Hola amigos. Dificultoso tema el de las dataciones de petroglifos, al menos en la actualidad; aunque no me cabe la menor duda de que algún día podremos datarlos. Ya casi está apuntada la solución en lo que nos comunicas, Yax. Esas pátinas no son más que los propios minerales que conforman la roca, aunque alterados. El tipo de alteración, y sobre qué minerales actúa esta alteración son datos fundamentales. Existen otros isótopos radiactivos útiles a estos menesteres, no sólo en radiocarbono. Algún día tendremos tablas de velocidad de alteración de ciertos minerales, y también llegaremos a evaluar qué porcentaje de ciertos elementos químicos se degrada radiactivamente con el tiempo (idéntico planteamiento que el radiocarbono, el Torio, Uranio, etc). Lo de las microerosiones me parece un camino que no llevará a ninguna parte, porque la erosión no es un parámetro invariable, muy al contrario depende de demasiadas variables que interactuando tienen como resultado únicamente el estado final del proceso, que es lo único que podemos ver en la actualidad. Nunca sabremos qué, y cuántos, pequeños episodios han determinado ese estado final a lo largo de milenios: el clima cambia, y por tanto el tipo y la velocidad de erosión, de forma que nos encontramos con un parámetro no lineal. O sea: la peor base para acometer unas dataciones que precisan ser lo más precisas posible.

En cualquier caso me parece muy acertado tratar de datar esos petroglifos tomando como referencia los motivos representados y la propia forma de representarlos, que viene a convertir al "artista" en el elemento principal de la datación. Es interesante. Y bonito. Y por otra parte de momento no parece que haya otra forma de acometer el tema de una manera más lógica que ésa. La cerámica, telas pintadas, paredes, se encuentran en Naqada con esos mismos barcos, íbices, avestruces... Ignoro si puede aplicarse el método para datar pinturas paleolíticas, basado en la superposición de los estilos observados, porque no sé si en esos wadis secos tal superposición de petroglifos existe. Supongo que eso es algo que ya habrán considerado.

Las dataciones de estos períodos siempre han dado mucha guerra. Incluso en el caso del propio yacimiento de Naqada las dataciones absolutas fueron la mayor frustación de Petrie (y eso que tenía todo tipo de materiales a mano, desde cadáveres hasta muros de habitación bien conservados), teniéndose que conformar con darnos una serie de dataciones relativas: qué fue antes de qué, y qué sucede a la vez de qué... No hay horizontes arqueológicos bien definidos, sino que cada período interpenetra físicamente a los demás, de forma que tres tumbas juntas, en la misma superficie topográfica original, pueden pertenecer a tres períodos distintos... Pero la cosa funciona, a las mil maravillas. Ahora bajo este esquema con pocas dataciones absolutas se cuadra el esquema que nos planteó Petrie. Y nuestros ojos verán cómo esos petroglifos acaban siendo también colocados en su correspondiente lugar de la escala cronológica de Egipto. Soy un geólogo optimista.


Semmat, tomo el testigo de tu pregunta:

Entonces, la pregunta es si una escritura jeroglífica puede derivarse de una influencia que les traía un funcional y práctico alfabeto. No parece probable. Al revés, puede.

Con el lenguaje escrito simplemente la transmisión de la idea es suficiente. Y debió de ser así, sólo la simple idea, porque de otro modo ambos alfabetos estarían relacionados, y no lo están en absoluto. Yo veo que anotas algo. Por mi parte también anoto cosas, pero no con la precisión que lo haces tú, que combinas diferentes y variados signos que pueden leerse. Me cuentas entonces que te vales de ideogramas y de fonemas para poder anotar cosas más complejas que la simple anotación de "cinco pollos". Entonces yo voy, lo cuento en la asamblea, o en el templo, qué sé yo, y alguien (posiblemente, como no, los sacerdotes) se ocupará de decidir los signos que representarán a cada sonido para así poder combinarlos entre sí y poder expresar ya cualquier cosa en adelante, por complejo sentido que tenga. Por eso no se parecen en absoluto, ni la lengua hablada ni la lengua escrita entre Egipto y Súmer. Como tantos otros avances de la Antigüedad bastaba un único y primer contacto con las ideas para hacerlas propias y valerse de ellas inmediatamente. Por eso se guardaban tan recelosamente secretos como el fuego, la obtención de los metales, la construcción de navíos, y un largo etc que ahora haría que me cabeza volara y me alejara del tema que tratamos. Cuidao que me pongo pesao. Sorry.

Adelante, Yax, que nos tienes encandilados con tu tema.

Un abrazo a todos.