Hola a Tod@s,

Aunque soy un viajero asiduo y me he movido por medio mundo, se podría decir que acabo de regresar del que ha sido el viaje más enriquecedor del que he disfrutado hasta ahora, y aunque sigo este y otros foros hasta la fecha no me había decidido a escribir. Quiero compartir mi experiencia con todos los foreros y espero que les resulte tan gratificante como a mí. El responsable de todo esto ha sido nuestro Anfitrión en el Cairo, Essam.

En fin mi viaje:

Tour operador: Mapa Tours, puntuales y correctos en todo momento, programa "Paisajes de Egipto"

Motonave: Nile Premiun, nueva y lujosa. El servicio excelente.

Hotel en el Cairo: Gran Hayat, de gran lujo, pero la verdad es que no se disfruta ya que con las visitas, lo interesante del país esta fuera del hotel y no dentro.

Las excursiones programadas por la agencia, fueron dirigidas por nuestro guía "Manu", muy correcto y bromista aunque con un trato indiferente, y como todas las excursiones guiadas, los tiempos de visitas y el ritmo es frenético.

Lo mejor decisión de éste viaje fue sin duda decidir visitar El Cairo con la compañía de Essam nuestro guía en el Cairo. Contacté con él a través de un foro sobre Egipto y allí leí muy buenas críticas sobre él, así que me decidí y me puse en contacto con él a través de su correo <mushkela_cairo@hotmail.com> Enseguida me contestó y nos pusimos a organizar nuestra estancia en el Cairo. Desde el primer momento fue muy sencillo, pues nosotros le propusimos nuestras ideas y él nos aconsejó sobre la mejor forma de organizarlo todo para poder visitar todo lo que quisimos e incluso algunas sugerencias suyas y otras con las que nos sorprendió y aún así poder disfrutar tranquilamente de tiempo para pasear e integrarnos con la ciudad.

Llegamos un viernes por la tarde al Cairo. Cuando nos asignaron la habitación en el hotel, le llamamos para informarle de nuestra llegada y acordamos una hora para encontrarnos en la recepción del hotel, conocernos en persona, dar un pequeño paseo por la corniche del Nilo y terminar de concretar las visitas. Tuvimos una primera toma de contacto del caos del Cairo y lo más divertido, cruzar las calles........

A la mañana siguiente teníamos contratada con la agencia la visita a las pirámides. Quedamos con Essam justo después, allí mismo, nos estaba esperando con una furgoneta nuevecita y con aire acondicionado para dirigirnos a Sakkara y Dashur. Comimos a nuestro regreso al Cairo en Felfela justo en frente de las pirámides, (limpio y con comida local, ideal para turistas), por la tarde paseamos por el parque de Al Azhar, desde donde hay unas vistas de la ciudadela excelentes, para acudir después a un espectáculo de danza de derviches justo al lado del Zoco Khan el Khalili. Al terminar el espectáculo pusimos a prueba nuestras habilidades para regatear con los vendedores del Zoco, mas tarde cenamos justo allí en una terraza situada en la azotea de un restaurante típico Egipcio. Finalmente paseamos tranquilamente por el barrio islámico, que por la noche se encuentra iluminado y tiene un encanto especial y no podéis dejar de verlo. Cuenta con numerosos monumentos y mezquitas que se pueden visitar en el interior.
Al día siguiente por la mañana visitamos el museo del Cairo, y a media mañana quedamos con Essam en la puerta del museo, allí nos recogió y nos desplazamos hasta el barrio Copto en metro. Toda una experiencia, no daré mas detalles para que podáis descubrirlo por vosotros mismos.....
Después de enseñarnos el barrio Copto a la salida nos esperaba la furgoneta del día anterior para llevarnos a la ciudadela de Saladino, desde donde nos dirigimos posteriormente la ciudad de los muertos lugar en el que visitamos un mausoleo y una familia que habitaba una de estas casa-tumba. Al terminar Essam nos llevó a una montaña desde donde había unas vistas de todo el Cairo magnificas, mas una sorpresa que no nos quiso decir hasta que estuvimos allí mismo, pero que nos dejó a todos con la boca abierta, era una iglesia Copta muy antigua, nunca mencionada por las agencias y una gran desconocida, pero realmente impactante. Comimos "Koshare" en un restaurante típico de la ciudad "Abu Tarek". Por la tarde escuchamos la llamada para el rezo, justo a la puesta del sol, desde el tejado de una de las mezquitas del barrio Islámico desde la que se divisa gran parte de la ciudad y de la ciudadela, el juego de luz entre los minaretes y la puesta del sol es una delicia para los amantes de la fotografía.
Ultimamos nuestras compras en el bazar del Khan el Khalili y regresamos al hotel, un último paseo por la corniche y el centro del Cairo.

En todo este periodo de tiempo estuvimos acompañados por nuestro anfitrión, gozando de sus explicaciones y comentarios y aguantando nuestro aluvión de todo tipo de preguntas que con una sonrisa y desparpajo resolvió atentamente, haciendo que el trato fuese completamente familiar y muy cercano. Sin duda alguna, con un amigo.

En cuanto a los gastos, Essam no pide nada. Es voluntario por cada persona dar lo que quiera, nosotros pagamos la furgoneta y las entradas a los monumentos así como la comida.

Además de todos los lugares que he mencionado anteriormente, en nuestros desplazamientos por la ciudad, fuimos haciendo paradas en los lugares de interés, tales como palacio presidencial, tumba del presidente Salat........


Espero poder haberos aportado algo, y animaros a que si queréis hacer vuestro viaje especial, os animéis a contactar con Essam, ya que no os arrepentiréis. A parte de todos los recuerdos que traemos en la retina, yo me traigo un amigo.

Por mi parte quedo a vuestra disposición para lo que deseéis y las preguntas que deseéis hacerme.