PDA

View Full Version : Zahi Hawass, aseguró hoy en México que 2008 será un año de grandes descubrimientos de


tutking
03-02-2008, 01:49 PM
Hawass, secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades de Egipto, dio hoy en el Museo de Antropología de México una conferencia magistral ante 325 personas llamada 'Nuevos descubrimientos arqueológicos en Egipto: Tutankamón y Hatshepsut', donde recordó varias anécdotas relacionadas con sus investigaciones en estas tumbas.

Del primero, aseguró que la culpa de que su momia quedara en tan mal estado fue de Howard Carter, el arqueólogo inglés que la descubrió en 1922, y recordó que su famoso pene -que durante años se pensó que fue robado- lo encontró desprendido entre la arena.

Indicó que hace tres meses volvió a esta tumba y encontró varios sellos de oro, una estatua del rey, canastos de frutas y jarros sellados que Carter ignoró, prueba de ello es que también había un periódico: 'The London Times'.

De la faraona Hatshepsut, de la que dijo es más importante que Nefertiti o Cleopatra, aseguró que realmente no se ha encontrado la momia de su padre como se creía, aunque la momia de ella sí pudo ser identificada.

Hawass, que está en México esta semana por la inauguración de la exposición 'Isis y la Serpiente Emplumada', desveló un descubrimiento 'de apenas hace tres días'.

Señaló que en el Valle de los Reyes, en el sur de Egipto, han hallado unas escaleras que parecen llevar a una nueva cueva en este valle, donde hasta ahora se habían encontrado 63, según dijo.

El arqueólogo fue más allá e indicó que es posible que se trate de la verdadera tumba de Nefertiti.

Por otra parte, indicó que la búsqueda de la tumba de Marco Antonio y Cleopatra está muy próxima a conseguir su objetivo, a unos cincuenta kilómetros al oeste de Alejandría, y aseguró que 2008 será el año del hallazgo.

El egiptólogo señaló también que este año finalmente va a entrar un robot nuevo en el interior de las pirámides de Egipto que permitirá conocer 'los secretos' que éstas guardan.

Igualmente, a preguntas de los periodistas, aseveró que 2008 permitirá conocer mucho más sobre la familia de Tutankamón, y aclarará algunos misterios sobre sus padres, hermanas y posibles hijos.

Hawass aclaró que apenas se ha descubierto el 30% de todo lo que esconde el suelo de su país sobre el Egipto faraónico, y lamentó que la mayoría haya sido descubierto por extranjeros que se llevaron los vestigios, aunque ya han vuelto a Egipto más de 5.000 piezas de museos de todo el mundo.

En la conferencia estaba presente también el ministro de Cultura de Egipto, Farouk Hosni, quien, según explicó, se presenta como candidato a director de la UNESCO en 2009.

'Esta persona va a cambiar la cultura en el mundo entero' si resulta elegido, aseguró, porque reforzará la educación y prestará mayor atención a culturas como las asiáticas o la mexicana, y pidió el apoyo de México a esta candidatura.

tutking
03-02-2008, 01:53 PM
Una inscripción en un muro de un monumento funerario cegado por los cascotes fue definitiva. El arqueólogo José Manuel Galán, con la respiración entrecortada a causa del polvo y la humedad, supo que iba a seguir el rastro de Djehuty, el dignatario que sirvió a la reina Hatsepsut, según rezaba el jeroglífico. Siete años después, ha cerrado la tumba en la necrópolis de Dra Abu el-Naga, en Luxor, y se ha despedido de Alí Faruk, su capataz. Hasta el próximo invierno, cuando se reanuden los trabajos que se han interrumpido justo ante la puerta de la cámara funeraria del servidor del faraón rey, según se hacía llamar Hatsepsut.
"Que mi recuerdo perdure sobre la tierra y mi alma pueda vivir delante del señor de la eternidad", ruega la inscripción, que describe a Djehuty como "el noble, el líder, el que dice yo soy el jefe que pone las reglas". El dignatario que vivió en torno a 1.500 años antes de Cristo fue guardián del tesoro real, controlaba a los artesanos que construían obeliscos y a los que hacían collares y amuletos.
Galán es precisamente filólogo de formación, primero en la Universidad Complutense de Madrid, luego durante seis años en la John Hopkins de Baltimore (EEUU) y finalmente en Tubinga (Alemania). Especialista en ugarítico (lengua semítica procedente del fenicio) y en acadio, ingresó en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas y tiene publicados varios libros sobre jeroglíficos y literatura egipcia, ya que es experto en cuentos antiguos. "Lo mío es leer jeroglíficos", confiesa desde Baltimore, donde disfruta en la John Hopkins de una nueva beca de investigación que ha interrumpido para excavar en Luxor durante dos meses. Cuando todo hacía suponer que sería toda una autoridad en investigaciones de biblioteca, decidió dar un giro a su currículo. "Tenía la necesidad de tener mi propio proyecto y que además sirviera a impulsar la egiptología española", explica.
En noviembre del 2000 visitó por primera vez el monumento funerario de Djehuty y de Hery a propuesta del servicio de antigüedades egipcias. Conocida ya desde los tiempos de Champollion, la tumba jamás se había excavado. "La razón es que había agujeros por donde se colaban los escombros y otros arqueó- logos se habían echado para atrás. Pero a mí me gustó el hecho de que las tumbas estuvieran decoradas con inscripciones y pensé que eran perfectas para mí. Por pura osadía no me asustaron los escombros" , afirma.
La primera campaña tuvo lugar en el 2000. El monumento funerario, que consta de varias cámaras, tuvo que apuntalarse a fondo y el equipo --que cuenta con el patrocinio de Telefónica y Caja Madrid-- tuvo que contratar a un centenar de obreros para el desescombro. Y la sensación "fue impresionante". "A través de la vida de Djehuty que se sigue en sus inscripciones biográficas se puede reconstruir la vida del Imperio Nuevo", recuerda.
Tras dos años perforando bajo el suelo, el equipo ha podido excavar un pozo funerario de ocho metros que conduce a la cámara donde --en teoría-- está la tumba del dignatario. Galán posee la prudencia del científico y no aventura nada. Pero si los escombros no han dañado la cámara y se termina a tiempo un buen sistema de ventilación, en el 2009 podría anunciarse el hallazgo de una tumba inviolada, la de Djehuty. Mientras, la cosecha anual de la investigación no es en absoluto desdeñable. En el Museo de Luxor se exhibe la Tabla del Aprendiz, que apareció en el 2004, durante la tercera campaña. Galán habla con emoción de esta especie de pizarra donde un maestro enseñaba a dibujar y a escribir el Libro de Kemit, una especie de Catón para escribas, a su alumno. La tabla contiene el primer retrato hallado de un faraón de frente y no de perfil, datado hacia el 1450 antes de Cristo.

Hasta el momento han aparecido diversos enterramientos. El último, el del guerrero Iqer, que fue enterrado con sus flechas y que data de unos 500 años antes de que viniera al mundo Djehuty. Las tumbas en Egipto fueron profusamente reutilizadas. "Y en esta tumba lo mejor que nos puede pasar es que se haya librado de los ladrones de tumbas modernos, que se lo llevan todo", precisa.

El equipo, unos 17 especialistas, se aloja en un pequeño hotel, El Marsam, tras los colosos de Memnón. La jornada de excavación se prolonga de siete de la mañana a tres de la tarde seis días a la semana. No es fácil trabajar con mascarilla o incluso con rodilleras para que las piedras no destrocen las piel. Las tardes se dedican a tareas de laboratorio o, en el caso de Galán, a escribir su diario de excavación.
Hay tiempo también para compartir una inmensa paella regada con cerveza egipcia con amigos como Alí Faruk, una institución entre las dinastías de capataces de arqueólogos en Luxor. O para asistir a la fiesta del 16° cumpleaños de Mohamed Bolbol, que ha ascendido de chico repartidor de té a extractor de escombros y que probablemente presenciará los trabajos finales de excavación y la apertura al público de la tumba del noble Djehuty, el guardián del tesoro.

Pewero
03-04-2008, 11:44 PM
Muy bien Tutking y gracias por la informacion.

Saludos

Pewero.