Página 77 de 116 PrimerPrimer ... 27677475767778798087 ... ÚltimoÚltimo
Mostrando resultados del 761 al 770 de 1151

Tema: la atlantida

  1. #761
    Fecha de Ingreso
    Jun 2006
    Mensajes
    253

    Predeterminado

    Cita Originalmente Escrito por Semmat
    Para ser un estudio riguroso y profundo, debería, entre otras cosas, exigir la presencia física del investigador en las cámaras de descarga y analísis químicos de las pretendidas marcas de cantero. Después debería de rebatir convincentemente los argumentos de los que se oponen y piensan que fue la suave manita de Vyse la que se encargó de plasmarlos.
    Cualquiera que no parta de una ya pre-concebida o pre-convencida idea sobre la naturaleza y origen de esos grafitos y lea detenidamente el estudio epigráfico realizado por GDM en sus tres partes, pero sobre todo en las dos últimas, se percataría, sin ninguna dificultad, que GDM refuta todos los puntos, uno por uno, con absoluta rotundidad, mediante el peso de las pruebas epigráficas, paleográficas y lexicográficas más convincentes y más objetivas reunidas hasta la fecha.

    GDM demuestra de manera incuestionable en su estudio que los grafitos de la Gran Pirámide de Jufu son auténticos y que se corresponden en todo con los usados ya desde antes de la IV Dinastía, y que están ocupando posiciones que se corresponden con las típicas que ocupan los grafitos de marcas de cantería encontrados en otras pirámides y monumentos egipcios.

    Todo esto lo demuestra GDM mediante "la fuerza del argumento", mientras que los que se oponen, porque senillamente prefieren seguir creyendo en el tremendo error de interpretación de Sitchin y seguidores, lo hacen mediante "el argumento de la fuerza". Esta es la mayor diferencia.

    La "presencia física" en el lugar del investigador no es más que un argumento falaz. Se puede realizar investigaciones sobre la base de los documentos publicados, de las fotos y dibujos publicados, por otros investigadores que estuvieron allí mismo, "in situ". La cuestión es que algunos se creen que son los únicos que han estado allí, en esas "cámaras de descargas", y que solamente sus fotos o sus videos son los que tienen validez, pero esto no es más que un error propio de petulantes. Muchas otras personas e investigadores de reconocido prestigio y honestidad intelectual (entre los que se encuentran destacados egiptólogos ortodoxos, y heterodoxos también) han estado en el lugar y han publicado sus fotos, dibujos, videos y conclusiones sobre lo que han visto; y este material es el que usa GDM.

    Si no se aceptan las pruebas, es decir, las evidencias físicas epigráficas, paleográficas y lexicográficas que presenta GDM en ese estudio, que repito es el más profundo y científico realizado hasta la fecha sobre este aspecto, no es por que carezcan de rigor, seriedad y profuniddad científica sino por simples motivos personales y cuestiones ideológicas, ni más ni menos.

    Como ya dije hace unas semanas atrás en este mismo foro. No importa para nada cuántas evidencias objetivas y contundentes uno puede llegar a mostrar sobre algo si la parte contraria ya ha decidio aceptar (por fe) como una creencia firme otra hipótesis (sobre ese algo) que simplemente se ajustan más a sus concepciones ideológicas y anhelos oníricos. Contra la creencia la ciencia no puede hacer absolutamente nada.

    Así pues, muchos seguiran creyendo que los grafitos son unas falsificaciones decimonónicas mientras otros muchos se inclinarán ante el peso de las pruebas y ante la fuerza del argumento científico.
    Úlima edición por INSBAYT fecha: 07-28-2006 a las 12:37 PM
    Salutis
    INSBAYT

  2. #762
    Fecha de Ingreso
    Dec 2005
    Localización
    Huelva
    Mensajes
    150

    Predeterminado

    Hola a todos.

    INSBAYT, dices que Montexano clasifica los diálogos Timeo y Critias como didácticos; pero me pregunto si es cosa suya o cita a algún autor de la antigüedad. No he conseguido encontrar la clasificación que hace Diógenes Laercio, ¿es éste el autor de esta clasificación, verdad?

    Por otro lado, he leído que Aristóteles da a entender que la Atlántida es un invento de Platón ¿no?. Cada vez dudo más que se basara en una historia real y me parece más claro que se trata de un invento con fines filosóficos/políticos.

    Saludos

  3. #763
    Fecha de Ingreso
    Jun 2006
    Mensajes
    253

    Predeterminado

    Cita Originalmente Escrito por zoser_imhotep
    Hola a todos.

    INSBAYT, dices que Montexano clasifica los diálogos Timeo y Critias como didácticos; pero me pregunto si es cosa suya o cita a algún autor de la antigüedad. No he conseguido encontrar la clasificación que hace Diógenes Laercio, ¿es éste el autor de esta clasificación, verdad?

    Por otro lado, he leído que Aristóteles da a entender que la Atlántida es un invento de Platón ¿no?. Cada vez dudo más que se basara en una historia real y me parece más claro que se trata de un invento con fines filosóficos/políticos.

    Saludos
    La clasificación de los diálogos del Timeo y el Critias en didaktikós (didácticos) o dogmáticos la ofrece el mismo Diógenes y después muchos destacados autores y filósofos así lo han sostenido a lo largo de la historia no es cosa de GDM. Si en efecto, Aristóteles sugiere (no afirma nunca) que es posible que no fuera una historia real, pero también es cierto que la inmensa que el resto de todos los discípulos de Platón debieron creer que era auténtica, pues las citas que nos han llegado de otros es para confirmar la autencidad de la historia u ofrecer credibilidad a la misma. Lee este fragmento de Wikipedia:

    Platón usa la expresión griega «Alêthinon Logon», que en aquellos tiempos se usaba para denominar a una «Historia Verdadera», en contraposición al Mithos (mito) o cuento fabulado. Para su discípulo Aristóteles se trataba de una utopía alegórica, pero se trata de una excepción, pues la lista de discípulos directos e indirectos de la Academia fundada por Platón —que duró casi 900 años— que creyó que la historia era verdadera, o sea, una «Alêthinon Logon» y no un «Mithos», alcanza la mayoría.
    Usted sin embargo, insiste en exponer que "Cada vez dudo más que se basara en una historia real y me parece más claro que se trata de un invento con fines filosóficos/políticos." Pues bien, con independencia de que este es el camino más fácil y "oportunista", pues esta es la "opinión común" entre la mayoría de los actuales escépticos, los datos de las fuentes conocidas, desde la antigüedad hasta la Edad Media nos indica precisamente lo contrario, o sea, que la "historia verdadera" de la Atlántida, está basada en datos histórico-geográficos, geológicos, sísmológicos y toponímicos reales y verdaderos.

    Ahora, como es de esperar (además de lógico y propio de la naturaleza humana) usted seguirá creyendo (con independencia de las evidencias y datos objetivos) en aquello que más se ajuste a sus propios intereses personales y a su particular (o grupal) concepción ideológica de lo que debe ser la verdad histórica, que por supuesto, no tiene porque corresponderse en la absoluto con la auténtica verdad histórica.
    Salutis
    INSBAYT

  4. #764
    Fecha de Ingreso
    Dec 2005
    Localización
    Huelva
    Mensajes
    150

    Predeterminado

    Hola de nuevo a tod@s.

    Hola, INSBAYT, ¿Diógenes dice eso exactamente en algún libro suyo que conozcas?; porque he conseguido una copia de "Vida de los filósofos más ilustres" y no localizo la cita. Aparte que lo de dogmáticos no se relacionarlo con su clasificación; volveré a leer el capítulo de Platón.

    En cuanto a los datos históricos, geográficos y demás no veo cómo pueden ser todos ciertos a un mismo tiempo. Ya me dirás cómo hacer coincidir fechas lugares y hechos, que se narran en esos diálogos, con algo de lo que se conoce sobre la historia. Porque aquí estamos hablando de historia; todos los personajes del diálogo parecen poseer la escritura como seña de identidad (griegos, egipcios y atlantes). Luego unos desaparecen (atlantes) y a otros se les olvida (¿?) debido a la mezcla de sangre (¿?, griegos); solo los egipcios conservan memoria de los hechos de aquel tiempo.

    Desde mi particular punto de vista, cada vez veo más claro que la parte principal de la historia la basa Platón en la civilización minoica. No se qué relación habría entre esta civilización y los hicsos que ocuparon el delta (supongo que comercial). Desde el punto de vista egipcio, la expulsión de los hicsos debió ser recordada con admiración; y si por aquellas fechas se produjo la desaparición de la civilizacación cretense, pues qué decir, son muchos detalles. En fin, que si, que me parece un invento.

    Saludos

  5. #765
    Fecha de Ingreso
    Apr 2004
    Mensajes
    1,831

    Predeterminado

    Hola amigos. Jaime, no soy demasiado consciente de la diferencia que pueda existir entre los términos "atlantista" y "atlantólogo", por lo que te pido disculpas si los he empleado mal; si bien tengo que decir que para mí son la misma cosa.

    Por lo demás, el hecho de que las cronologías de ciertas culturas estén aún en revisión no me lleva necesariamente a considerar que la GP esté mal datada en la IV din., ni tampoco a la existencia del pueblo atlante. Es para mí como el ejemplo que siempre se pone de Troya: como se consideró leyenda y después su existencia quedó probada, así Atlantis habrá de ver la misma resolución.

    A diferencia de otros civilizaciones y culturas, Egipto nos ofrece y nos ofrecerá aún en el futuro un caudal de información incomparable al de cualquier otro pueblo de la Antigüedad. Tanta información, lo bueno que tiene, es que puede crear un esquema general en el que incluír nuevos datos, nuevos descubrimientos. Este esquema es muy coherente, en él todo parece casar. Y esta cualidad permite, entre otros ejemplos, datar piezas sueltas y perdidas en colecciones privadas y museos, asignar documentos a momentos específicos de su Historia, o interpretar la función de ciertos edificios aunque no contengan ninguna momia dentro.

    No es posible (o no debería de ser posible) intentar interpretar nada de forma aislada en Egipto, al contrario: es preciso y necesario considerar cada detalle dentro de un todo, porque es la vía más racional de acometer un verdadero camino de conocimiento. Intentar ver la GP sin considerar todas las demás pirámides es un error de bulto para mi gusto, un error que habitualmente lleva (como la experiencia demuestra) a que cada cual interprete la función de ese monumento a capricho. No creo que exista en el mundo otro edificio con más interpretaciones (algunas para partirse el pecho). Para quienes vemos la GP simplemente como una pirámide más, por muy perfecta que ésta sea, el esquema general que citaba antes parece cuadrar perfectamente. Esto no significa que todo esté dicho en Egiptología, como algunos heterodoxos queréis pensar que aceptamos los aficionados ortodoxos.

    Desde luego a los ortodoxos no nos asusta que algunas cronologías se retrasen o se avancen, pero, claro está, las razones que a los estudiosos les lleven a ello tendrán que ser razonables, y mejor aún si son demostradas. Tampoco nos asustaría que un día alguien demostrara que la Esfinge representa a Khufu y no a Kefren. Pero lo que no podemos tragar los ortodoxos es que a capricho de alguien, basándose en el simple estupor que le causa la perfección geométrica o la complicación técnica de una obra, tenga que reinterpretarse un monumento. Puse el ejemplo de los cines: si en alguno de ellos en el futuro, construido con piedras gordas y bien colocadas, no encuentran los arqueólogos películas de celuloide entre los escombros, pero sí sin embargo encuentran una pantalla, filas de asientos y una taquilla en la puerta, ¿sería lícito negar que fue un cine?

    Bueno, dejo de momento este pesado discurso, que luego viene Cachoperro y me regaña porque escribo post muy largos y tediosos...

    Por cierto, Cachoperro, que he pensado que quizás los "cañones estelares" sean en realidad los puntos por donde echar el combustible para que la fábrica funcione...

    Un abrazo.

  6. #766
    Fecha de Ingreso
    May 2006
    Localización
    En el reino de Osiris
    Mensajes
    273

    Predeterminado

    Hola a todos, la verdad me siento un entrometido en este tema. UDs han charlado largo y tendido pero creo ver algo por mejorar en el debate que, a decir verdad a mi me ha gustado mucho por el nivel y cantidad de temas que se han tocado.

    A mi me gusta la imparcialidad, aunque tengo mi creencia frente al tema de la existencia de este continente, considero que ambos "bandos" (los llamaré "creyentes" y "no creyentes") caen en el juego de proteger su postura sin ceder cuando el otro tiene razón.

    Aclaro que no pretendo ser juez ni parte, como tampoco mediador o ser la mamá de los contertulios, pero creo que los creyentes y no creyentes tienen fundamento para sustentar sus hipotesis, cosa que en ningún momento se ha reconocido.
    Cuando uno argumenta un tema viene el otro y empieza con "eso no puede ser", "debes informarte sobre ... antes de decir ....", "cualquier ser mediamente informado sobre ... sabe que ....", etc. etc.
    Si me lo permiten chicos, (tal vez me manden a freir monos como se dice en mi tierra) el debate debería ir por partes y cada parte discutida en amplitud, con orden, "matando" tema por tema.
    A ratos están hablando sobre algo y viene otro arremetiendo sobre lo que dijo alguien 20 post antes, en fin.
    No quiero dar la lata, como tampoco pretendo "regañarlos" si se puede decir de una forma, pero considero un poco desordenado e irascible el tenor de los últimos post.

    Para terminar, me gustaría que no se eludiera el tema de como se supone que se construyó la GP, pues no es menor el detalle. Tomemos esto en serio, si para construir la pirámide se necesitó un ritmo de 3 bloques por minuto, que alguien me diga como cojones pudieron. Con esto no quiero decir tampoco que vinieron "atlantes" con máquinas Caterpillar de la época y ya está.
    Estoy diciendo que definitivamente la construyeron los egipcios, pero cómo?. Algunos dicen que varios grupos bien organizados y ya está, pero cuanta gente?, existía tal cantidad de habitantes dedicados a las canteras como para sustentar tan colosal obra?.

    En fin igual me alargué y les di la paja.

    Un saludo desde el sur del mundo.
    "Gracias Atón porque amanece el día y otra vez resplandeces en el sol"
    Anek-Aton

  7. #767
    Avatar de Sahure
    Sahure no está en línea Supervisor Del Harén Real
    Fecha de Ingreso
    Apr 2004
    Localización
    De un lugar al que no se puede llegar usando la razón (así que no la uses)
    Mensajes
    1,719

    Predeterminado

    Parece que me estoy lleyendo pero con otro nick.

    Como no podía ser de otro modo, coincido contigo desde el principio hasta el final Mizrain.

    Es de lo más razonable todo lo que apuntas
    ¡¡¡SOÑANDO ROMA!!!

  8. #768
    Fecha de Ingreso
    Apr 2004
    Mensajes
    1,831

    Predeterminado

    Hola amigos. Mizraim, éste de la Atlántida es un tema que levanta pasiones e indignaciones. Como ya te comenté, en mi opinión es muy difícil que ambos "bandos" reconozcan seriedad y rigor en los caminos de conocimiento del "contrario": los "unos" opinamos de los "otros" que sus premisas son ingenuas y caprichosas, y viceversa. A pesar de todo, y a pesar de ciertos momentos en que en este debate se pierden las composturas, creo que lo llevamos bastante bien, y la pruba está en que aquí seguimos "unos" y "otros" aportando nuestros particulares granitos de arena.

    Creo que nos escuchamos bastante, me consta (al menos yo lo hago, allá cada cual con su propia postura), y es normal que se den respuestas puntuales a un tema que se aborda desde diferentes ángulos (fuentes, geografía, monumentos, cronología, tecnologías...). Cuando dices:

    ...el debate debería ir por partes y cada parte discutida en amplitud, con orden, "matando" tema por tema.

    Ésta podría ser una solución aparentemente lógica, pero la experiencia demuestra que, al menos en este foro tan dinámico, no funciona. Porque llevaría a muchos de los contertulios al aburrimiento, y consecuentemente al abandono del propio tema. Cada uno de nosotros, como habrás podido comprobar, tiene inquietudes diferentes. Yo, por ejemplo, seguramente abandonaría si durante dos semanas nos dedicáramos a destripar filológicamente los textos de Platón, porque además de que me perdería en conceptos e ideas que desconozco, no creo que los textos de Platón estén reflejando una realidad irrefutable. O ponernos a hablar exclusivamente sobre Geología, aburriría al más pintao. Así sucedería con cualquier otra área del saber.

    Querría señalar en este punto que un contertulio tan ecuánime y valioso como Yax Pasaj ya no nos frecuenta en este debate porque cada una de sus consideraciones han sido obviadas y dejadas de lado, supongo que porque suele plantear argumentos muy difíciles de refutar. Yax tiene la cualidad del bisturí, él sí que va matando los temas de uno en uno.

    Y en cuanto esto otro que dices:

    Para terminar, me gustaría que no se eludiera el tema de como se supone que se construyó la GP, pues no es menor el detalle. Tomemos esto en serio, si para construir la pirámide se necesitó un ritmo de 3 bloques por minuto

    y a esto:

    Algunos dicen que varios grupos bien organizados y ya está, pero cuanta gente?, existía tal cantidad de habitantes dedicados a las canteras como para sustentar tan colosal obra

    tendré que decirte que este tema no se elude en absoluto. Varios de los contertulios (y no sólo los heterodoxos) tienen en cuenta estos cálculos. Pero habrás de entender que para otros contertulios, entre los que me encuentro, estos cálculos no podrán ser nunca correctos y que las conclusiones a las que llevan suelen tener como consecuencia errores de bulto demasiado importantes en mi opinión. Tú mismo pones el dedo en la llaga cuando te preguntas por el número de obreros, el número de equipos y como estaban organizados éstos. Esos datos no los tiene nadie, y probablemente nunca nadie los tendrá. Y como comprenderás, esos datos son demasiado importantes como para inventar su valor y que las ecuaciones pudieran llevarnos a conclusiones razonables. Y ésas que tú citas no serían las únicas variables necesarias para meter en las ecuaciones. Hay bastantes más, que también desconocemos:

    -¿Cuánto duró realmente la obra?

    -¿Se trabajaba durante todo el año?

    -¿Cuántos frentes de cantera existían?

    -¿Qué tecnología usaban? ¿Rampas? ¿Una rampa, dos, tres, cuatro? ¿Helicoidal?

    -¿Trabajaban también en turnos durante la noche?

    Y un largo etc.

    Por otra parte quienes toman estos cálculos como demostración de sus ideas no parece que nunca tengan en cuenta lo que significa una cadena de montaje, y que por tanto pueden estarse colocando decenas de bloques a la vez. En el ejmplo que puso de los primeros modelos de la Ford queda claro: si por la puerta de la fábrica salía un coche cada minuto ¿significaba que cada coche tardaba en hacerse exactamente un minuto? Si se viera así todo el mundo tendría que considerar que ni tan siquiera trabajando Dios en esa fábrica sería posible tal producción. Sobre esto hemos hablado mucho en todos los demás temas abiertos sobre las pirámides.


    Llegar a un punto intermedio es una quimera, porque ese punto intermedio no existe, salvo si consideráramos, por ejemplo, que la Atlántida de Platón fuera el Egeo minoico, en cuyo caso existirían muchas más concordancias entre ambas posturas. Pero como puedes comprobar cada "atlantólogo" sitúa su propia Atlántida en un lugar diferente..., y ninguno, que yo sepa, está dispuesto a considrar la posibilidad minoica, porque cada vez que se cita queda enterrada en los sótanos del debate. Y claro, así resulta bastante difícil debatir, dado que, para mi gusto, Atlantis no es una cuestión de candidaturas, sino de con qué evidencias contamos sobre ella y sobre su hipotética historia. Da toda la sensación de que existe un empeño personal (variado, demasiado variado) en que la Atlántida sea otra cosa diferente a lo que todas las evidencias del planeta nos dicen.

    Me atrevería a decir que los ortodoxos tomamos la directriz de relacionarlo todo en el contexto de la Antigüedad, mientras los heterodoxos sólo entresacan de ese contexto lo que les interesa para llegar a sus propias razones, sus porpias reinterpretaciones de esa misma Antigüedad. Es así como pueden mezclarse, por ejemplo, pirámides con megalitos, con terrazas titánicas, con edificios mesoamericanos... Y esto a los ortodoxos nos parece muy poco serio.

    Un abrazo, y perdón por este nuevo capítulo de mi gran obra: "La pesadez en dos tomos".

  9. #769
    Fecha de Ingreso
    May 2006
    Localización
    En el reino de Osiris
    Mensajes
    273

    Predeterminado

    Fimosis, Fimosis, me sorprende a veces tu pasciencia y dedicación en las respuestas.
    Aprecio tu esfuerzo en contestar casi todas las "papas calientes" que salen al camino, me atrevería a decir que gracias a tu esfuerzo y tal vez, una colosal tarea de luchar por tus creencias y debatir hasta el final contra lo que consideras ingenuidades, han sido uno de los pilares que sustentan el debate.

    Debo agradecer tus intervenciones, que en algunos aspectos disto de su contenido, pero al fin al cabo son fundamentales para darle "mecha" al tema.

    Tiene mucho sentido lo que señalas y también es cierto que la posibilidad minoica de Atlantis la han atacado con tanques y granadas. Defendiendo una postura que yo también creo personalista, han obviado y menospreciado los fundamentos dados.
    Esto lo deberían reconocer los "creyentes" para darle un poco de humildad a las posturas y demostrar respeto por la hipotesis ajenas.

    En fin, el tema tiene mucha mecha antes de explotar. Tranquilidad entonces en los mando medios.

    Un abrazo desde el sur del mundo.
    "Gracias Atón porque amanece el día y otra vez resplandeces en el sol"
    Anek-Aton

  10. #770
    Fecha de Ingreso
    Jun 2006
    Localización
    Santiago de Chile
    Mensajes
    1,290

    Predeterminado El problema de fondo II

    Cita Originalmente Escrito por Fimosis III
    Hola Jaime. Cuando dices:

    Lo que además me ha sorprendido es el razonamiento, de mucha gente inteligente, que asumen con entremada facilidad la logica de la perfecta planificación y ejecución de la obra... pasando por encima de la más elemental ley de Murphy...

    Quieres decir que tan sólo los atlantes podrían planificar y ejecutar una obra así, ¿verdad?; o sea, esos mismos de los que discutíamos al principio si lo suyo era o no civilización, precisamente por lo primitivos que nos los planteabas en su cuna de Oriente Próximo, casi recién salidos de la Barbarie. Copón, pues sí que que les cundía! Estoy deseando conocerlos.

    Por cierto, ¿esa ley de Murphy cuál sería? Algo así como: "Todo lo que veas en Egipto que está hecho de piedras gordas y bien colocadas no es egipcio, sino atlante".

    Un abrazo.
    Volvemos a la ironía... Parece que no haz leído lo que escribí por ahí... (bueno, tal vez, no lo escribir aquí)...

    En todo caso, repito... los apectos más importante...

    1º Yo jamás he dicho que la GP se hizo en 23 años... Mi estimado es de unos mil años, finalizada hace el 3800, basado en un asentamiento "astronómico" que tenía varios miles de años ya... (la esfinge)

    2º La estructura interna de dos cámaras, me indica que se hizo por etapas, método que fue usado por la pirámides mayas y mexicanas...

    3.- Los Egipcios, de uno u otra forma, son herederos culturales de Atlantis...

    Para explicar las conclusiones a que llegue, pondré unas páginas de mi libro, que abre debate, a un varios temas más, pero que son necesarias para comprender mas globalemente todo el contexto cultural de la civilización de aquella época. Trataré de omitir lo ya dicho, para no hacerlo aburrido y reiterativo..

    Partiré con lo que he señalado antes, que el Mito de La Atlántida y el Mito del Diluvio son lo mismo, ya que esto es clave para entender la génesis de las Pirámides..., es decir por qué y para que se construyeron...

    Como comentario al margen, porque seguro existirá cuestionamiento a la presencia de mitos en este debate científico, dejo en claro que los mitos si tiene un valor científico, en la medida que la antropología y la paleo astronomía lo ha rescatado como información para entender la ideas y la cultura de pueblos antiguos. Es decir, es información válida y útil para toda investigación del pasado.

    Otras facetas de la misma realidad

    Como se puede apreciar, en el curso del libro se ha ido estableciendo una identidad común entre el mito del Diluvio Universal y la leyenda de la Atlántida. La razón es bastante obvia a estas alturas, ya que obedecen a relatos que nacen de una misma realidad hasta ahora oculta –el cambio climático y sus efectos- y probablemente tienen su génesis en una misma narración, aunque llegaron hasta nosotros por distintos caminos.

    El mito del Diluvio emerge justamente de las civilizaciones que fueron los principales herederos culturales de los atlánticos, o por lo menos, de las sociedades que lograron traspasar sus mensajes a través de los tiempos: hebreos, egipcios, sumeros y dravidianos- el mito de Manú-, asunto que no lograron exitosamente ninguna de las colonias europeas, ni cretences ni yemenitas o kushitas. Y sin duda estos mensajes llegaron por caminos diferentes, con intenciones culturales distintas. Es probable que la leyenda de la Atlántida, al ser tomada de la mitología egipcia, fuese una versión más completa y muy parecida a la originaria, pero sus reformuladores, con otra mirada cultural, seleccionaron de ella lo que a la cultura griega le parecía más simbólica y relevante, la impronta epopéyica de ésta, similar a la gesta homérica. Por otro lado, los semitas y en particular los hebreos, les interesaba más la parte moral o ética de los hechos más que los hechos mismos. Pero en ambos casos, esto ocurre en un territorio parecido y el cataclismo tiene similares ribetes, donde el agua juega el papel protagónico de la tragedia.

    Lo interesante del tema es que si hubiese faltado uno de estos dos mitos, las posibilidades de confirmación del uno por el otro quizás hubiese sido imposible. La versión de los cambios climáticos a través del mito del diluvio fue una tradición que estaba fuertemente asentado en la cultura semítica, (...). En la antigua India, cuando fue invadida por los arios, este mito ya formaba parte de la tradición y estaba muy arraigado y allí siguió. Pero esta narración no fue reconocida ni ha sido aceptado hasta la fecha por la cultura aria que emergió de las posteriores oleadas invasoras, (...) de donde emergió la cultura occidental.

    La cultura indoeuropea desarrolló también su propio mito sobre el proceso de transformaciones climáticas, con las mismas características de cataclismos donde el agua juega un papel clave, pero con otra estructura, más ligada a su propia idiosincrasia y tradición guerrera, que se refleja en el mito de Zeus. La mitología griega que llegó hasta nosotros muestra el fenómeno a través de cuatro batallas que este dios debió enfrentar para conquistar y defender el Olimpo. En la primera, debió combatir contra Cronos, su padre, y sus medios hermanos, los titanes, que eran los mares y los lagos, para establecerse en el trono del Olimpo. Según la mitología, "Zeus, ya adulto, entabló contra sus hermanos una guerra conocida como Titanomaquia, de la que existen varias versiones. La más conocida relata que en su bando militaban sus hermanos y la Oceáni-de Estigia (una de las tres mil hijas de Oceáno y su hermana Tetis)... Los titanes y parte de sus hijos se alinearon del lado de Cronos. En esta lucha monstruosa y sin cuartel temblaron el cielo, la tierra y el mar. Los titanes fueron vencidos... gracias al apoyo que le brindaron los Cíclopes y los Hecatónquiros". Los titanes o mares y lagos eran Ceo, Crío, Hiperión y Crónos, y sus hijas, o titánidas, Temis, Rea, Tetis, Tea, Mnemosis y Febe. En la mitología griega primitiva los Cíclopes eran tres hijos del Cielo y la Tierra –Urano y Gea- y tenían por nombre Arges, Asterópes y Brontes, “quienes tenían un solo ojo redondo en la frente y representaban respectivamente al rayo, el relámpago y el trueno”. Por otra parte, los Hecatónquiros, tenían los mismos padres, también eran tres –Coto, Briareo y Giges- y tenían “cincuenta cabezas y cien brazos cada uno”. No cabe duda que el mito de Zeus nos está hablando de fenómenos naturales: un descontrol de las aguas y los océanos, de tormentas y huracanes, y no de entes monstruosos. Este primer combate refleja la lucha por la supervivencia en la fase de las lluvias y ascenso del mar.

    La segunda batalla es conocida como la “gigantomaquia”. Según el mito, después de la guerra contra los mares o titanes, Zeus se instaló como rey del Olimpo, poder que “compartió con sus hermanos, Poseidón y Hades, a quienes dio respectivamente el dominio de los mares y de las mansiones subterráneas. Pero en-tonces, los gigantes nacidos de la sangre que brotó de la herida infringida a Urano los que quisieron escalar el Olimpo... Los gigantes tenían espesa cabellera, barba hirsuta y cuerpo de serpiente, su talla era extraordinaria y su fuerza monstruosa. Ante su presencia palidecieron las estrellas, retrocedió el Sol y la Osa se hundió en el mar. Para asaltar la morada de los dioses colocaron una montaña sobre otras: Athos, Osa, Pelión, Ródope (topónimos plenamente helénicos, es decir montañas que existen en Grecia todavía en la actualidad con este nombre), y desde la cúspide atacaron con furia, utilizando como proyectiles rocas y troncos de árboles inflamados. Los dioses huyeron aterrorizados y muchos adoptaron la forma de diversos animales, se refugiaron en Egipto hasta que el peligro hubo pasado”. En su lucha por vencer a los gigantes, Zeus debió buscar una hierba mágica para lo cual “prohibió al Sol, la Luna y la Aurora que brillasen; de este modo, nadie tuvo luz necesaria para buscarla antes de haberla encontrado él.” Sin la menor ambigüedad, la descripción de esta segunda batalla es la lucha contra un vulcanismo que alcanzó características épica, claramente identificado como otro de los fenómenos asociados a los cambios climáticos globales.

    La tercera epopeya de Zeus es su combate contra Tifoeo (Tifón), nuevo hijo de Gea y Tártaro, “el monstruo más grande que jamás haya existido. Según Hesíodo, los brazos de este robusto dios eran aptos para los mayores esfuerzos y alcanzaba centenares de leguas en cada dirección, siempre dispuesto a entrar en combate, y en vez de dedos tenía cien cabezas de dragón. De cintura hacia abajo estaba rodeado de víbo-ras. Con su cabeza principal, horrible, de asno monstruoso, tocaba el cielo. Su enormes alas oscurecían el sol, arrojaba fuego por los ojos y escupía rocas inflamables de todas las espantosas cabezas de sus extremidades, ora profería el lenguaje de los dioses, ora resoplaba como un toro furioso, o semejaba el grito de unos perros o emitía silbidos cuyo eco resonaba por los altos montes.” Más allá de la forma en que Zeus vence a este nuevo enemigo, que termina sepultado bajo el monte Edna en Sicilia, lo claro es que estamos frente a una erupción volcánica de gigantescas proporciones.

    La última batalla de Zeus es contra los oloadas. “Según Homero se llamaban Oto y Efialtes y eran hijos de Poseidón y de la esposa de Aloeo, Ifimedia.” Su amenaza era que “secarían el mar y los trasladarían hasta donde entonces había estado la tierra”. Aquí nos encontramos con el tercer fenómeno de baja de los mares, pero de alguna forma también está implícita la inundación del mar Negro. [y la desparicion del Mar Muerto](...)

    Las mezcla de los mitos

    La primera de ellas es saber si la versión del mito del diluvio sumerio es ario o semita, porque según sea su origen, nos estaría indicando una menor o mayor pureza de éste. Y para despejarlo es bueno recurrir a ciertas palabras claves, tales como la palabra “mares abismales”. En la versión hebrea del Génesis, la traducción fonética que se hace es “tehom” o “tehomot” y esta palabra en acadio es “tiamat”. Sin embargo, en la versión sumeria esa palabra se transformó en una especie de monstruo marino, “que muere asesinado y su cuerpo es cortado en dos, habiéndose puesto una en el firmamento para que las aguas nunca inunden la tierra” . En cambio la versión hebrea es así: “(7) E hizo Yavhé la expansión y separó las aguas debajo de la expansión, de las aguas que estaban sobre la expansión. Y así fue. (8) Y llamó Yavhé a la expansión cielo” (Gén. 1), lo que esta indicando que en la versión acadia no se comprende en forma absoluta el concepto original usado en el mito. Esto indica que es una traducción o una interpretación de alguien que no maneja a cabalidad el idioma en el que le fue transmitido ni logra tener uno visión más abstracta de ciertos conceptos. Su redactor es a todas luces de una distinta cultura. Y si estos mitos -génesis y diluvio- fueron traspasados a las tablillas hacia el 2.300 A.E.C., cuando en Sumer ya se había iniciado la conquista aria, es muy probable que estos habrían sido escritos por ellos, no por los sumeros originales.

    Esto nos lleva a la pregunta siguiente: ¿de donde obtuvo por tanto la versión original quien redactó los cinco primeros libros de la Biblia, que contienen la historia y las regulaciones culturales?. Una posibilidad es que alguien lo tuviese guardado durante los casi mil años en su forma original desde la salida de Ur o de alguna ciudad conquistada -algún habirú-; pero la otra opción es que la haya obtenido de una versión egipcia, no contaminada completamente de la versión aria. (...) Desafortunadamente, la destrucción de la Biblioteca de Alejandría nos eliminó la posibilidad de confirmar esta teoría.

    En ese mismo contexto, cabe la posibilidad que este mito o relato histórico estuviera disponible completo en las bibliotecas egipcias –ya sin valor histórico concreto para ellos- y fuese éste el texto conocido (...) por Solón, relato del cual éste último construyó el mito de la Atlántida con la marca cultural griega, divorciando en apariencia ambas leyendas. Esta hipótesis es de alguna forma ratificada por el mismo Platón en el siguiente párrafo: “En una ocasión, esperando llevarlos a hablar de la antigüedad en esta parte del mundo, de Forenio, llamado el ‘primer hombre’ y además de Niobé, y después del diluvio, de la sobrevivencia de Deucalión y Pirra, trazó la genealogía de sus descendientes y trazó sus fechas, tratando de calcular hacia cuanto años atrás se remontaba los hechos” (Timeo, 22).

    Detrás de esta líneas nos encontramos con una extraña variante de la mitología griega: Prometeo. “Hesíodo nos relata que Prometeo es hijo del titán Japeto y Clímene, una de la Océanides. Como Zeus es a su vez hijo de otro Titán, Cronos, ambos son pues primos hermanos. Esquilo (526-456 a.C.), considerado como ‘el padre de la tragedia griega’ nos ofrece en su obra maestra Prometeo encadenado otra versión, pues los hace nacer de Temis o Gea; Deucalión era hijo del titán y Pirra, que pasa por esposa de Deucalión , mujer de Prometeo. De esta unión nación Helen, el héroe que dio su nombre a toda la raza de los griegos.

    Cuando los titanes le declararon la guerra al Olimpo, Prometeo optó por una prudente (que no cobarde) neutralidad; ayudó después a Zeus y por eso una vez que los olímpicos obtuvieron el triunfo se le consideró digno de figurar en sus consejos, aun perteneciendo a una raza rival... Sin embargo, todavía no habían intentado su jugada maestra... Y esta sería, según una versión, la creación del hombre, moldeándolo con arcilla (observemos que en el libro bíblico del Génesis, Yahvé moldea también al hombre con barro)... Tanto Hesíodo como Esquilo nos presenta a los dioses como enemigos de la raza humana. Zeus envió un diluvio sobre la Teirra para extreminar a la odiada estirpe de los hombres, pero Prometeo avisó a Deucalión y Pirra y así pudieron salvarse. (La similitud con el relato bíblico continúa: Deucalión sería el Noé helénico)”.

    Pero la similitud del mito griego de Prometeo con el mito semita continúa: “Deucalión, advertido por Prometeo, construyó una caja de madera, introdujo en ella ‘todo cuanto era necesario ‘ y se metió en ella con Pirra. El rey de los dioses hizo que cayeran unas lluvias torrenciales del cielo, las cuales inundaron buena parte de la Tierra. Toda la humanidad pereció en este diluvio, salvo unos pocos que huyeron a las montañas más altas. ‘Pero ocurrió que las montañas de Tesalia se desmoronaron y todo el país, hasta el itsmo y el Peloponeso se sumergió bajo el agua’... Deucalión y Pirra flotaron sobre este mar en su caja de madera durante nueve días y nueve noches, para detenerse al fin sobre el monte Parnaso”.

    En la versión griega también se establece un pacto entre dioses y hombres: “Allí, después que cesaron las lluvias, desembarcaron y ofrecieron unos sacrificios a los dioses. En respuesta, Zeus envió a Hérmes a Deucalión con permiso para solicitar lo que deseara. Éste deseaba que se volviera a poblar la Tierra de se-res humanos. Zeus le ordenó entonces que cogiera unas piedras y las arrojara sobre su hombro. Las piedras que arrojó Deucalión se convirtieron en hombres, y las que arrojó Pirra en mujeres... Al igual que Noé para los hebreos, los griegos de los tiempos históricos remotos consideraban a Deucalión el ancestro de su nación y fundador de numerosas ciudades y templos”.

    En la mitología griega, Prometeo no solo salvo a los hombres avisando a Deucalión, sino además es considerado el maestro de los hombres: “enseño a la humanidad a utilizar sus sentidos, a observar los fenómenos solares y meteorológicos, la domesticación de los animales así como la agricultura. Prometeo actúa como héroe civilizador en muchas mitologías: Osiris en Egipto, Quetzalcóatl entre los aztecas, etcétera[I].”

    Pero hay también otros aspectos de los relatos semitas incorporados a la mitología aria provenientes de Grecia, como son algunas versiones del Génesis: “Según Hesíodo, en un principio sólo existía el Caos. Después emergió Gea (la tierra) de ancho pecho, morada pennene y segura de los seres vivientes, surgida del Tártaro tenebroso de las profundidades, y Eros (el Amor), el más bello de los dioses”, un Eros que no es Cupido o dios del amor, sino un elemento primordial mucho más cercano al concepto espíritu o presencia divina de la Biblia y un Tártaro que es muy cercano al monstruo Taimat sumero. Existe otra versión de la creación muy similar entre los pelasgos, “uno de los pueblos primitivos que según la tradición habitaron Grecia, en él se advierte una evidente postura matriarcal basada en la concepción primigenia de una Diosa Madre, que se generalizaría en el mundo mediterráneo Oriental, que dice así: En el principio Eurinome, la Diosa de todas las cosas, surgió desnuda del Caos, pero no encontró nada sólido en que apoyar, y a causa de ello, se-paró el mar del firmamento...”

    Es altamente probable que todos estos relatos hallan sido recogidos y sintetizados por Hesíodo (...) En los relatos semitas bíblico que aquí atribuimos a Moisés hay un hecho profundamente extraño: el período Adan a Noé prácticamente no contiene más que los nombres de las personas que sucedieron a Adán, sin ninguna descripción de los hechos o circunstancias de estas largas vidas, intentando sólo demostrar la conexión de los hebreos con Adan y Noé.

    Pero más allá de las mezclas o extrañas omisiones, en todas estas leyendas existe la destrucción de una civilización basal u originaria por un cataclismo o un conflicto, ya fuese la sociedad de creada por Adán, el reino de Cronos o la Atlántida. Es decir, necesariamente existe un nexo entre las leyendas del pasado. Despejar estas las incógnitas es la tarea de este libro y desde ese punto de vista las historias poseen una complementariedad evidente y ninguna contradicción sustantiva: ocurren en la base de la civilización humana, son un quiebre que obliga a darle un nuevo curso al camino de la civilización, los mitos muestran perfiles agrícolas y marítimos definidos, se presentan como un castigo divino, los crónicas muestran el evento de aguas inundando territorios y ciudades, en los mitos se reconoce la presencia de sobrevivientes y en todos la civilización humana renace de estos sobrevivientes.

    Viendo en particular los mitos del Diluvio y de la Atlántida, las discrepancias entre las variadas versiones del primer mito y la única del segundo están en el juicio valórico de la conducta de los seres humanos de la misteriosa civilización atlántica y las razones de su destrucción, que son abiertamente contrapuestos: en la versión hebrea, la causa de liquidación total de la obra humana es su maldad; en la versión greco-egipcia de Solón, es un castigo a una sociedad que requiere ser corregida, no liquidada; en la versión sumeria, se produce por la arbitrariedad de un dios, en la indú, simplemente no se explican causas y en la griega, tampoco hay una explicación del odio de los dioses a los hombres. Pero más allá de esta contradicción, que es bastante lógica en el contexto de los mitos, por la función social que juega éste en cada cultura, todos los relatos enfatizan y coinciden en un aspecto: hay una segunda oportunidad para la especie humana, partiendo nuevamente desde cero. Este elemento común no nace de la intencionalidad de los mitos o leyendas, sino que se ajustan a un hecho histórico innegable: la catástrofe no detuvo el curso de la civilización, sólo lo retardo. En todos los casos, la civilización humana, por encima de la intención del relator, volvió a florecer.
    Eso por ahora, ya que hay que leerlo con calma...
    Jaime Manuschevich

Reglas de Mensajes

  • You may not post new threads
  • You may not post replies
  • You may not post attachments
  • You may not edit your posts
  •