Editada por: Salah Selem - Amuda Jaial - Nubi
egipto.com ofertas de viajes a egipto, el cairo, aswan egipto.com
Home Foro Egiptomanía Foro antes de viajar Guía de Egipto Hoteles en Egipto Guía de Viajes
Web egipto.com   

Viajar a Egipto
  Viajes Egipto
  Guía de viajes a Egipto
  Hoteles en Egipto

vuelos a egipto
Antiguo Egipto
  El Nilo Nuevo
  Tut Ankh Amon
  Ramsés II
  Las Piramides
  Historia de Nubia
  Cuentos y Leyendas
  Descubrimientos
  Personajes de Egipto
  Egipto para niñ@s
  Historia de Egipto
  El Museo Egipcio
  Dioses de Egipto
  Akhenaton
  Monumentos
  Valles de Egipto
  Grandes Egiptólogos

encuentra las mejores ofertas de hoteles en Madrid

Jeroglíficos

Historia del Arte
  Arte Faraónico
  Arte Copto
  Arte Islamico

Más..
  Chat y Foros
  Viajes David Roberts
  Fotos de El Cairo
  Cocina Egipcia
  Música Egipcia MP3
  Tarjetas Postales
  Videos
  Museo de joyas
  Guia de hoteles
  hoteles
  #1  
Viejo 04-09-2004, 04:23 PM
Ariadna Ariadna no está en línea
Senior Member
 
Fecha de Ingreso: Apr 2004
Mensajes: 185
Wink El agua (1ª parte)

Fimosis III Mar-24-04, 06:47 PM (GMT)
"El agua"
Hola a todos. Propongo, por si alguien se anima, un foro sobre la importancia que el agua en sí, como elemento, tiene para la cultura egipcia, dadas las especiales condiciones climáticas de aquella parte del mundo. Este verano, charlando con un taxista de Luxor, al hablarle de que yo venía de un país donde si no llovía lo suficiente pasábamos serios apuros en verano, se echaba las manos a la cabeza como sin entender nada. Eso de la "sequía" era algo que ni imaginaba siquiera. A ellos nunca les falta el agua. No tienen fuentes por las calles, pero tienen tinajas de uso público, a la sombra covijadora de todo tipo de construcciones, tinajas que alguien se encarga continuamente de mantener llenas, y que están repartidísimas por cada pequeño rincón del país, por lejano que está al río.
Alrededor de los pozos los jóvenes muchachos conocen actualmente a sus futuras esposas, jovenzuelas que continuamente llevan cántaros y cántaros de agua a casa con el único y verdadero afán de dejarse ver por los mozos.
Es especialmente importante el agua en una sociedad como la egipcia, y tal vez estaría bien conocer diferentes aportaciones sobre el tema. Cabría cualquier cosa, y puede que tirásemos de hilos interesantes e impredecibles ahora.
Como principio, y con ánimo de que sirva de estímulo, se me han ocurrido, además de algunos tópicos sobre el Nilo, algunas ideas sueltas sobre el tema, que trato en el siguiente post para no desanimar con un preámbulo largo y tedioso.

Tabla de contenidos
RE: El agua, Fimosis III, Mar-24-04, (1)
RE: El agua, qwerty, Mar-24-04, (2)
RE: El agua, RA-MAESTRE, Mar-24-04, (3)
RE: El agua, Fimosis III, Mar-25-04, (4)
RE: El agua, RA-MAESTRE, Mar-25-04, (5)
RE: El agua, Fimosis III, Mar-25-04, (6)
RE: El agua, pablo, Mar-25-04, (7)
RE: El agua, Sahure, Mar-25-04, (8)
RE: El agua, Fimosis III, Mar-25-04, (9)
RE: El agua, babuino, Mar-25-04, (10)
RE: El agua, Fimosis III, Mar-25-04, (11)
RE: El agua, Fimosis III, Mar-26-04, (12)
RE: El agua, Fimosis III, Mar-26-04, (13)
RE: El agua, RA-MAESTRE, Mar-26-04, (14)
RE: El agua, babuino, Mar-27-04, (15)
RE: El agua, Fimosis III, Mar-27-04, (16)
RE: El agua, Fimosis III, Mar-27-04, (19)
RE: El agua, RA-MAESTRE, Mar-27-04, (17)
RE: El agua, RA-MAESTRE, Mar-27-04, (18)

Mensajes en este tema

Fimosis III Mar-24-04, 06:49 PM (GMT)
1. "RE: El agua"
El agua en Egipto.
Es un tópico decir aquello de que “Egipto es un don del Nilo”, pero lo cierto es que en pocos lugares del mundo como allí se cumple la regla de que sin agua no es posible la vida. El Nilo es consecuencia de lluvias torrenciales en el centro de África, incluso de deshielos, y es tal su cauce, que a pesar de las sustanciales pérdidas durante su recorrido (infiltración y evaporación durante miles de kilómetros de clima desértico) el agua dulce penetra en el Mediterráneo decenas de kilómetros. Sin el Nilo ningún otro aporte de agua suficiente cabe esperar. Las lluvias anuales son insignificantes o directamente no existen, a veces durante decenios. Cuando eventualmente llueve a veces lo hace torrencialmente (quizás una vez al siglo), catastróficamente. Agua que no es aprovechable. Los egipcios antiguos cuando llovía se refugiaban temerosos en sus casas, sintiéndose amenazados por aquel agua que caía incomprensiblemente del cielo.
Tal cantidad de agua formó un inconcebible vergel en mitad de la nada. El Nilo, encauzado por estructuras que habían pretendido partir África en dos, formó vegas y las tapizó con limos ricos en materia orgánica, limos del ecuador. Cuando el hombre descubrió los inagotables recursos del valle (unido a que muchos venían huyendo de las inhóspitas praderas que poco a poco desaparecían en el centro del Sáhara), desplegó todas sus artes neolíticas y su capacidad social de cooperación. Pero algo urgente tenían que vencer antes de poder asentarse en aquel paraíso y formar núcleos de población: el propio Nilo. Sus catastróficas inundaciones. Mientras no supieran qué hacer con tanta agua poco podían esperar. Sus formas de vida se veían obligadas a mantener aquellas viejas costumbres del cazador-recolector, quedando la agricultura supeditada al riesgo de la inundación. Al principio se asentaron en las zonas altas, lejos del alcance de las aguas.
Y la capacidad organizativa de aquellas sociedades despuntó en el antiguo arte de excavar canales y de amontonar material para formar diques. Esto les permitió una serie de ventajas cuya repercusión demográfica debió de ser espectacular. Podían desviar parte de las aguas hacia zonas donde no produjeran daños. Es más, si conseguían retener allí el agua mediante diques durante el mayor tiempo posible, además de aliviar el cauce principal reservaban agua para cuando ya no la hubiera. El sistema empleado es magistral: abriendo por aquí, cerrando por allá, con un mínimo de trabajo toda aquella inmensa cantidad de agua comenzó a ser domada. Aquel invento de los canales les iba a permitir despegar en la Historia. Los núcleos de población dejaron de temer al valle como ubicación. Se estudió el cielo en busca de señales que les permitiera conocer con antelación la llegada puntual de tanta y tan salvaje riqueza. A partir de ahí todo vendría dado. Los trabajos estaban desfasados en los Dos Países, dado que la inundación tardaba bastante más en llegar al Delta (cuando ya decrecía en el Alto Egipto).
La importancia de la inundación es ya proverbial. Unos centímetros por debajo o por encima de lo esperado conllevaba hambres o rotura de diques (lo que les llevaba de nuevo al hambre). Por esta razón el cálculo del nivel exacto era algo de primordial importancia: alguna regla había que tener para recaudar impuestos dependiendo de cómo hubiera sido la cosecha. Inventaron entonces los conocidos nilómetros, que milimétricamente indicaban el nivel del Nilo para quien quisiera comprobar cuánto había de pagar al fisco.
En el apogeo de la inundación el agua, en la mayoría de los casos, inundaba literalmente el valle. Los caminos desaparecían, las ciudades se quedaban aisladas (siempre imaginé el núcleo de la última Memfis casi como una isla bordeada por una muralla blanca). Las tareas del campo se veían interrumpidas durante meses, lo que significaba una ingente masa de personas que podían dedicarse a construir todos esos monumentos cuya numerosidad nos abruma. Durante la inundación el único medio útil de transporte era naturalmente por barca.
Cuando las aguas se retiraban el valle entero aparecía como un lodazal, un mar de barro blando, en el que ninguna rueda hubiera servido de nada, ni tampoco el caballo resultaba un buen medio de transporte, dada la fragilidad de sus patas (es probable qur. El único medio de transporte útil en los campos era la narria, que aprovechaba el comportamiento graso del barro para poder arrastrar cualquier peso deseado. Este mismo barro blando facilitaba en grado sumo la simiente apenas sin trabajo (utilizando el ganado en muchos casos, que hundían el grano con sus patas).
Era por tanto una época relativamente corta la que gozaba Egipto de condiciones secas.
El aporte familiar diario de agua procedía o bien directamente del Nilo y de los innúmeros canales derivados de él; o de pozos en los campos, revestidos generalmente de piedra. Para salvar desniveles utilizaban el conocido “sarduf”, basado en la palanca, que mediante un contrapeso y con el mínimo esfuerzo puede lograrse un aporte hídrico constante. Varios de estos “sarduf” enlazados permitían salvar alturas importantes en épocas de cauce bajo. En el hogar la almacenaban en tinajas, y cuando se trataba de una comunidad administrada por el estado o por los templos se formaban grupos de aguadores que tenían como único cometido esta tarea, por lejos que estuviera el lugar. En Deir el.Medina estos aguadores la vertían en un único depósito general situado cerca de la puerta del poblado, adonde acudían los habitantes para tomar cuanta quisieran.
La importancia que se le daba al agua puede apreciarse en el saludo conocido como “nini”, que consistía en derramar un poco de agua sobre las manos del recién llegado (algo como el pan y la sal de otras culturas). Incluso a los dioses se les saluda con este “nini”.
Todo lo cómoda que debía de resultar la vida en el valle distaba mucho de las condiciones en las que se encontraban otros sectores de la sociedad que no podían gozar de la proximidad del agua, especialmente mineros, caravaneros y militares, cuyo paradero era generalmente muy remoto. El agua viajaba en odres de piel de cabra. La vida de la comunidad dependía absolutamente de todo un equipo de intendencia.
Algunas campañas militares, obligadas siempre que salían del país por tierra a hacerlo por Gaza, tuvieron éxito sólo porque previamente se habían enterrado centenares de tinajas con agua en el desierto.
Ánimo con esas aportaciones. Y un saludo cordial.

qwerty Mar-24-04, 08:26 PM (GMT)
2. "RE: El agua"
comparto tus ideas.
un saludo!!

RA-MAESTRE Mar-24-04, 11:12 PM (GMT)
3. "RE: El agua"
¡¡Hola Fimosis!!
Nos has dado un buen recital sobre el agua,quiero que sepas que admiro tu profesionalidad ,tanto en egiptologia como en geologia,he visto en otra intervencion tuya tu recital de geologia,sobre la esfinge que comparto al cien por cien tus razonamientos sobre la erosion en los distintos niveles estratigraficos y que no fue el agua la causa del deterioro ni desgaste.comprendo perfectamente tus razonamientos,pues mi dia a dia lo vivo en la geologia,no soy titulado pero a base de investigar sobre el terreno y pillar algun libro con el tiempo he captado muchas cosas,claro que nunca con la suficiente capacidad como lo puedes hacer tú,mis conocimientos se limitan a estratigrafia muy por alto pero puedo distinguir si un sedimento está horizontal,vertical,o inverso,tambien distigo los pliegues:anticlinal,sinclinal (levantados,inclinados,tumbados),se diferenciar los dos flancos de un pliegue(flanco normal y flanco imvertido)distingo bastante sobre fallas tectonicas,pero practicamente no mucho mas,se que la geologia va mucho mas allá pero para eso hay que ir a la universidad,por lo que te explicas es tu carrera te felicito por ello .

no sé donde vives pero si alguna vez vas por el museo de las ciencias de Barcelona te recomiendo que visites un bloque de pizarra de unos quince metros cuadrados en el cuál hay dos preciosos pliegues uno anticlinal y el contiguo sinclinal,pues este bloque lo he estraido yo de una de mis canteras.

saludos Fimosis

admiro tus conocimientos

<<<RA-MAESTRE>>>

Fimosis III Mar-25-04, 00:02 AM (GMT)
4. "RE: El agua"
Hola Ra-Maestre, y gracias por tu comentario. La Geología es una ciencia apasionante y te animo a continuar adentrándote en ella. Debe de gustarte realmente, si has tenido el impulso de llevar una piedra al museo (ojalá hubiera más aportaciones de este tipo). Conviene, además, tener ciertas nociones de Geología cuando se viaja a Egipto, aunque sólo sea para que no te vendan una estatuilla carísima porque te dicen que es de basalto... Esto último es broma. Quiero decir que se disfruta mucho del tema cuando se sabe lo básico. Temas como el Valle de los Reyes, las canteras, los propios materiales de construcción de los monumentos, las estatuas, si son piedras duras, si son blandas, dónde buscaban oro, turquesas, lapislázuli..., en fin. ¿Sabes que el segundo mapa más antiguo del mundo es egipcio y puede considerarse desde todos los puntos de vista como un mapa geológico? Procede seguramente de Deir el-Medina, y muestra unos cuantos diques de oro en la zona de Wadi Hammamat, junto con los barrancos y arroyos secos cercanos, las casas de los mineros... Un verdadero tesoro de mapa. Si recuerdo bien es de la XVIII din.
Ánimo con la Geología. Un saludo cordial.
Responder Con Cita
Publicidad relacionada

Publicidad

  #2  
Viejo 08-31-2004, 12:18 AM
Avatar de SONEB
SONEB SONEB no está en línea
Senior Member
 
Fecha de Ingreso: Apr 2004
Localización: Necropolis perdida
Mensajes: 151
Predeterminado Voy

Sigue El Otro
Responder Con Cita
Publicidad relacionada

Publicidad

Respuesta

Herramientas
Desplegado

Reglas de Mensajes
You may not post new threads
You may not post replies
You may not post attachments
You may not edit your posts

BB code is On
Las caritas están On
Código [IMG] está On
Código HTML está Off

Saltar a Foro


Husos Horarios son GMT. La hora en este momento es 06:13 AM.


Powered by: vBulletin Version 3.8.7
Copyright ©2000 - 2014, Jelsoft Enterprises Ltd.
Traducción v1.0.2, Copyright ©2000-2014, Elmer.
Advertisement System V2.5 By   Branden
© 1999-2005 Egipto.com Editada desde Egipto, el contenido de esta pagina es divulgativo, no depende de ninguna institucion oficial.