Hola Ra Maestre, Fimosis y contertulios.

Joer, con lo que habéis escrito necesitaría un libro para contestaros, así que responderé a lo que quiera, es decir, a lo que me dé tiempo.

Amigo Fimosis esto en cuanto a tu pregunta de cómo vas a investigar y con qué medios. Pues con los mismos que yo y que los del 99’99 %, por no decir el 100 %, del resto de los contertulios. Fundamentalmente somos investigadores de salón, eso que quede bien claro. La frase tiene un sentido bastante menos peyorativo de lo que algunos puedan pensar; un investigador de salón de hoy en día cuenta con medios que hace cien años no eran más que ciencia ficción para cualquier mortal. Este investigador cuenta con tiempo y dinero limitados, pero suficientes en muchos casos como para viajar con cierta periodicidad al lugar del mundo que desee, tiene muchos libros a su disposición y puede acceder a las bases de datos de muchísimas universidades en todo el planeta a condición de chapurrear inglés. Puede conseguir artículos y fotografías en más cantidad de la que puede asimilar, por lo que tiene que saber espulgar. Y, sobre todo, puede consultar opiniones diversas y actualizadas de los más variados campos referidas al objeto de su interés. Internet, barato (sí, barato, a pesar de que dispongamos de las peores conexiones y las más caras) y abusivamente utilizado, es una revolución. Un antes y un después. El investigador del que hablo es cualquiera de nosotros.

Para empezar, casi todos los clásicos están traducidos al inglés y son gratis en internet. Lo que ocurre es que la mayoría no están traducidos al español, por lo que deberás conformarte con un ejemplar en inglés. Todo depende del tiempo que quieras dedicarle a qué asunto en concreto. De los autores anteriores a Platón y que aluden a Atlantis aún no he podido conseguir sus citas (en español, porque no he tenido tiempo de mirar en inglés) ya que parece, se incluirán en una próxima publicación. De todos modos he referido esos autores, por la identidad de la investigadora con la que, supongo, no hay en problema en contactar, y porque, personalmente, he leído citas de dos de ellos, Hecateo y Anacreonte, que no me sorprendieron en absoluto (ni tengo ahora a mano) porque ya sabía que la historia de Atlantis era tan conocida entonces como ahora la de Adán y Eva por ejemplo. Tarde o temprano os las iré pasando, anteriores y posteriores. Y de lo de investigar, hombre, pues eso es lo que se debe hacer. No seas perraco, estudia a Shu, busca por tu cuenta, se tú el que des las citas. Las “tres frases sueltas” están en boca de muchos clásicos además de Platón.

Los geológos no sois ni mejores ni peores que el resto. Sois iguales, con las mismas virtudes y defectos. ¿Acaso crees que formas parte de un colectivo infalible al que nunca se le ha escapado la mejor? Sin comentarios. Tú mismo lo explicas claro; yo conocía la historia de esos dos abueletes que demostraron una, bien gorda, que se os había escapado al resto. Tan gorda, por ejemplo, como el deslizamiento, hundimiento, sacudida o vaya usted a saber qué, que provocó la desaparición del archipiélago (Platón jamás emplea la palabra océano) que, igualmente, se os ha podido escapar. Las medidas de Atlantis no eran muy grandes, repasa el Critias y sabrás su extensión.

Creo que si hubieses leído con atención mis mensajes anteriores ya deberías saber por qué suelo poner en negrita la palabra barro, fango, lodo… Referencias de otros autores confirman la innavegabilidad del Estrecho desde el hundimiento o anegamiento de Atlantis que refiere Platón. Iré poniendo algunas otras si el personal se anima e interviene. Amigo Ra Maestre, tienes toda la razón, síguele la pista a Crantor que, pensando con lógica de un modo parecido al tuyo, se personó en Egipto para comprobar en persona si el cuento era como lo había escuchado... Thera es Thera, Santorini es Santorini y Atlantis con sus 9.000 años, es Atlantis.

Maat para todos y un par de citas para no perder la costumbre. Hasta otra.

"Es muy posible que la historia concerniente a la Isla Atlántida no proceda de la imaginación". ESTRABON.

"La famosa Atlántida no existe, pero no es posible dudar que existió en otro tiempo". PROCLO.