REGRESO A LA ATLANTIDA
Quisiera comentaros una novedad editorial que ha supuesto para mí un verdadero descubrimiento. Se trata de "EL LABERINTO DE LA ATLÄNTIDA", una novela firmada por un autor llamado Álvaro Bermejo. No sabía nada de él y al abrir la solapa me he encontrado con un escritor sorprendentemente muy reconocido, con dos Ateneos de Sevilla y una quincena de títulos en su trayectoria. A veces esto no significa nada, ya lo sabemos. Pero, en este caso, me he encontrado con un relato deslumbrante que combina magistralmente una notable erudición y una eficacia narrativa extraordinaria. La trama se sitúa en la Creta ocupada durante la II Guerra Mundial, donde los nazis de la organización esotérica "Ahnenerbe" buscan una legendaria fuerza de poder que, en su tiempo, fue conocida como "El Rayo de Poseidón". La clave reside en un metal misterioso, el legendario Oricalco de los atlantes, cuya composición molecular resulta muy parecida a los isotopos de uranio y plutonio que dieron lugar a la primera bomba atómica. Sobre este planteamiento, que en un principio parece demasiado fantasioso, Bermejo va construyendo un relato genuinamente "crossover" arbolado de personajes que te llegan hasta el hueso del alma y abierto a todas las incógnitas. La más desconcertante acaba revelándose como la más novelesca: los habitantes de la isla de Creta, sin ser conscientes de ello, encarnan y reviven una y otra vez los viejos mitos griegos. y así, entre humildes pastores que no saben que son el viejo dios Pan, entre pescadores en cuya mirada relampaguea la furia de Teseo, encontraremos a una turbia "femme fatale", Sirah Dracodiadis, condenada a reactualizar el mito de Ariadna mientras el Minotauro comienza a despertar en lo profundo de su laberinto subterráneo. Por momentos, esta novela “extraña” me ha recordado una película tan llena de magia como "El laberinto del Fauno": una guerra salvaje, unos personajes atrapados dentro del delirio y, bajo la piel de todo eso, un segundo relato sumergido entre lo alucinatorio y lo clarividente. La peripecia, escrita a dos voces, se va entrelazando hasta abocarnos a un final propio de un buen "thriller", sencillamente perfecto. Para mí, este título ha supuesto el gran descubrimiento de la Rentrée. No puedo dejar de recomendarlo... Y espero vuestras opiniones.
Firmado: Laura B. Aristegui