Hola amigos. He vuelto relativamente pronto a casa y aquí me sumo de nuevo ya en pijama y con las zapatillas puestas.

Nieves, estoy de acuerdo contigo: en los desiertos occidentales parece que existen suficientes evidencias de sociedades que ya apuntan hacia lo egipcio. Tiene más mérito encontrar las barcas retratadas en los roquedales occidentales por el simple hecho de que están bastante más lejos del Nilo que las de los desiertos orientales. Y tengamos en cuenta lo que tú dices, que la cosa parece alcanzar Tassili y no me extrañaría nada que sociedades parecidas prosperaran incluso junto al Atlántico. Por eso puede que no sea tan descabellado pensar que ciertos topónimos (desde luego si existen deben de ser pocos) tengan raíces similares en una y otra parte del continente. En Nabta Playa queda claro que se reunía mucha gente una vez al año (una romería), gente que quizás venía de zonas que ni imaginamos. Áreas culturales grandes, mayor probabilidad de llegar a la "civilización". Y es que yo sigo viendo demasiado pequeña la franja de los desiertos orientales como para que naciera en ella un sustrato cultural que apunte a cotas sociales más elevadas; aunque de cualquier manera es una apreciación que quizás sea una tontería. Lo que intuyo es que aquellos que llegaron al Valle se dieron cuenta de que al otro lado del río, en las tierras altas, había las mejores praderas que jamás habían visto. También por intuición pienso que esta franja hoy desértica está confinada por ambos lados por sendas masas de agua, y sin duda los rocíos son más abundantes que en los desiertos occidentales. Existen bosques frondosos en este planeta que se alimentan sólo de rocío. Así que sospecho (seguro que gratuitamente) que los protoegipcios colonizaron estas tierras después de haber cruzado el Nilo... naturalmente en barca. Recordemos que en estos períodos el Nilo debía de ser una selva salvaje, plagada de cocodrilos y de hipopótamos malencarados, donde había que tener cuidado incluso con el propio río y con su dinámica de inundación total del Valle. No tuvieron otro remedio que conformarse con las tierras altas recién descubiertas, donde además posiblemente la caza era más abundante que en las sabanas que acababan de dejar atrás, por el simple hecho de que aún los cazadores no habían practicado sus artes por aquellas zonas y la fauna quizás no les reconocería como amenaza (anda, que no he visto yo pelis!).

Por otra parte, esta franja desértica oriental parece ser un corredor natural entre África y Oriente Próximo a través de lo que hoy es el Canal de Suez, por lo que bien pudo haber llegado gente por aquí y haberse instalado por idénticas razones que los demás inmigrantes. Mientras no conozcamos el paleolítico de estas tierras poco podremos saber y por tanto menos podremos comprender.

Tengo que acostarme... Señor qué cruz! Un abrazo. Y un besote mu gordo para Osiris III. Hoy soñaré contigo.