Página 1 de 27 123411 ... ÚltimoÚltimo
Mostrando resultados del 1 al 10 de 269

Tema: Capitalismo, motor y futuro

  1. #1
    Fecha de Ingreso
    Jun 2006
    Localización
    Santiago de Chile
    Mensajes
    1,290

    Predeterminado Capitalismo, motor y futuro

    Para iniciar el tema, pondré aquí nuevamente una exposición muy suscita de un complejísimo proceso que ha durado varios siglos, que son 100% originales y personales, y que presentan un ángulo radicalmente distinto para entender la historia humana de los últimos tres o cuatro siglos, sin tener una visión absurda y maniquea de la realidad.

    El “modelo de producción capitalista” jamás ha existido ni jamás existirá, así como tampoco el “modelo de producción socialista”. Ambos son aspectos “políticos” de un mismo modo de producción: la sociedad industrial o la “sociedad del motor” como yo la llamo, que en otro momento explicaré en detalle. Son parecidos al feudalismo o al esclavismo, que fueron las modalidades de desarrollo y/o consolidación del “modelo de producción agraria”.

    El modelo industrial, por darle un nombre reconocible, es la “forma de producción” de la sociedad moderna, que reemplazo el modelo de “producción agraria”, que reemplazo que su vez, en un proceso de miles de años, al “modelo de caza y la recolección”.

    El “socialismo” y el “capitalismo” han sido los dos métodos políticos para impulsar la sociedad del motor, que nace con motor a vapor, durante los siglos XIX y XX y ambos han mostrado facetas bárbaras y facetas amables.

    En una primera fases, Inglaterra, Francia y los países europeos en general, que lograron consolidar internamente sus modelos industriales con una serie de revoluciones, compitieron en el siglo XVIII y XIX para expandir este modelo el mundo, arrasando con el modelo agrario que predominaba en el resto del mundo, con aspectos positivos y negativos a su haber.

    Distintos ideólogos y analistas dan cuenta de este gigantesco proceso de cambios. Ricardo modela lo que debe ser el motor de esa expansión, en tanto Marx expone la esencia del modelo (la obtención del capital y las nuevas clases sociales que genera), a la vez que hace la crítica a su barbarie; Gramsci expone sobre las profundas modificaciones del sistema ideológico y Toffler hace una espectacular descripción de este proceso.

    Después de este primer proceso (identificado con el colonialismo y la conquista de los mercados) estuvo consolidado mundialmente, incluso con dos guerras mundiales, desde la segunda mitad de siglo XX y Estados Unidos y Rusia, que dirimieron un el conflicto internos con una guerra y una revolución, compitieron sobre el más eficaz modelo para la asignación eficiente de recursos, (mercado versus planeación), sobre la administración de los factores, como asegurar la reproducción de modelos (educación, sistema política, fuerza productivas, etc.) y sus limitaciones éticas, mas conocido como la guerra fría.

    Hoy estamos en una nueva era, que Toffler llamó la “tercera ola” o que otros llaman post modernismo, y que yo aún no tengo totalmente caracterizada, pero que enfrenta valores éticos y modelos económicos de este modelo industrial ya consolidado, donde el bien y el mal no están ordenados, y no forman parte de ningún paquete, por lo cual se van creando nuevas sistemas de ideas, a veces realmente novedosas y otras, son reinvenciones de ideas de pasado.

    Exploremos todas las aristas de esta nueva realidad.
    Jaime Manuschevich

  2. #2
    Fecha de Ingreso
    May 2005
    Localización
    E zp aña...
    Mensajes
    4,294

    Predeterminado

    Jaime, poco futuro veo al tema del capitalismo y el motor… En fin, no hay más cera que la que arde...
    ...¡Lo que entregues, recibirás!...

  3. #3
    Fecha de Ingreso
    Jun 2006
    Localización
    Santiago de Chile
    Mensajes
    1,290

    Predeterminado

    depende de la cera que se ponga...

    Voy a poner algo mas polemico, para que podamos opinar...

    TRATADO PRIMERO
    Bueno y malvado, bueno y malo
    Friedrich Nietzsche

    7

    Ya se habrá adivinado que la manera sacerdotal de valorar puede desviarse muy fácilmente de la caballeresco-aristocrática y llegar luego a convertirse en su antítesis; en especial impulsa a ello toda ocasión en que la casta de los sacerdotes y la casta de los guerreros se enfrentan a causa de los celos y no quieren llegar a un acuerdo sobre el precio a pagar. Los juicios de valor caballeresco-aristocráticos tienen como presupuesto una constitución física poderosa, una salud floreciente, rica, incluso desbordante, junto con lo que condiciona el mantenimiento de la misma, es decir, la guerra, las aventuras, la caza, la danza, las peleas y, en general, todo lo que la actividad fuerte, libre, regocijada lleva consigo. La manera noble-sacerdotal de valorar tiene -lo hemos visto- otros presupuestos: ¡las cosas les van muy mal cuando aparece la guerra! Los sacerdotes son, como es sabido, los enemigos más malvados. ¿Por qué? Porque son los más impotentes. A causa de esa impotencia el odio crece en ellos hasta convertirse en algo monstruoso y siniestro, en lo más espiritual y más venenoso. Los máximos odiadores de la historia universal, también los odiadores más ricos de espíritu han sido siempre sacerdotes -comparado con el espíritu de la venganza sacerdotal, apenas cuenta ningún otro espíritu. La historia humana sería una cosa demasiado estúpida sin el espíritu que los impotentes han introducido en ella [...]
    Un texto para aquellos que aman la guerra...
    Jaime Manuschevich

  4. #4
    Fecha de Ingreso
    Jun 2006
    Localización
    Santiago de Chile
    Mensajes
    1,290

    Predeterminado

    Otro aún mas polemicos, de la introducción de Zaratustra...

    Friedrich Nietzsche

    Cuando Zaratustra llegó a la primera ciudad, situada al borde de los bosques, encontró reunida en el mercado una gran muchedumbre: pues estaba prometida la exhibición de un volatinero. Y Zaratustra habló así al pueblo: Yo os enseño el superbombre. El hombre es algo que debe ser superado. ¿Qué habéis hecho para superarlo?

    Todos los seres han creado hasta ahora algo por encima de ellos mismos: ¿y queréis ser vosotros el reflujo de esa gran marea, y retroceder al animal más bien que superar al hombre?

    ¿Qué es el mono para el hombre? Una irrisión o una vergüenza dolorosa. Y justo eso es lo que el hombre debe ser para el superhombre: una irrisión o una vergüenza dolorosa.

    Habéis recorrido el camino que lleva desde el gusano hasta el hombre, y muchas cosas en vosotros continúan siendo gusano. En otro tiempo fuisteis monos, y aun ahora es el hombre más mono que cualquier mono.

    Y el más sabio de vosotros es tan sólo un ser escindido, híbrido de planta y fantasma. Pero ¿os mando yo que os convirtáis en fantasmas o en plantas?

    ¡Mirad, yo os enseño el superhombre!

    El superhombre es el sentido de la tierra. Diga vuestra voluntad: ¡sea el superhombre el sentido de la tierra!

    ¡Yo os conjuro, hermanos míos, permaneced fieles a la tierra y no creáis a quienes os hablan de esperanzas sobreterrenales! Son envenenadores, lo sepan o no.

    Son despreciadores de la vida, son moribundos y están, ellos también, envenenados, la tierra está cansada de ellos: ¡ojalá desaparezcan!

    En otro tiempo el delito contra Dios era el máximo delito, pero Dios ha muerto y con El han muerto también esos delincuentes. ¡Ahora lo más horrible es delinquir contra la tierra y apreciar las entrañas de lo inescrutable más que el sentido de aquélla!

    En otro tiempo el alma miraba al cuerpo con desprecio: y ese desprecio era entonces lo más alto: -el alma quería el cuerpo flaco, feo, famélico. Así pensaba escabullirse del cuerpo y de la tierra.

    ¡Oh!, también esa alma era flaca, fea y famélica: ¡y la crueldad era la voluptuosidad de esa alma!

    Mas vosotros también, hermanos míos, decidme: ¿qué anuncia vuestro cuerpo de vuestra alma? ¿No es vuestra alma acaso pobreza y suciedad y un lamentable bienestar?

    En verdad, una sucia corriente es el hombre. Es necesario ser un mar para poder recibir una sucia corriente sin volverse impuro.

    Mirad, yo os enseño el superhombre: él es ese mar, en él puede sumergirse vuestro gran desprecio.

    ¿Cuál es la máxima vivencia que vosotros podéis tener? La hora del gran desprecio. La hora en que incluso vuestra felicidad se os convierta en náusea, y eso mismo ocurra con vuestra razón y con vuestra virtud.

    La hora en que digáis: �¡Qué importa mi felicidad! Es pobreza y suciedad y un lamentable bienestar. ¡Sin embargo, mi felicidad debería justificar incluso la existencia!�

    La hora en que digáis: �¡Qué importa mi razón! ¿Ansía ella el saber lo mismo que el león su alimento? ¡Es pobreza y suciedad y un lamentable bienestar!"

    La hora en que digáis: �¡Qué importa mi virtud! Todavía no me ha puesto furioso. ¡Qué cansado estoy de mi bien y de mi mal! ¡Todo esto es pobreza y suciedad y un lamentable bienestar !�

    La hora en que digáis: �¡Qué importa mi justicia! No veo que yo sea un carbón ardiente. ¡Mas el justo es un carbón ardiente!

    La hora en que digáis: �¡Qué importa mi compasión! ¿No es la compasión acaso la cruz en la que es clavado quien ama a los hombres? Pero mi compasión no es crucifixión.�

    ¿Habéis hablado ya así? ¿Habéis gritado ya así? ¡Ah, ojalá os hubiese yo oído gritar así!

    ¡No vuestro pecado -vuestra moderación es lo que clama al cielo, vuestra mezquindad hasta en vuestro pecado es lo que clama al cielo!

    ¿Dónde está el rayo que os lama con su lengua? ¿Dónde la demencia que habría que inocularos?

    Mirad, yo os enseño el superhombre: ¡él es ese rayo, él es esa demencia!

    Cuando Zaratustra hubo hablado así, uno del pueblo grito: �Ya hemos oído hablar bastante del volatinero, ahora, ¡veámoslo también!� Y todo el pueblo se río de Zaratustra. Mas el volatinero que creyó que aquello iba dicho por él, se puso a trabajar.
    Cuando leo esto me asombro de lo que pensaba del mundo a los 18 años y como pensaba que habáa que llevar a al humanidad a un nuevo estadio evolutivo superando lo falso y corrupto...

    Nietzsche en la moral atea, Marx en la economía y Lenin en la política... menuda mezcla...
    Jaime Manuschevich

  5. #5
    Fecha de Ingreso
    Jun 2006
    Localización
    Santiago de Chile
    Mensajes
    1,290

    Predeterminado

    Otra mirada mas concreta

    ¿Hacia dónde se dirige nuestro Mundo?

    Como de costumbre, ante esta pregunta, surgen dos posiciones radicales, opuestas e irreconciliables: el pesimismo más grande y desesperanzado y el optimismo más fantástico e ingenuo. El infierno o el paraíso.

    Para el optimismo a ultranza, nuestro mundo sigue una línea recta ascendente, en la cual no se vislumbran accidentes de importancia. La creación y el progreso son constantes. Hoy mejor que ayer y peor que mañana... Jamás un tropiezo, un problema grave; al contrario todo es amor y comprensión en la bien avenida familia humana.

    Los choques, enfrentamientos y errores son apenas travesuras sin mayor trascendencia, fáciles de subsanar con buena voluntad y una sonrisa. La única sombra que opaca este feliz panorama es precisamente la gente que no comparte esta posición, los negros augurios que entorpecen la alegría inconsciente de quienes ven o interpretan las cosas como más les satisface. Es como ir por la Historia sin apenas dejar huella.

    Desde el punto de vista pesimista la civilización se precipita en caída libre. Hoy es peor que ayer y mejor que mañana. La corrupción del género humano es evidente y se apuntan cono causas varias razones; entre ellas los fallos estrictamente espirituales o más concretamente el alejamiento de una u otra forma religiosa, la incomprensión de una u otras forma sociopolítica.

    Asimismo la ciencia es nefasta: a mayores conocimientos, mayores son los desastres y peor es la aplicación que el hombre hace de esos conocimientos. El arte es apenas la vulgar exacerbación de los sentidos... Estamos ante el desastre total; todo va mal y nada tiene solución. Solo queda esperar el fin del mundo. La gran catástrofe sobre la que abundan predicciones de todo tipo dentro de la amplia gama de lo negativo.

    Por eso nos preguntamos una vez más: ¿Hacia dónde va nuestro mundo?¿Sólo tenemos estas dos posibilidades, estas dos únicas formas de enfocar la vida, nuestra vida actual?

    Si analizamos desapasionadamente nuestro tiempo es imposible evitar la idea de crisis. Hay muchas cosas rotas, inútiles, olvidadas o perdidas, superadas desgastadas... hay en todos una gran ansiedad de cambio, pero no se sabe muy bien qué es lo que se quiere cambiar ni en qué dirección se abren los cambios más viables.

    La moral atemporal, ese sentimiento de ser más allá del presente existir, se ha diluido en las conciencias, o bien dormita en las profundidades del inconsciente, o bien asoma de vez en cuando sin hacerse oír entre las multitudes desorientadas. La belleza, el valor, la honestidad, la finura del buen gusto, la delicadeza del amor, la espiritualidad, en fin, esconden como lacras vergonzosas tras los harapos de la moda, las ironías, la grosería y la violencia. A simple vista se advierte la agresividad individual y colectiva, la intolerancia absoluta, el desprecio de los unos por los otros y el deseo de venganza en todos los planos.

    Entonces, ¿no hay ni un pequeño resquicio de luz?

    Claro que sí. Hay luz mientras podamos pensar en lo que sucede, analizar lo que estamos viendo y extraer experiencias de todo ello. Hay luz mientras conservemos la capacidad de soñar con un mundo nuevo y mejor, a la vez que ejercitamos la voluntad para convertirlo en realidad. La hay mientras sigamos leyendo las páginas siempre vivas y actuales de la Historia, donde aprendemos que, hasta ahora, siempre hemos superado los momentos más amargos y difíciles. Así el mayor optimismo se expresa como fortaleza e inteligencia para sortear los errores repetidos y renovarse en los aciertos.

    ¿Hacia dónde se dirige nuestro mundo? Hacia su propio destino, y nosotros los hombres no somos ajenos a ello. Es hora de plantearse una nueva pregunta: ¿soy capaz de participar activamente en esta empresa? En el sí de la respuesta está la posibilidad de hacerlo. Es la hora.

    Delia Steinberg Guzmán
    Jaime Manuschevich

  6. #6
    Fecha de Ingreso
    May 2005
    Localización
    E zp aña...
    Mensajes
    4,294

    Predeterminado

    Cita Originalmente Escrito por Jaime Manuschevich Ver Mensaje
    Otra mirada mas concreta
    What are those things that make human existence a state of simplicity?... Is it the simple way of happiness?
    Úlima edición por Celso Vernon fecha: 01-15-2010 a las 07:58 PM
    ...¡Lo que entregues, recibirás!...

  7. #7
    Fecha de Ingreso
    May 2005
    Localización
    E zp aña...
    Mensajes
    4,294

    Predeterminado

    ¿Cuáles son esas cosas que hacen de la existencia humana un estado de sencillez?... ¿Es la sencillez la vía de la felicidad?...
    ...¡Lo que entregues, recibirás!...

  8. #8
    Fecha de Ingreso
    Dec 2008
    Mensajes
    101

    Predeterminado

    Cita Originalmente Escrito por Celso Vernon Ver Mensaje
    ¿Cuáles son esas cosas que hacen de la existencia humana un estado de sencillez?... ¿Es la sencillez la vía de la felicidad?...
    Yo iría un poco más lejos; demos una vuelta de tuerca a tu comentario con una frase del poeta y filósofo italiano Giacomo Leopardi:

    "Es curioso observar que casi todos los hombres que valen mucho son de maneras sencillas; y las maneras sencillas son tomadas siempre por indicio de poco valor."

    Un saludo.

  9. #9
    Fecha de Ingreso
    May 2005
    Localización
    E zp aña...
    Mensajes
    4,294

    Predeterminado

    Cita Originalmente Escrito por al-andalus Ver Mensaje
    Yo iría un poco más lejos; demos una vuelta de tuerca a tu comentario con una frase del poeta y filósofo italiano Giacomo Leopardi:

    "Es curioso observar que casi todos los hombres que valen mucho son de maneras sencillas; y las maneras sencillas son tomadas siempre por indicio de poco valor."

    Un saludo.
    Por lo tanto, y es lo que deseaba “tocar”… ¿Sería la sencillez ese valor para lograr la felicidad?... ¿Realmente existe la felicidad o solo es una abstracción del deseo humano?... ¿Para que puñetas queremos ser felices?... ¿Es el estado natural del ser humano?... ¿Entonces...?

    Saludos
    Úlima edición por Celso Vernon fecha: 01-15-2010 a las 09:15 PM
    ...¡Lo que entregues, recibirás!...

  10. #10
    Fecha de Ingreso
    May 2005
    Localización
    E zp aña...
    Mensajes
    4,294

    Predeterminado

    ¿Hacia dónde se dirige nuestro Mundo?
    Yop no pondría la mano en el fuego afirmando que el mundo es "nuestro"...
    ...¡Lo que entregues, recibirás!...

Reglas de Mensajes

  • You may not post new threads
  • You may not post replies
  • You may not post attachments
  • You may not edit your posts
  •