Ricegipto:

El problema, o los problemas de la teoría de Bauval, es que postula algo cuya única "prueba" sería cierta similitud en la alineación. Dicha teoría descarta el hecho de que las tres pirámides son estructuras independientes y además deja fuera el resto de estructuras de la meseta... excepto, claro está la esfinge que le viene a huevo para meter a Leo en la ecuación ¿Que Leo no existía en la imaginería egipcia en esa época? Coño, qué más da. No hay que dejar que un detalle tan insignificante nos joda la fiesta.

Vamos, que montar una teoría así en base únicamente a la similitud entre dos estructuras formadas por tres puntos ligeramente desalineados, me parece que es mucho montar.

Saludos.