollada por estos, pero hay que recurrir a la etimología de la palabra para asignarla un significado más preciso.

Los griegos, que se establecieron en algunas ciudades egipcias a partir de los siglos VII-VIII a.C., llamaron a este territorio Aiguptios o Aiguptoi, vocablo que proviene del nombre del prestigioso templo que en Memfis se erigió en honor del dios Ptah, creador del mundo, llamado Het-ka-Ptah.

Con el tiempo este término sufrió alteraciones. El diptongo ai se convirtió en una e y la u pasó a ser una i o una o, transformándose la palabra en Egiptioi o Egoptioi. Cuando Egipto fue conquistado por los árabes, estos denominaron al territorio y a sus habitantes con el término *Qbt o *Qft en la forma escrita, reduciendo el vocablo a sus radicales consonánticas. La escritura transformó el lenguaje oral y la vocal inicial del vocablo, de origen griego, terminó por desaparecer, dando origen a la nueva palabra pronunciada copto, que designaba a los pobladores autóctonos del Valle del Nilo.

Por tanto, fueron los coptos la población nativa egipcia, sirviendo el término para diferenciar a este pueblo milenario de los pobladores de origen griego, judío, romano, árabe y demás grupos que se establecieron en el territorio en diferentes épocas.

A mediados del siglo VII, cuando Egipto fue conquistado por los musulmanes (641 d.C.), la mayoría de la población egipcia era cristiana, persistiendo únicamente algunos islotes aislados de paganismo y, por esa razón, los árabes identificaron a los coptos con los cristianos egipcios, adquiriendo el término un significado étnico-religioso. A partir de ese momento copto y cristiano de Egipto se convirtieron en sinónimos, sirviendo para diferenciar, hasta la actualidad, a esta minoría del resto de la población egipcia, de religión musulmana. Por eso, cuando a partir de los siglos XVII y XVIII se empezaron a estudiar en Europa los manuscritos y libros litúrgicos en lengua copta, se asimilaron el significado étnico y religioso, considerándose coptas todas las manifestaciones culturales desarrolladas por la población cristiana, y excluyendo de su ámbito cultural las realizadas por el resto de la población, de diferente origen y religión.

La convivencia entre los coptos y los otros grupos de población que se fueron asentando en el territorio, permitió que se desarrollase una cultura diferente de la faraónica y de las foráneas aportadas por los otros grupos, pero que tomó elementos de todas ellas adaptándolos a su propia idiosincrasia.

El punto de partida de la época copta, en la que el pueblo egipcio se fue liberando de la cultura oficial faraónica, se puede fijar en el período helenístico, a partir del siglo II a.C., momento en que se fue gestando la lengua copta, elemento unificador de esta civilización que asoció el lenguaje de sus ancestros a la más dinámica lengua griega, adoptando su alfabeto. En esta época se generó entre las clases populares un proceso de sincretismo greco-egipcio manifestado en los aspectos culturales y religiosos. La religión egipcia incluyó en su panteón muchas de las deidades griegas, y las formas artísticas sufrieron una fuerte influencia del estilo y la iconografía del Arte Helenístico.

El período más creativo de la cultura copta se desarrolló entre los siglos III y VII d.C.. Desde mediados del siglo VII los coptos continuaron ejecutando todo tipo de actividades al servicio de los musulmanes, pero, con el paso del tiempo, su integración en la nueva cultura hizo que fuesen olvidando sus tradiciones culturales diferenciadoras. En el siglo XIII d.C. la cultura copta se había fundido con la musulmana, sometiéndose al gusto oficial. El árabe fue declarado lengua oficial desde el siglo VIII -desde el año 706 se usaba oficialmente para las transacciones comerciales-, limitándose el uso de la lengua copta para las ceremonias litúrgicas, gracias a lo cual ha perdurado hasta la actualidad; aunque en algunos núcleos más alejados del Alto Egipto su población aún hablaba el copto en el siglo XIX, e igualmente se preservó entre algunas familias de intelectuales.

Por tanto, aunque el término copto nació con un significado étnico, adquirió tras la conversión masiva del pueblo egipcio al cristianismo un sentido étnico-religioso, adoptando un significado religioso cuando se refiere exclusivamente a la liturgia de los cristianos egipcios.

Cuando en el año 525 a.C. el rey persa Cambises se apoderó de Egipto, comenzó un largo período, a partir del cual, el territorio se vió sometido de forma continua a dominaciones extranjeras, sucediéndose épocas de mayor o menor presión en función del poder detentado por los invasores en el ámbito internacional.

En el año 332 a.C. Egipto fue conquistado por Alejandro Magno, accediendo Grecia, de este modo, al poder político de un territorio en el que se había asentado, por medio de colonias, en siglos anteriores. Esta conquista supuso el inicio de un proceso de degradación de lo egipcio en favor de lo griego, que fue minando y acabó destruyendo la milenaria cultura faraónica. Alejandro fue coronado faraón y a su muerte, en el año 323 a.C., el gobierno del territorio egipcio pasó a manos de su general Ptolomeo, que tras vencer en la guerra de los Diádocos fundó la dinastía ptolemaica o de los Lágidas (304-30 a.C.) con capital en la nueva ciudad de Alejandría.
Bajo esta dinastía la administración mantuvo la vieja tradición egipcia, y las condiciones naturales del país hicieron de Egipto el estado más floreciente de todos los reinos helenísticos. El arte y la cultura adquirieron gran refinamiento, y Alejandría se convirtió en una de las capitales culturales más importantes del Mediterráneo.

Los primeros Ptolomeos llevaron a Egipto una época de paz y prosperidad pero, poco a poco, los vicios y asesinatos fueron minando la institución dinástica y los momentos de debilidad que se produjeron fueron aprovechados por los elementos nacionalistas para promover revueltas. Esta situación fue provocada porque cuando los griegos tomaron el poder político del país ocuparon los más altos cargos de la administración del estado, dejando los cuerpos intermedios y bajos en manos de los egipcios, lo cual incitó a algunos grupos minoritarios a rebelarse contra el poder extranjero.

La milenaria civilización egipcia cautivó a sus conquistadores, que adoptaron muchas tradiciones y ritos egipcios. Se desarrolló una cultura en la que se fundieron elementos greco-egipcios, como se puede apreciar en las manifestaciones artísticas de la época, y se produjo un sincretismo religioso fundiendo las creencias de ambos pueblos, de forma que, muchos de sus dioses, adquirieron un carácter híbrido. Fue en esta época cuando se abandonó paulatinamente la complicada escritura egipcia gestándose la lengua copta de alfabeto griego aumentado con siete signos demóticos. Las transformaciones generadas por la síntesis greco-egipcia proporcionaron el germen de la nueva cultura copta, que se desarrolló ampliamente a partir de los primeros siglos de la era cristiana.

Los últimos faraones egipcios vivieron momentos de debilidad aprovechados por Roma, que igual que extendió su influencia por toda la cuenca del Mediterráneo formando un gran Imperio, convirtió el país en escenario de las luchas por ostentar el poder. En este ambiente se sucedieron las rivalidades entre Marco Antonio y Octavio, enfrentados en la batalla de Actium (2-IX-31 a.C.) favorable al segundo, que entró victorioso en Alejandría el día 2 de Agosto del año 30 a.C.

A partir de este momento Egipto se incorporó al Imperio, convirtiéndose en un dominio imperial administrado por prefectos pertenecientes al rango ecuestre que gobernaban las tres grandes subdivisiones administrativas del país: el Delta, el Egipto Medio y la Tebaida.

Con el territorio, sus habitantes se convirtieron en propiedad del emperador -deditici-. Esta condición les privaba de participar en la administración del Estado haciendo, de ellos extranjeros dentro del Imperio. Los egipcios sólo podían acceder a desempeñar puestos de escasa categoría en pequeñas ciudades, empleándoles fundamentalmente para organizar los efectos de las crecidas del Nilo y en la planificación de los complicados sistemas de irrigación. La masa de la población se empleaba principalmente en la agricultura, la pesca y las actividades artesanales, entre las que, desde épocas muy antiguas, tenía una gran importancia la producción textil. Por su condición de deditici la población estaba sometida a cargas fiscales que revertían directamente en el emperador.

El país también estaba habitado por griegos de distinta procedencia que conservaron su lengua, su cultura y sus propios tribunales de justicia, gozando en la época romana de todos sus derechos, eran los foederati. Los griegos se habían mezclado ya en el pasado con los egipcios celebrándose matrimonios mixtos con frecuencia, pero los nuevos administradores intentaron impedir estos matrimonios para crear una barrera entre los deditici y los foederati y, cuando se celebraban, hacían pasar a los contrayentes a la condición social inferior. Pero, a pesar de estas medidas, ya se había creado una población mixta greco-egipcia muy considerable que fue configurando la cultura copta.

La administración trató de establecer una distinción entre la élite urbana helenizada que gozaba de todos sus derechos y podía acceder al control de la tierra, y la masa popular que constituía el grueso de la población rural, trabajaba para las élites y soportaba todas las cargas fiscales. La lengua copta cedió su oficialidad a favor del latín y el griego, aunque continuó siendo hablada por la mayor parte de la población.

La poderosa administración romana estaba sostenida por una fuerza militar que garantizaba el orden interno y una burocracia que protegía una jerarquía social basada en castas y privilegios, y dispensaba un trato de favor a la población helenizada de las ciudades frente a la nativa y rural.
Pero la centralización de la administración favoreció la prosperidad económica de Egipto, ya que se estimuló el comercio exterior abriéndose rutas comerciales a lugares como la India y se desarrolló un comercio activo con distintos puertos del Mediterráneo, destacando el establecido entre Alejandría y Nápoles.

En la época de los Antoninos (96-192) Egipto fue un país feliz y próspero. Sus productos -trigo, orfebrería, papel, vidrios, tejidos de lana, etc.- eran exportados por todo el Mediterráneo a cambio de estaño, vino, cerámica, caballos sirios, tejidos de seda, especias de Oriente, maderas y metales. Alejandría destacaba por su dedicación al cultivo de la Ciencia y la Filosofía, fundándose una escuela donde la especulación intelectual alcanzó altos niveles de conocimiento. Esta escuela ejerció posteriormente un papel importante en la formación de la dogmática cristiana.

La pérdida de toda autonomía en un territorio generador de una gran riqueza provocó continuas revueltas contra el poder central, sobre todo en Alejandría. Las primeras se produjeron bajo los reinados de Calígula y Claudio. Muchas, junto a motivaciones de índole social o político, tuvieron como origen motivos religiosos, siendo los judíos causantes de algunas de ellas por el gran celo con que guardaban su religión y adoraban a su Dios, lo cual les hacía arremeter contra todas las divinidades y, sobre todo, contra la nueva secta de los cristianos.

El cristianismo fue conocido muy pronto en Alejandría. Según la tradición fue predicado por San Marcos, que llegó a la ciudad el año 40 d.C. y fundó una pequeña comunidad. Pero hasta finales del siglo II no se puede hablar del establecimiento de la nueva religión como un hecho firme, existiendo ya una comunidad de cierta importancia.

Junto al cristianismo, gozaron de gran prestigio en los primeros siglos de nuestra era la mayoría de los cultos orientales, que ocasionaron continuos viajes de ciudadanos de otras partes del Imperio a Egipto y otras provincias orientales buscando el acercamiento a sus ritos de iniciación.
Egipto poseía una cultura milenaria y una religión politeísta que aún estaba arraigada fuertemente en la población. Muchos de sus dioses, por el contacto con los cultos grecorromanos y orientales, tomaron atributos de deidades extranjeras adquiriendo una naturaleza híbrida. En los primeros siglos de la nueva era había creencias y prácticas supersticiosas que contaban con gran número de adeptos. Entre éstas destacaba el culto a Dionisos, del cual se tenían por descendientes los faraones Lágidas; el culto a Orfeo; y el culto a Serapis, que se llegó a identificar con Osiris. Todos estos cultos se festejaban con ritos mistéricos que se continuaron celebrando aún cuando el cristianismo fue consolidándose como religión predominante.

La historia de Egipto se desarrolló en paralelo a la del Imperio en materia política, económica, social y religiosa. En el siglo III se produjo una crisis del poder central; los emperadores se sucedían a un ritmo precipitado, víctimas de asesinatos cometidos por sus adversarios deseosos de ostentar el poder, o muertos combatiendo con los bárbaros. El territorio egipcio permaneció bajo la jurisdicción directa del emperador, gobernado por el prefecto de Alejandría, hasta que Diocleciano (284-305) reformó las instituciones e igualó a Egipto con el resto del Imperio. Dividió el país en pequeñas provincias que a sus vez produjeron otras subdivisiones y los nomos fueron convertidos en ciudades con territorios anexos -chora-. Las provincias se pusieron bajo el gobierno de un dux que era ayudado por oficiales civiles y militares encargados de administrar justicia y recaudar los impuestos, además de representar al emperador. Esta división territorial fue respetada durante la dominación bizantina y se mantuvo en los primeros siglos después de la conquista árabe.

MERESANJ
08-31-2006, 05:06 PM
Saludos Celso:


Pues efectivamente, no poca agua ha cruzado bajo los puentes desde el día que colgué este tema...ya ni me acordaba, como tantos otros.

Es curioso que te intereses por él, dado que desde mi punto de vista este tipo de temas atraen a la inmensa minoría...y eso que en este foro los post de desciframientos jeroglíficos y gramatica para grupos triunfan cual mazapanes en Navidad.

Me ha gustado la explicación que nos presentas sobre el desarrollo y las variaciones de los diferentes vocablos, verdaderamente es cosa difícil.Creo que una de las mayores dificultades a la hora de trabajar con el copto es sin duda la gran cantidad de dialectos que posee, pero a la vez, es interesantísimo descubrir como cada una de ellos se aplica de forma distinta para cada finalidad.Básicamente, en cada uno de los dialectos lo que encontramos es una variante en las vocales, estaríamos hablando, siempre dentro de una misma palabra (como los ejemplos que tus nos has presentado) pero cuidado, porque existen además multitud de variaciones en el propio vocabulario.Teniendo pues en cuanta los seis dialectos de los cuales se conforma el copto, podemos ya puntualizarlos individualmente.

De esta forma, tenemos como en su día mencioné, el sahídico (sucesor del curiosísismo ajmímico), cuya rama principal fué la comúnmente utilizada, dados los numerosos restos escritos encontrados.Y el Boahídico, como también comenté, superviviente en su mayor parte gracias a su común utilización en las liturgias.Estos dos serían básicamente los más relevantes.

Para no extenderme demasiado, lo cual aburriría al personal interesado que hayamos podido captar, me limitaré a esto de momento, os dejo aquí una buena página con el alfabeto copto y algunos ejemplos de escritura básica, y no tan básica...

http://www.proel.org/alfabetos/copto.html