Página 5 de 28 PrimerPrimer ... 234567815 ... ÚltimoÚltimo
Mostrando resultados del 41 al 50 de 275

Tema: El origen de los faraones

  1. #41
    Fecha de Ingreso
    Jul 2004
    Mensajes
    1,338

    Predeterminado Desenmascarar a los artistas ( y 2ª parte)

    Gracias por los ánimos amigos. Ha habido un momento en que pensaba que ya os había aburrido con tanto texto...

    Hoy no me da tiempo a poner ningún comentario de propia cosecha, pero la semana que viene lo haré. Sólo decirte, Fimosis, que veo que tus sensaciones son similares a las mías, respecto a los argumentos de Wilkinson, que no son malos, de hecho son muy buenos ( desde luego en el libro mucho más extensos y mejor explicados de lo que yo hago en esta síntesis), pero parece que les falte algo...La semana que viene daré más extendida mi opinión.

    Ahora voy a acabar de resumir lo que queda de este capítulo III del libro.

    Los escasos asentamientos que se han encontrado en el Valle del Nilo indican este seminomadismo: en Hemamia tenemos chozas pequeñas y circulares junto con almacenes comunitarios y hornos. En Jattara el poblado había sido abandonado y vuelto a ocupar varias veces en cortos periodos de tiempo. Armant, Maghara y Dei-Tasa mostraban el mismo modelo. No había construcciones permanentes. Las capas de ceniza y otros materiales eran finas, y sugieren períodos cortos de ocupación seguidos de otros igualmente breves de abandono.

    Wilkinson estima que se trataba de una ocupación estacional: buscaban pastos en la estación adecuada. Frente al modelo sedentario/agrícola de esa misma época en el Creciente Fértil, estos egipcios eran seminómadas. Las paletas cosméticas representan muchas escenas de caza y qué mejor que pinturas rituales para esa caza.

    Por tanto, pasaban una parte del año en el Valle (hipopótamos, cocodrilos, barcos) y la otra en la sabana oriental (elefantes, jirafas, avestruces). En los petroglifos se mezclaron ambas vidas.

    Los ceramistas del Valle del Nilo producían, además de una cerámica utilitaria, otra más refinada. Se han encontrado vasijas en forma de astas de toro, y otra enforma de testículos del mismo animal (4000 a.C.). Este animal ya sabemos que en época posterior sería uno de los símbolos y atributos del faraón ( el rabo con el que se le representaba como Toro Poderoso).

    También en Nagada I (4000 a.C.) hay amuletos en forma de toro.

    Todo ello sugiere que estaban muy familiarizados con el ganado bovino: estos animales habían ya entrado en el terreno de las creencias. En las Tumbas de Nagada I ( Nejen, Badari, Abadiya, Mahasna, el-Amra, Gebelein) hay ganado bovino enterrado junto a los humanos. En el Imperio Antiguo el censo de recursos económicos del país se llamaba “conteo de vacas”.

    Por tanto, en 4000 a.C. la gente pudiente medía su riqueza por el número de reses bovinas. Era una sociedad eminentemente ganadera. Las vacas se representan en Nagada I en todo tipo de objetos: cerámica, peines, paletas cosméticas…

    ¿Era el pastoreo el motivo por el que esta gente repartía su vida entre el Valle y la sabana oriental? En los poblados estacionales de Nagada I se encuentran capas de excrementos animales, lo que indica que era una población ganadera y seminómada. Cuando el Nilo inundaba el Valle, estos pastores se llevaban su ganado a la zona de Uadis, donde en esa época llovía suficiente para el pastoreo ( antes del cambio climático que convertiría la zona en un desierto).

    En muchos de los Uadis ( he de señalar aquí que Wilkinson los va precisando uno por uno, pero yo lo omito en esta síntesis) aparecen representadas figuras humanas sujetando vacas o toros con cuerdas. También aparecen algunas de estas figuras tocadas con plumas o mazas (símbolos de realeza); una imagen tierna muestra a uno de estos jefes sujetando una res con una mano y con la otra acariciando un pequeña figura ( su hijo, probablemente). En el Uadi Umm Salam tenemos una representación de una vaca de cuernos largos amamantando a su cría y un hombre que los vigila o cuida.

    En general, se suele pensar que el pastoreo se inicio en África en torno al 7500 a.C., en la zona de la Baja Nubia ( al Norte del Sudán actual), propagándose desde allí. Así, parece lógico pensar que en 5000 a.C. el pastoreo fuera la actividad más importante del Valle ( se aprovecharía la leche y la sangre como fuente de grasa y proteínas, como hacen los nómadas actuales del desierto oriental). El pastoreo supone trashumancia. Por esto todos los objetos hallados en Nagada I son transportables: amuletos, peines, paletas cosméticas, cuentas…



    Como véis, amigos, el autor se decanta claramente por establecer la hipótesis de que los habitantes de las poblaciones del Valle del Nilo en Nagada I eran las mismas personas que hicieron los petroglifos del desierto oriental. Y, por lo tanto, que eran genuinamente egipcios.

    Hasta la semana que viene.

  2. #42
    Fecha de Ingreso
    Jul 2004
    Mensajes
    1,338

    Predeterminado Comentarios

    Salud para todos. La mía está quebrantada por la maldita gripe, no sé cuánto voy a resistir sin enganchar la cama...

    Quería exponer algunas ideas que me ha suscitado la lectura de estos primeros capítulos.

    En principio estimo que Wilkinson realiza un trabajo con notables fundamentos. Sus argumentos,tomados en conjunto, configuran una buena trama científica para exponer la hipótesis de que la civilización egipcia se desarrolló en el desierto oriental, y que no debe su cristalización a ninguna invasión oriental. Como veremos más adelante, el autor no niega los contactos con la zona del Creciente Fértil, sino que los reduce a eso, meras influencias sin gran trascendencia. Según él, todas las características de la que luego será la civilización faraónica se encuentran ya en el período de Nagada I.

    Por otra parte, he de decir que lo que el autor formula es una hipótesis, y deja abierta la posibilidad de discusión. No es dogmático.

    Particularmente siento que las pruebas que aporta aún son insuficientes. Habrá que esperar a encontrar más restos de Nagada I para que la asociación entre esta cultura y la del desierto oriental sea más evidente.

    No obstante, los argumentos de los barcos y las representaciones animales son bastante convincentes.

    La pregunta de ¿qué hacen esos barcos representados en medio del desierto? , la ha respondido con notables argumentos, y aún abundará más en ella.

    En cuanto a la representación de los animales: es cierto lo que dices Fimosis de que se pudieron representar sin necesidad de que las teorías del autor ( el seminomadismo) sean ciertas. Pero hay algo que creo que es más importante que encontrar animales fluviales en el desierto o animales de la sabana en las tumbas del Valle. Se trata de la enorme similitud de trazado, por un lado, y de composición, por el otro. Wilkinson trata de decir que había entre ambos grupos de representaciones ( las del río y las del desierto) una misma identidad cultural. Y la verdad es que en esto sí que tengo que darle la razón. La pena, como he escrito al principio, es que no pueda insertar todos los dibujos del libro, pero es asombrosa la similitud de trazado y compositiva. Cuando se miran los petroglifos es como estar viendo las mismas representaciones que luego vamos a encontrar en las tumbas de las primeras dinastías (e incluso de los imperios antiguo, medio y nuevo), sólo que con trazos más ingenuos.

    Realmente uno tiene la impresión de que el dibujo del desierto oriental es el esbozo, los primeros intentos de los que luego nos encontramos en la civlización egipcia desarrollada.

    Por esto he de decir que me convence el autor al afirmar que se trataba de la misma gente ( o al menos, digo yo, de la misma cultura, aunque los grupos sean distintos).

    El dato de que en ambas zonas se dé la misma importancia al ganado bovino y que se realice la misma representación simbólico/religiosa de los toros y vacas es también enormemente significativo. Porque esto no sucede en la cultura mesopotámica, que responde más bien a patrones agrícolas, más que ganaderos.

    Ahora bien, donde creo que está la fisura en esta hipótesis es en que no da una explicación a los cambios que se producen en Nagada II. Por otro lado, también deja perplejo el hecho de que haya tal identidad entre Nagada I y las representaciones posteriores de las primeras dinastías...¿Qué sucedió con Nagada II?¿no dejó su impronta en la civilización posterior?¿o acaso lo hizo de un modo apenas perceptible?

    Bien, lo dejo por hoy.

    Espero que os animéis a participar con vuestras opiniones...

  3. #43
    Fecha de Ingreso
    Oct 2004
    Localización
    Otros Mundos, Otros Mares
    Mensajes
    1,038

    Predeterminado

    Saludos, Yax Pasaj!!
    Muy interesante el libro, pero debo diferir en cuanto a Nagada II, pues según todo lo que se ha estudiado hasta ahora, a partir de ésta época se realizan los ritos funerarios que formaron la futura cultura de ultratumba, y por lo tanto, claro que dejaron profunda huella, pues los antiguos egipcios basaron toda su vida en éso. En los enterramientos de ésta época se encuentran objetos funerarios tales como ; peines, modelos de barcos, amuletos, cuerpos enterrados en cajas dentro de tumbas, algunas de las cuales tienen varios compartimientos y decoraciones, además se han encontrado los primeros dibujos de Horus y también la figura "ka". No puedo opinar sobre el origen de éstas costumbres, de dónde vinieron ni nada, pero no se le puede quitar la importancia que tiene Nagada II en desarrollo de la cultura egipcia.
    Saludos.
    Imágenes Adjuntas Imágenes Adjuntas      
    Úlima edición por Nieves fecha: 02-07-2005 a las 11:20 AM

  4. #44
    Fecha de Ingreso
    Jul 2004
    Mensajes
    1,338

    Predeterminado La vida en el Egipto predinástico (1ª parte)

    Salud para todos.

    Tras una semana gloriosa en la cama, gracias a la gripe, heme aquí dispuesto a seguir con este asunto de los orígenes de la civilización egipcia. He tenido que rescatarlo de la segunda página de temas...No sé si el tema no interesa a la mayoría o si es que los resúmenes son demasiado largos. Ya me lo diréis. No obstante, como creo que el asunto es interesante, por ahora sigo.

    Es cierto lo que dices, Nieves, sobre Nagada II. Sin embargo, en la tesis de Wilkinson, Nagada II no representaría una ruptura debida a una invasión, sino que supondría una evolución desde las formas de Nagada I. Al fin y el cabo, el autor está identificando todos los parámetros de lo que luego será la civilización clásica dentro de Nagada I. Cuando menos es para estudiarlo detenidamente, porque en muchas de las cosas que dice creo que está en lo cierto.

    Bien, abordamos ahora el capítulo 4º, en el que trata de mostrar cómo vivían los habitantes del Egipto predinástico. Vamos allá.

    El autor se pregunta sobre la vida de estos antiguos egipcios (4000 a.C.). En esa época lo que ahora son desiertos a ambos lados del Nilo eran praderas como las actuales del Este de África. Vivían allí grandes y errantes manadas de elefantes, , avestruces, jirafas, gacelas, cebras, etc. En verano, tras las lluvias, los secos pastizales se convertían en exuberantes pastos, atrayendo a los pastores del Valle con sus reses.

    En el Valle del Nilo los hipopótamos y los cocodrilos hacían peligrosa la existencia. Aves zancudas, milanos, gatos monteses. Había unas pocas parcelas cultivadas. En el Delta la zona era más pantanosa, lo que hacía que sus pobladores vivieran más pobremente que los del Sur.

    La vida de los pastores del Alto Egipto dependía de las lluvias: en invierno se encontraban junto al río; en el verano la inundación los llevaba a los pastizales donde había llovido

    La agricultura se practicaba a pequeña escala en el Valle. Excavaban canales para distribuir el agua de riego. Antes de las inundaciones preparaban estos canales y diques. Luego se iban hasta que las aguas descendían, y procedían a la siembra.

    ¿Qué era lo que cultivaban? Vegetales, cebada y trigo(tritticum dicoccon). Con ello elaboraban el pan y la cerveza densa como una sopa. También tenían guisantes, algarrobas, una especie de melón, moras, ajo. Asimismo extraían pesca del río. Poseían ocas ( se han encontrado gran cantidad de huesos en los poblados prehistóricos). Cerdos, ovejas, cabras, y, sobre todo, vacas. Asimismo se han encontrado numerosos restos de gacelas: no se sabe si consiguieron su domesticación parcial.

    Sufrían de dolores de muelas, cataratas, artritis, deformidades congénitas, enfermedades parasitarias. Padecían una elevada mortandad infantil y de las mujeres en el parto. La esperanza de vida era de 40 años.

    Fabricaban cerámica aluvial. Hacían las vasijas a mano ( no tenían tornos). Pero su cerámica podía ser tan fina como una cáscara de huevo, debido a su habilidad y a la calidad de la arcilla. Unos cuantos se habían convertido en artesanos profesionales ( se han encontrado sus talleres, sobre todo uno cerca de cementerio de Nejen, que indica que fabricaba utensilios de uso funerario). Confeccionaban también piezas de sílice, ya que era accesible. Sin embargo, la talla de piedras distintas todavía estaba en mantillas por las dificultades de extracción: limolita, granitos calcita, diorita, caliza, etc.

    No obstante, en contextos de elevada posición social se han encontrado estas tallas de piedra. Eran los únicos que podían organizar expediciones para la extracción minera.

    Las paletas cosméticas eran un signo de importancia social. Las había de todas las formas: romboidales, en forma de cabras, de antílopes, tortugas, hipopótamos, elefantes. Generalmente eran de limolita, esquisto o pizarra ( la limolita se extrae en el desierto oriental).


    Lo dejamos aquí por ahora, amigos. Otro día lo termino. Este capítulo es cortito.

    Lo interesante es que Wilkinson consigue una interpretación armoniosa de los hallazgos, tanto de los yacimientos del desierto oriental como del Valle. La tesis de que eran un pueblo seminómada supone que la agricultura todavía no se practica de la forma en que se hará mil años más tarde. Y este hecho lo corroboran los hallazgos: muchos más restos de animales, más inscripciones y pinturas de esos mismos animales, de la pesca, del pastoreo. Sin embargo, de esa época hay muy pocas representaciones agrícolas.

    Hasta otro momento.

  5. #45
    Fecha de Ingreso
    Apr 2004
    Mensajes
    1,831

    Predeterminado

    Hola amigos. Yax, siento haberme retrasado, pero es que ni siquiera había visto el anterior mensaje a éste.

    Parece un retrato bien razonable de la sociedad de aquellos primeros protoegipcios, al menos a mí me entra perfectamente. Imagino también otras culturas vecinas y desde luego similares, siempre en las proximidades del Nilo: unos más pastoriles, o más cazadores, otros más ganaderos, unos bajan más al Valle, otros nunca; aquéllos lo hacen sólo cuando llega la inundación... Y en este contexto desde luego la zona cultural que tratamos parece de entre todas la que más marcará el sendero de la civilización en el Alto Egipto (no hablamos aquí de las culturas del Delta o del Fayum). Las demás culturas satélite quizás fueron el germen de lo posteriormente conocemos por nomos. Las relaciones entre sí tuvieron que pasar necesariamente por episodios de guerra. La sucesión de guerras en el Nilo sólo terminó con la Unificación de Narmer.

    Me ha parecido muy importante el detalle que apuntas sobre la ausencia virtual de representaciones agrícolas, sobre todo si lo comparamos con la Historia posterior en todo Egipto. Es un síntoma tremendo de la abundancia de fauna que debía de haber en el Valle (las demás zonas de alrededor en realidad también pertenecen hidrográficamente al Valle, todas esas praderas de las tierras altas que tú describes). Lo que refieres de los cocodrilos y de los hipopótamos es también tremendo, porque debía de ser realmente así: un paraíso, pero un paraíso cuajado de dientes. Hay que suponer que las poblaciones de estos dos fieros reyes del río mermarían rápidamente cuando la demografía creció tras el estallido de la Revolución Urbana. Debía de haber tantos cocodrilos y tantos hipopótamos en los períodos que tratamos, que abundan aún sus representaciones durante todo el Imperio Antiguo; y si hay un concepto del Mal en Egipto (cosa que no creo) uno de sus símbolos es precisamente el hipopótamo. Nármer murió en las fauces de uno de estos malhumorados mamíferos, si podemos creer a Manetón (yo sí lo creo, me gusta la idea, y algo así es difícil de inventar).

    Por cierto, que siempre he tenido la sospecha de que la idea de Maat viene de estos tiempos, y que fue el Nilo su inspirador, con el astronómico Orden de sus crecidas. Además, una pluma de avestruz sobre una cabeza humana es algo visto ya por entonces. ¿Estas gentes serían animistas?

    Sigo pendiente de tu generoso resumen de Wilkinson.

    Un abrazo.

  6. #46
    Fecha de Ingreso
    Jul 2004
    Mensajes
    1,338

    Predeterminado Comentarios

    Pues sí, ya te echaba en falta, Fimosis III, porque este tema se ha convertido en un diálogo entre los dos. Es curioso que los demás no se animen a participar siendo una tesis, la que defiende Wilkinson, tan rompedora y tan bien estructurada al mismo tiempo.

    Porque hay que reconocer que lo que dice tiene bastante sentido, aunque creo que faltan aún datos para que, al menos a mí, me acabe de convencer del todo. Ahora bien, tras la lectura completa del libro, sí que algo se ha modificado lo que hasta ahora pensaba yo sobre esta prehistoria egipcia. Hasta este momento la teoría de la raza original o dinástica parecía la más coherente. Pero al leer los argumentos de Wilkinson, y sobre todo al ver los dibujos en las paredes de los uadis ( cuanto siento no poder traerlos hasta aquí, porque al contemplarlos se confirma en gran medida lo que el autor va argumentando), hay que reconocer que una gran parte de los elementos característicos de la posterior cultura egipcia ya se encontraban allí, en aquellos ríos ahora secos.

    Sí, también me llamó mucho la atención este asunto que destacas de la agricultura. Uno ve normalmente a los habitantes del Nilo como agricultores, y hete aquí que en la prehistoria no tan remota eran un pueblo esencialmente ganadero. Y sobre todo lo que más asombra es que este hecho explica algunas facetas importantes tanto de la cultura civil como de la religión egipcia. Por ejemplo, esos enterramientos de bóvidos en las tumbas de las primeras dinastías, o la pervivencia de tanto animal doméstico dentro de las manifestaciones religiosas, o que la expresión para realizar el censo de riqueza sea "conteo de vacas".

    Bueno, lo dejo aquí por hoy. Otro día de esta semana acabo con este capítulo, y el que viene es mucho más interesante, porque entra de lleno en los orígenes de la religión, sino recuerdo mal.

    Una última cosa: también me ha resultado siempre llamativo el asunto de la unificación por Narmer, al que haces referencia. No sólo por la propia identificación de este monarca, sino, y sobre todo, por ese oscuro período que se desencadena durante las dos primeras dinastías -especialmente la segunda- en el que da la impresión que la unificación no había cuajado todavía. Pero eso es otra historia...

  7. #47
    Fecha de Ingreso
    Apr 2004
    Mensajes
    1,831

    Predeterminado

    Hola amigos. Hola Yax.

    Al decir esto:

    Hasta este momento la teoría de la raza original o dinástica parecía la más coherente. Pero al leer los argumentos de Wilkinson, y sobre todo al ver los dibujos en las paredes de los uadis ( cuanto siento no poder traerlos hasta aquí, porque al contemplarlos se confirma en gran medida lo que el autor va argumentando), hay que reconocer que una gran parte de los elementos característicos de la posterior cultura egipcia ya se encontraban allí, en aquellos ríos ahora secos.

    ...parece que ambas hipótesis son contrarias para ti, excluyentes entre sí. Sin embargo no lo son para mí: las dos caben en mi cabeza. Si la incursión (o incursiones) sumeria fue real, estos sumerios debieron de encontrarse con un tipo de sociedad con bastantes de sus parámetros intrínsecos ya definidos, evolucionados, porque de otro modo el nivel de "imitación" habría sido superior. Sin embargo, aunque cambiaron cosas en Naqada II, las cosas genuinas de los pueblos del Valle debieron de permanecer intactas, quizás las más importantes, como la religión, la propia relación con el medio físico, los ritmos de la vida en general, que marcan el bienestar o malestar de los pueblos. Y desde luego el bienestar que el Nilo proporcionaba no se parecía en nada al infierno fluvial e impredecible que era Mesopotamia, sobre todo en las desembocaduras de los dos grandes ríos. Si llegaron los sumerios e influyeron en algo, claramente debieron de ser pequeñas cosas, pequeños detalles, más o menos duraderos en la posterior historia de Egipto. Algunos trucos de gran alcance, como quizás el uso de la escritura; otros menos importantes pero ya para siempre duraderos, como el gusto por el lapislázuli. Algunas duraron poquísimo, como el uso de los cilindros-sello. Parece que los egipcios tendrían ya su propia forma de ver las cosas cuando llegaron los invasores, su propio idioma escrito (aunque fuera todavía imperfecto, en forma de contabilidades). Por eso evolucionaron de forma tan diferente a como lo hicieron en la violenta Mesopotamia. Ni siquiera les llegó a interesar la rueda, que ya conocían los invasores. En realidad no imagino demasiado retraso cultural de una cultura con relación a la otra.

    Tienes razón cuando comentas que la verdadera Unificación no parece haberse terminado con Narmer: aún quedan muestras de haberse dado leña entre vecinos durante algún tiempo más en el Valle. Parece que a nuestros amigos les costó lo suyo alcanzar las cotas de bienestar a la que nos tienen acostumbrados en su posterior Historia.

    Un abrazo.

  8. #48
    Fecha de Ingreso
    Jul 2004
    Mensajes
    1,338

    Predeterminado Comentarios

    Cierto lo que afirmas, Fimosis III. Después de terminar el libro de Wilkinson me daba la impresión de que hubo una cierta penetración oriental en Nagada II que influyó en la cultura preexistente, pero que lo hizo sin modificar sus aspectos esenciales. Coincido contigo plena y absolutamente.

    Pero esto es desbancar las tesis esenciales de la teoría de la raza original, porque lo que afirman sus defensores es que la cultura faraónica brota de una invasión en el que la cultura invasora penetra en la autóctona de tal manera que la desplaza en sus elementos esenciales. De esta manera no es que los asiáticos influyeran en Egipto, sino que fue la cultura de Nagada I la que casi fue arrumbada, influyendo en aspectos no esenciales en la cultura invasora. Es decir, que según la teoría de la raza original, la cultura egipcia brota de la invasión, y contiene pervivencias autóctonas.

    Sin embargo, según Wilkinson la cultura egipcia que conocemos se conforma en sus líneas esenciales en Nagada I, y no le debe casi nada a las influencias asiáticas.

    Personalmente, tras haber leído los argumentos de éste último, ´he modificado mis criterios anteriores. Ahora me convence más la idea de que hubo probablemente una invasión de pueblos asiáticos, pero que no cuajó. Los asiáticos se acabarían integrando en la cultura preexistente, dejando algunos restos de su propia sociedad, pero nunca llegaron a ser los dominadores a los que se refiere la teoría de la raza original.La cuestión ahora estribaría en saber qué cosas fueron las que aportaron estos fracasados invasores.

    Mañana acabo con el capítulo 4º sobre la vida que llevaban estos antiguos egipcios.

    Un saludo.

  9. #49
    Fecha de Ingreso
    Aug 2004
    Localización
    Ciudadano del Mundo
    Mensajes
    523

    Predeterminado

    Saludos

    Hola Yax, de verdad que siento que esto sea un diálogo entre tu y Fim. Personalmente quisiera participar, pero mis escasos conocimientos no darían ni para línea y media.

    Encuentro muy interesante la teoría de Wilkinson, tiene una base suficiente para darle credibilidad, demuestra, con argumentos bastante sólidos que las invasiones orientales no fagocitaron a los habitantes, como los habéis deniminado protoegipcios.

    No os desanimeis, seguir con ello que aunque la gente no participe, seguro que os lee con mucha atención.
    Salud para todos

  10. #50
    Fecha de Ingreso
    Apr 2004
    Mensajes
    713

    Predeterminado

    Cierto, Jucker. El tema es de los muy interesantes. Conocía y había visto fotografías de los petroglifos a ambos lados del Nilo y algunas interpretaciones, pero no he leído a Wilkinson. No he intervenido porque todo me cuadra y no observo nada fuera de lo normal, excepto que alguna teoría básica sobre el origen de Egipto, en este caso la más ortodoxa, está puesta en duda. Y con toda razón, pero esto no es ya nada nuevo, es otra brecha más. Espero atento hasta el final del resumen.

    Saludos, Maat para todos.

    P.D. Yax, leo despacio todo lo que escribes, pero me parece que el diálogo puede venir al final, cuando acabes de exponer.

Reglas de Mensajes

  • You may not post new threads
  • You may not post replies
  • You may not post attachments
  • You may not edit your posts
  •