Hola a todos:

Sabemos lo importante que fueron los primeros asentamientos humanos en el Sahara,pues paulatinamente,conforme a la desecación fueron emigrando y algunos llegaron hasta el valle del Nilo:

"Si retrocedemos hasta la época neolítica, en que nacieron las culturas de los pueblos del Sahara, nos encontramos con un cuadro todavía más favorable. Todo el norte de Africa estaba poblado de enormes rebaños de animales, cubierto de árboles y plantas esteparias y dominado por hombres de tez clara, cazadores, pescadores y dibujantes, que nos han legado infinidad de monumentos de cultura. Heinrich Barth descubrió ya unas curiosas tumbas gigantescas de piedra, que había encontrado en medio del desierto. Los investigadores franceses Henri Lhote y M.Dalloni descubrieron columnas, pirámides y grabados rupestres situados en los más diversos lugares del norte de Africa. Los alemanes Leo Frobenius, Hugo Obermaier y Hansjoachim von der Esch, examinaron en los macizos de Hoggar y Tibesti gran número de representaciones humanas y zoomórficas, de un realismo francamente impresionante. Finalmente, el egipcio Hassanein Bey y el húngaro L.E.Almasy reunieron una tal cantidad de testimonios de la cultura de los primitivos habitantes del Sahara, que algunos sabios, llevados por el entusiasmo, llegaron a situar en el norte de Africa la cuna de la humanidad. Allí, sobre paredes de roca que brillan a la luz del sol, aparecen pinturas y dibujos en los que se reproducen animales característicos de la estepa y la sabana: jirafas, elefantes, rinocerontes, búfalos, antílopes, leones, avestruces. Las cálidas rocas estaban cubiertas de arqueros, nadadores, magos disfrazados, danzarines y mágicas manos gigantescas. Los exploradores encontraron restos de monumentos megalíticos, tumbas de piedra, cuevas que habían servido de cementerios y fosos circulares; aparecieron depósitos de trigo de tiempos remotos, castillos construidos con enormes sillares superpuestos sin mortero que los uniera. En las distintas capas de excavaciones se encontraron joyas de metal, de vidrio, perlas y cuero, esculturas de barro cocido, vasos de arcilla y tambores, pero, sobre todo, símbolos de la fecundidad, estatuitas de la Gran Madre, figura femenina que se sostiene los pechos con las manos. Los restos más antiguos datan del paleolítico superior, los más recientes, de los inicios de la época de los metales. De manera que, durante varios milenios, floreció en el ámbito del Sahara una cultura superior, parecida a las culturas primitivas del oeste y sur de Europa y a las que se desarrollaron en el Próximo Oriente. Es muy probable que se tratara de una cultura matriarcal. Los bereberes fueron los herederos de esta cultura del Sahara. Su régimen fue también matriarcal hasta la época de las colonizaciones cartaginesa, griega y romana. La noticia que tenía Heródoto de "amazonas libias" y las largas disquisiciones de Diodoro acerca de "varias tribus de mujeres belicosas en Libia, cuyo valor comparado con el de nuestras mujeres, resulta sorprendente", dan testimonio de ello y, al mismo tiempo, revelan cuán lejos estaban y cuán extraños parecían a los griegos los restos del antiguo matriarcado. Los autores clásicos se refieren a menudo a las huestes de amazonas de España, Italia, Africa, Asia Anterior y países del mar Negro. Se trata siempre de pueblos en cuyas costumbres hereditarias imperaba el matriarcado, el culto a la mujer y la igualdad de derechos para ambos sexos. En cuanto a los bereberes, las antiguas crónicas nos informan detalladamente: los garamantes y los atalantes, por ejemplo, los actuales tibbús y tuareg, acogían al marido en la familia de la mujer; daban a los hijos el nombre de la madre, reconocían la autoridad de jefes femeninos y veneraban deidades femeninas. Esta clase de cultura era la que los pueblos europeos del Mediterráneo designaban despreciativamente con el nombre de bárbara ; es más, la consideraban el exponente máximo de la barbarie. El calificativo insultante de bárbaro, aplicado primero a todos los pueblos extraños, acabó por ser distintivo de los norteafricanos; los romanos les dieron el nombre de barbari y bereberes se les llama todavía hoy, del mismo modo que la palabra nómadas deriva del pueblo bereber de los númidas. No obstante, parece que en la antigüedad los pueblos matriarcales no fueron en nada inferiores a los europeos. Por el contrario, todo hace suponer que los bereberes heredaron y desarrollaron la cultura superior de los primitivos saharianos de Europa, o sea, la cultura de los hombres de Crô-Magnon del paleolítico superior. "

Saludos
susana.