egipto.com Viajes a Egipto: Ofertas de viajes egipto.com
Egipto.com   Editada por: Ahmed Hendy - Salah Selem - Amuda Jaial      Buscar hotel     
Web egipto.com   
Nuevo Foro de Charlas 
Viajar a Egipto
Ofertas de Viaje
Guía de Egipto
Hoteles en Egipto
Antiguo Egipto
Las Piramides
Historia de Nubia
Cuentos y Leyendas
Ultimos descubrimientos
Personajes de Egipto
Historia de Egipto
El Museo Egipcio
Dioses de Egipto
Akhenaton y Talamarna
Monumentos
Valles de Egipto
Grandes Egiptólogos
Jeroglíficos
Historia del Arte
Arte Faraónico
Arte Copto
Arte Islamico
Más..
Chat y Foros
Viajes David Roberts
Fotos de El Cairo
Cocina Egipcia
Música Egipcia MP3
Link
Tarjetas Postales
Videos
Museo de joyas



La Gran Biblioteca de Alejandría


Nueva Bibliotheca Alexandrina
Superficie: 36.700 m²
3500 asientos
4-8 millones de volúmenes
50.000 mapas
100.000 manuscritos
200.000 discos/cintas
50.000 discos/videos
Web:

Bibliotheca Alexandrina
Bibliotheca Alexandrina - UNESCO


Cuentan que, de las siete maravillas del mundo antiguo, sólo una fue diseñada por razones prácticas, el faro de Alejandría, cuyos destellos se podían ver desde más de 50 kilómetros de la costa.
La ciudad fue fundada por Alejandro Magno en el año 332 a.C. Los cálculos para la estructura del faro, el edificio más alto del planeta en su tiempo, se hicieron dentro de otra joya de la ciudad fundada por Alejandro Magno y cuya luz llegaba incluso más lejos: la Gran Biblioteca de Alejandría. La biblioteca desapareció hace cerca de dos mil años, a causa de un gran incendio -según algunas teorías- pero ahora, como la mítica ave del desierto árabe, ha resurgido de las cenizas de la historia. Legado universal Susan Mubarak, esposa del presidente de Egipto y una de las signatarias de la Declaración de Aswán para el Renacimiento de la Antigua Biblioteca de Alejandría, adoptada en febrero de 1990, presidió su preapertura.

La institución estará abierta a quien necesite utilizar sus recursos. La nueva biblioteca, construida a un costo de US$230 millones, permanecerá abierta durante seis semanas para probar sus computadoras y sus instalaciones audiovisuales y de conferencia. "La Bibliotheca Alexandrina servirá de testimonio a un momento decisivo en la historia del pensamiento humano: el intento de crear un summum del conocimiento, de reunir las escrituras de todos los pueblos [...], una empresa original que, al abarcar la totalidad y diversidad de la experiencia humana, se convirtió en la matriz de un nuevo espíritu de indagación crítica, de la percepción elevada del conocimiento como un proceso de colaboración", plantea la Declaración de Aswán. Espíritu de colaboración En los siglos en que floreció la Gran Biblioteca, algunos de los más distinguidos investigadores de la antigüedad estuvieron vinculados a ella.

Este mapa de Hispania lo trazó Ptolomeo, uno de los sabios de Alejandría. Fue en Alejandría donde Euclides desarrolló la geometría, donde Arquímides inventó la bomba de agua y el astrónomo Eratóstenes -bibliotecario en jefe después de Calímaco- calculó el diámetro de la Tierra, más de 15 siglos antes del nacimiento de Copérnico y Galileo. En la biblioteca también trabajaron Ptolomeo, el gran cartógrafo, Dionisio Thrax, el "padre" de la gramática y el astrónomo Aristarco de Samos, quien calculó la distancia de la Tierra a la Luna y cambió la concepción del Universo, al plantear que nuestro planeta rotaba alrededor del Sol. El espíritu de colaboración de la Gran Biblioteca se evidenció en la traducción del hebreo al griego de lo que se conocería como el Antiguo Testamento, llevada a cabo por 72 rabinos. De manuscritos a CD-ROM La colección de la antigua biblioteca creció gracias a una estrategia de piratería intelectual que escandalizaría a las grandes casas editoriales y empresas disqueras modernas. Cada barco que pasaba por Alejandría, uno de los más importantes puertos de la antigüedad, era abordado y se incautaba cualquier manuscrito que transportara.

Se cree que la biblioteca se quedaba con los originales y hacía llegar copias a sus antiguos dueños, amasando así una colección de más de medio millón de manuscritos. La nueva institución, de 36.700 metros cuadrados de superficie y diseñada por el despacho de arquitectura noruego Snohetta, reunirá hasta ocho millones de volúmenes, 50.000 mapas, 100.000 manuscritos, 200.000 discos o cintas de música y unos 50.000 materiales audiovisuales, la mayoría de ellos adquiridos a través de donaciones.

La biblioteca, abierta a cualquiera que necesite sus recursos, podrá ser utilizada por 3.500 investigadores y contará con un centro de conferencias de 3.200 asientos, dos museos, un planetario, un instituto de estudios de información y otro de caligrafía. Colaboración internacional Su catálogo informatizado, desarrollado en colaboración con Francia, será un testimonio más de la sofisticación de la antigua biblioteca, la primera en clasificar su colección.

El diseño simboliza el sol egipcio iluminando al mundo y la civilización. Los equipos audiovisuales han sido donados por Japón, el laboratorio para la restauración de manuscritos por Italia y los equipos para el transporte de documentos por Alemania. La colección se enriquecerá con regalos de todas partes del mundo, a raíz de una petición lanzada en 1987 por el ex director general de la UNESCO, Mahtar M´Bow, quien dijo que la biblioteca transformaría la escena cultural del Medio Oriente y los países del Magreb. Así se hará realidad el sueño del historiador Mostafa el-Abbadi, educado en la Universidad de Cambridge, Reino Unido, quien se propuso en 1974 devolver a Alejandría y al mundo la Gran Biblioteca e insistió hasta obtener el apoyo del presidente de la Universidad de Alejandría, el Dr. Lufti Dowidar, del gobierno egipcio y, finalmente, de la UNESCO. A partir de abril de 2002, el nuevo faro cultural de Alejandría estará abierto al público.
© BBC World Service


Egipto.com
Editada desde Egipto, el contenido de esta pagina es divulgativo, no depende de ninguna
institucion oficial ni facilita informacion turistica.
Copyright ©1999-2005 Todos los derechos reservados.
viajes a egipto