Página 103 de 116 PrimerPrimer ... 35393100101102103104105106113 ... ÚltimoÚltimo
Mostrando resultados del 1,021 al 1,030 de 1151

Tema: la atlantida

  1. #1021
    Fecha de Ingreso
    Aug 2006
    Mensajes
    353

    Predeterminado

    Bueno no hay más mentira que las medias verdades y sobretodo si se tergiversan éstas.
    Lo que ha posteado es del foro de viajes, pues para saber de egiptología es muy importante estudiar sobre el terreno, yendo a Egipto, y si de ésta experiencia alguien se puede valer pues mejor, ¿o acaso los foreros de viajes son de 2ª?. Aún así, si se hubiese molestado algo más podría haber leido lo que en éste foro de egiptomania he publicado. Como comprenderá, no vamos a competir en quien tiene más o menos conocimientos egiptológicos, que es lo que parece que le gustaría y que si quiere, de forma privada podemos disertar, pero desde luego aporta más un consejo como pueda ser la situación de un hotel que la sarta de mentiras que expone de forma repetitiva, posteando una y otra vez, y que, como dije antes, en nada se relaciona con Egipto. Porque, ¿Vd. sabe que éste es un foro de Egiptologia?.

    En cualquier caso, debemos rendirle pleitesía y estarle eternamente agradecido por mantener vivo éste foro (es un sarcasmo, por si acaso), ¡Que hubiera sido de éste foro sin Vd.!.
    Lo de "datos científicos documentados" no se lo cree ni el gato. Ésta retórica esotérica es el día a día de los pseudocientíficos como Vd., datos vacíos, inventados, tergiversados o adaptados con cuña a la verdad que más le interesa en cada momento. No voy a postear nada de lo que vd. haya expuesto antes, a diferencia de Vd. pues la clase se demuestra con éstos detalles. Así que quien quiera comprobar lo que digo pues que lea sus post.

    Está claro que lo único que le interesa es, como dije antes, autopublicitarse (mi libro, mi libro, etc). Y realmente me fastidia que precisamente por responderle de nuevo se mantenga éste post vivo y pueda servirle para darse autobombo.
    Realmente me importa bien poco lo que Vd. opine de mí, por lo que le deseo lo mejor y si desea que sigamos con ésta conversación puede vd.escribirme a mi mail viceasade@mixmail.com

    Saludos,
    Úlima edición por userkaf fecha: 07-22-2008 a las 10:53 PM

  2. #1022
    Fecha de Ingreso
    Jun 2006
    Localización
    Santiago de Chile
    Mensajes
    1,290

    Predeterminado Estilos y estilos

    Usekaf:

    Su estilo no me termina de sorprender. ¿Ud. tiene algún otro problema conmigo? ¿No quiere que participe en este foro y busca ofenderme para que le conteste de mala manera y me puedan bannear?

    Revisando lo que dice de mí, me entran dudas si lee realmente lo que yo he escrito aquí. Siento que me está confundiendo con otra persona. Yo no uso un estilo “esotérico” y mis fuentes están muy lejos de ser inconsistentes al punto que “no se la cree ni le gato”, como Ud. señala. Cada vez que he posteado algo, he puesto la fuente; y las fuentes han sido revistas como Science o Nacional Geographic, o instituciones como la National Geographic Society, Universidades como Stanford, Centro de Investigación, etc. Tal vez lo que dicen no le gusta o contravienen sus creencias del pasado, pero eso es lo que dice la ciencia hoy.

    No he dicho nada que ofenda o insulte a nadie. He evitado ser despectivo y evito decir cosas como “Ésta retórica esotérica es el día a día de los pseudocientíficos como Vd., datos vacíos, inventados, tergiversados o adaptados con cuña a la verdad que más le interesa en cada momento. No voy a postear nada de lo que vd. haya expuesto antes, a diferencia de Vd. pues la clase se demuestra con éstos detalles.”

    Ahora, le aseguro que “mi autobombo”, como Ud. le llama a lo que escribo en este lugar, no me va a hacer más famoso ni más rico. No creo que nadie haya tomado la decisión de comprar mi libro porque leyó Egipto.com. Cuando lo compran, es porque mi teoría está ya difundida en varios idiomas y porque presenta una visión nueva sobre la Atlántida y su rol en la antigüedad.

    Atte,
    Jaime Manuschevich

  3. #1023
    Fecha de Ingreso
    Aug 2006
    Mensajes
    353

    Predeterminado

    Le ruego no que no se haga la "víctima". Cuando Vd. copia y pega post míos en el foro de viajes con comentarios irónicos está claramente intentando ofenderme, o desprestigiar mis comentarios en éste foro de historia. Así que por favor, que ya peinamos canas para andarnos con segundas. Pero lo peor, es que de ésta postura se desprende un aire intolerante hacia los compañeros del foro de viajes.

    Respecto al resto está claro que tenemos posturas claramente antagónicas. Que cada cuál extraiga sus conclusiones. Pero como le dije desde el principio, NADA, y repito, NADA tiene que ver la atlántida con Egipto. Y ésto si que está demostrado con trabajos de campo. Por lo tanto, no se a que viene toda ésta exposición en éste foro. Quizá, como se ha dejado caer anteriormente, estaría mejor en el de tutankhajon.

    Saludos,
    Úlima edición por userkaf fecha: 07-22-2008 a las 11:08 PM

  4. #1024
    Fecha de Ingreso
    Jun 2006
    Localización
    Santiago de Chile
    Mensajes
    1,290

    Predeterminado La verdad y los estilos

    Userkaf:

    Es impresionante la animadversión de los ataques y el lenguaje. Furia desatada. Pero todos somos dueños de nuestros silencios y esclavos de nuestras palabras. No me cabe duda que su objetivo es que La Atlántida desaparezca de este sitio como un tema relevante, como lo has declarado, más allá que sea o no el más visitado ¿Eres tú acaso el dueño del sitio para definir cual es el límite de los temas? Esta antipatía manifiesta es lo que llevo a que mucha gente inteligente y preparada renunciara a este sitio y formaron otro. Afortunadamente, yo continuo el debate con ellos, ya que fue invitado ser parte de ese otro foro.

    Pero más allá de lo que tú y Neucratis crean y quieran, les guste o prefieran sobre el vínculo entre Atlantis y Egipto, una vez más están equivocado.

    El mito de la Atlántida está sólidamente vinculado con Egipto para siempre. La historia del mito nace de Egipto, Platón (el filosofo “guasón” según Neucratis, jajá jajá) dice que los atlantes invadieron Egipto, el Sep Tepi dice que “los egipcios” llegaron de otro sitio, hay prueba arqueológicas de la presencia marina de estos nuevos habitantes en el Mar Rojo, nunca se ha probado que las GP’s fuesen tumbas; no se sabe quien o cuando se construyó la esfinge, hay investigadores que cuestionan seriamente la historia oficial de Egipto construida por la egiptología acientífica decimonónica, el análisis astronómico de los monumentos antiguos de Egipto revelan un conocimiento muy profundo de astronomía, que requirió varios miles de años de evolución, ha aparecido una coetaneidad y similitudes inexplicables entre Egipto y Perú. También se comprobó que la agricultura llegó a Egipto desde fuera, etc. Todo esto tiende a ratificar lo que mismo antiguos egipcios señalan y nos evidencia otra civilización previa.

    Como muestra de lo que afirmo, un botón sobre el complejo problema de la Esfinge:

    La piedra caliza erosionada del suelo sigue estando allí; no ha desaparecido ni nada por el estilo. Cuanto más profunda se extiende la erosión, más lento es el proceso de dicha erosión. Puesto que la relación entre tiempo y profundidad de la roca erosionada no es lineal, es difícil llegar a buenas estimaciones de la fecha real de la primera exposición a la erosión. Por ejemplo, diferentes piedras calizas se erosionarán a ritmos distintos, incluso las capas del mismo depósito de piedra caliza difieren bastante en sus propiedades. Debido a esto, Schoch se siente confortable con una fecha de al menos 4750 AC para la primera exposición del suelo del recinto de la esfinge del lado este (el frente). Y la incertidumbre en la datación es lo que permite a esta porción del recinto ser "posiblemente" fechada en el 7000 AC o incluso antes. Este período de tiempo se corresponde bien con el período húmedo en Giza, que podría explicar el aparente tipo de erosión por riadas de lluvia que puede verse en las paredes del recinto y en el propio cuerpo de la esfinge. El período húmedo más reciente que conocemos en Giza, cuando se produjeron las lluvias suficientes como para producir la erosión observada en el recinto de la esfinge, fue durante la que es llamada la Fase Húmeda Neolítica. El punto máximo de ese período húmedo fue alrededor del año 6000 AC(...)
    Otro argumento en favor de la antigüedad de la esfinge proviene del incómodo hecho de que, aunque su construcción es atribuida a Kefrén, y que la cara de la esfinge es supuestamente el rostro de Kefrén, no existen registros históricos del reinado de Kefrén que pudieran indicar que él decretó su construcción. Adicionalmente, comparaciones forenses entre la cara de la esfinge con lo que sabemos sobre el rostro de Kefrén, demuestran que las dos caras simplemente no encajan.
    Claro que para Uds. nada de eso es verdad. Uds. siguen siendo fieles creyentes de la egiptología decimonónica. Todo esto nuevo, basado en ciencias como la geología y la paleo climatología es “esotérico”.

    Por último, los ataques simplones a mi teoría y a mi nivel de conocimiento no me afectan para nada. Mas bien habla de la superficialidad o burdo desconocimiento de mi trabajo y quizás de la carencia de contra argumentos sólidos a lo que he ido planteando de parte de mis críticos. (Antes de poner este último posteo el texto con lo dichos de Neucratis fue sacado)

    Atte.
    Jaime Manuschevich

  5. #1025
    Fecha de Ingreso
    Aug 2006
    Mensajes
    353

    Predeterminado

    Cita Originalmente Escrito por Jaime Manuschevich Ver Mensaje
    Userkaf:

    Es impresionante la animadversión de los ataques y el lenguaje. Furia desatada. Pero todos somos dueños de nuestros silencios y esclavos de nuestras palabras. No me cabe duda que su objetivo es que La Atlántida desaparezca de este sitio como un tema relevante, como lo has declarado, más allá que sea o no el más visitado ¿Eres tú acaso el dueño del sitio para definir cual es el límite de los temas? Esta antipatía manifiesta es lo que llevo a que mucha gente inteligente y preparada renunciara a este sitio y formaron otro. Afortunadamente, yo continuo el debate con ellos, ya que fue invitado ser parte de ese otro foro..
    Tú y todos los que estamos aquí fuimos invitados a participar en ese foro, así que no te creas nada especial por ello.
    No soy dueño de nada en éste foro, lo único que pienso es que si éste foro está para debatir de Egipto no viena para nada la atlántida al caso, para eso está el otro foro. Reglas son reglas.



    Cita Originalmente Escrito por Jaime Manuschevich Ver Mensaje
    El mito de la Atlántida está sólidamente vinculado con Egipto para siempre. La historia del mito nace de Egipto, Platón (el filosofo “guasón” según Neucratis, jajá jajá) dice que los atlantes invadieron Egipto, el Sep Tepi dice que “los egipcios” llegaron de otro sitio, hay prueba arqueológicas de la presencia marina de estos nuevos habitantes en el Mar Rojo, nunca se ha probado que las GP’s fuesen tumbas; no se sabe quien o cuando se construyó la esfinge, hay investigadores que cuestionan seriamente la historia oficial de Egipto construida por la egiptología acientífica decimonónica, el análisis astronómico de los monumentos antiguos de Egipto revelan un conocimiento muy profundo de astronomía, que requirió varios miles de años de evolución, ha aparecido una coetaneidad y similitudes inexplicables entre Egipto y Perú. También se comprobó que la agricultura llegó a Egipto desde fuera, etc. Todo esto tiende a ratificar lo que mismo antiguos egipcios señalan y nos evidencia otra civilización previa...

    Bueno, ésto ya si que raya en el absurdo más absoluto, vamos por partes:
    1. Que platón (prestigioso egiptologo y arqueologo con innumerables trabajos de campo) dice que Egipto fue invadido por los Atlantes. Para eso primero tenían que existir los susodichos y en segundo lugar ¿en que se basa para afirmar tal invasión?.
    2.Que los egipcios llegaron de otro sitio: ¿de que sitio?. ¿Acaso no basta con los hallazgos predinásticos de asentamientos egipcios para corroborarlo?.
    3.En multitud de ocasiones se te ha dicho por activa y por pasiva que las pirámides de Egipto y perú se parecen lo que un huevo a una castaña, pero claro, no hay más sordo que el que no quiere oir.
    4.Y ahora el broche de oro de todo esotérico con disfraz de pseudocientífico:
    Las pirámides no son tumbas.
    Bueno con ésta afirmación ya se descubre la línea de pensamiento tuya. Verás, discutir de ésto es dejar constancia de estar totalmente al margen de los últimos descubrimientos y seguir dale que te pego con una teoría totalmente superada. Veanse los descubrimientos del poblado de los trabajadores de giza, el cementerio de los trabajadores de las pirámides de giza, donde podemos encontrar títulos relacionados con las obras que se estaban realizando. También se han encontrado cadáveres donde los estudios anatómicos han revelado lesiones ocasionadas por transportar grandes pesos, fracturas resueltas, etc. Tampoco obviemos la evolución clara desde la pirámide de zoser hasta la GP y con su declive en la 6ª dinastia.
    Perooooo, ésto no vale para los esotéricos. Para ellos solo hay una pirámide, la gran pirámide, obviando todo lo anterior y posterior. Y claro, no basta con que en las tres de giza se hayan encontrado sarcófagos, no, necesitan la momia estilo tutanjamon para convencerse. Ponen en duda la autoría de la GP, pq los jeros de las cámaras de descarga son falsos, claro, obviando todo los estudios que corroboran lo contrario, pero como ésto desmontaría su teoría pues nada, que son falsos.
    5.El otro gran tema estrella de los esotéricos: la erosión de la esfingue. De verdad, ¡a éstas alturas con esta vaina!. Y encimas decir que son los últimos descubrimientos. Como diría cierto político: ¡Manda guevos!.
    De verdad, Jaime, actualízate chico. ¡MENOS MAL QUE NO ERES ESOTÉRICO! pq has tocado todos los palos. Si es que la mentira tiene las patas muy cortas y ya dije yo desde el principio cuál era tú linea de pensamiento.Pero como buen esotérico, nunca lo reconocerás, siempre te ampararás en una falsa linea científica.
    Si me aceptas un consejo, deberías de estudiar algo más egiptología para entrar a exponer temas relacionados con ella. No dudo que tus conocimientos en otros temas sean vastos, pero en éste estas muy, muy, anticuado.
    De vez en cuando escribe algo original tuyo y no tanto postear a otros pq ya has visto que te puedes quedar con las verguenzas al aire.

    Por cierto, como te dije antes, ya está bien de ir de víctima: que si me ha atacado, que si furia en el lenguaje. Ya te dije que ya peinamos canas para andarnos con esas chiquilladas.

    Y con ésto concluyo mi intervención pública en éste post. Que cada cuál extraiga sus conclusiones. Ya puse antes mi mail por si alguien quiere seguir con éste hilo en privado, pq en público ya ha quedado clara la postura de cada uno.
    Ya puedes decir lo que te venga en gana, pues por mi parte en éste post obtendrás mi más absoluto silencio.

    Saludos,

  6. #1026
    Fecha de Ingreso
    Jan 2007
    Mensajes
    1,081

    Predeterminado

    Cita Originalmente Escrito por Jaime Manuschevich Ver Mensaje
    Esta antipatía manifiesta es lo que llevo a que mucha gente inteligente y preparada renunciara a este sitio y formaron otro. Afortunadamente, yo continuo el debate con ellos, ya que fue invitado ser parte de ese otro foro.

    Pero más allá de lo que tú y Neucrates crean y quieran, les guste o prefieran sobre el vínculo entre Atlantis y Egipto, una vez más están equivocado.

    Atte.
    Primero decir que estoy muy enfadada por el borrado de mi respuesta.

    Segundo decir que esa afirmación que has dicho de la gente inteligente y preparada, es una mentira como la copa de un pino. Decir tal cosa es no tener ni las mas remota idea de lo que pasó y el porque de la desbandada. Y la verdad el debate que hay por allí tampoco te luce demasiado.

    Tercero decir que Atlantis es una quimera, una fantasía, una ilusión. No hay pruebas científicas, ni históricas ni geologícas ni arqueológicas, que lo avalen, por mas que quieras demostrar con palabras lo contrario. La erosión, supuesta erosión por agua, de la Esfinge quedó ampliamente demostrada que no es tal. Y dificilmente habrá un vinculo entre dos cosas si una de ellas no existe.

    Cuarto decir que me llamo Náucratis si no te importa.

    Como ha dicho Userkaf, cuyo post suscribo al cien por cien, ponte al día con los nuevos estudios...igual te pasa como a Lender y te conviertes...
    Soy una becerrita linda que está en el limbo...
    To view links or images in signatures your post count must be 50 or greater. You currently have 0 posts.

  7. #1027
    Fecha de Ingreso
    Jun 2006
    Localización
    Santiago de Chile
    Mensajes
    1,290

    Predeterminado Me impresiona tu sapiencia

    Cita Originalmente Escrito por Náucratis Ver Mensaje
    Primero decir que estoy muy enfadada por el borrado de mi respuesta.

    Segundo decir que esa afirmación que has dicho de la gente inteligente y preparada, es una mentira como la copa de un pino. Decir tal cosa es no tener ni las mas remota idea de lo que pasó y el porque de la desbandada. Y la verdad el debate que hay por allí tampoco te luce demasiado.

    Tercero decir que Atlantis es una quimera, una fantasía, una ilusión. No hay pruebas científicas, ni históricas ni geologícas ni arqueológicas, que lo avalen, por mas que quieras demostrar con palabras lo contrario. La erosión, supuesta erosión por agua, de la Esfinge quedó ampliamente demostrada que no es tal. Y dificilmente habrá un vinculo entre dos cosas si una de ellas no existe.

    Cuarto decir que me llamo Náucratis si no te importa.

    Como ha dicho Userkaf, cuyo post suscribo al cien por cien, ponte al día con los nuevos estudios...igual te pasa como a Lender y te conviertes...
    Me impresiona como te has echado al bolsillo cientos de años de debate y prueba cientificas...

    Como te dije en otra ocasión, tiene derecho a creer lo que quieras...

    Y ademas no creo que te llames Náucratis... Ubiquémonos... es solo un nick..
    Jaime Manuschevich

  8. #1028
    Fecha de Ingreso
    May 2005
    Localización
    E zp aña...
    Mensajes
    4,294

    Predeterminado

    Fragmento del Texto TIMEO de Platón referido a la Atlántida

    Al principio del Diálogo, Sócrates menciona la discusión del día anterior sobre la sociedad "perfecta", (Platón hace aquí referencia a su obra "La República", escrita unos años antes). Sócrates, ante las discusiones hipotéticas de sus estudiantes, les propone una tarea: ejemplificar la perfección de una sociedad que vive de acuerdo con los preceptos expuestos en "La República" y que entabla una guerra justa.

    Critias responde diligentemente a la sugerencia del maestro e inicia su explicación:

    CRI.-- Escucha, entonces, Sócrates, un relato muy extraño, pero absolutamente verdadero, tal como en una ocasión lo relataba Solón, el más sabio de los siete, que era pariente y muy amigo de mi bisabuelo Drópida, como él mismo afirma en muchos pasajes de su obra poética. Le contó a Critias, nuestro abuelo, que de viejo nos lo relataba a nosotros, que grandes y admirables hazañas antiguas de esta ciudad habían desaparecido a causa del tiempo transcurrido y la destrucción de sus habitantes, y, de todas, una, la más extraordinaria, convendría que ahora a través del recuerdo te la ofreciéramos como presente, para elevar al mismo tiempo loas a la diosa con justicia y verdad en el día de su fiesta nacional, como si le cantáramos un himno.

    SÓC.-- Bien dices. Pero, por cierto, ¿no explicaba Critias cuál era esta hazaña que, según la historia de Solón, no era una mera fábula, sino que esta ciudad la realizó efectivamente en tiempos remotos?

    CRI.--Te la diré, aunque escuchada como un relato antiguo de un hombre no precisamente joven. Pues entonces Critias, así decía, tenía ya casi noventa años y yo, a lo sumo diez. Era, casualmente, la Kureotis, el tercer día de los Apaturia. A los muchachos les sucedió lo que es siempre habitual en esa fiesta y lo era también entonces. Nuestros padres hicieron certámenes de recitación. Se declamaron poemas de muchos poetas y, como en aquella época los de Solón eran recientes, muchos niños los cantamos. Uno de los miembros de la fratría, sea que lo creía realmente o por hacerle un cumplido a Critias, dijo que si bien Solón le parecía muy sabio en todos los otros campos, en la poesía lo tenía por el más libre de todos los poetas. El anciano, entonces --me acuerdo con gran claridad-- se puso muy contento y sonriendo dijo: "¡Ay Aminandro!, ¡ojalá la poesía no hubiera sido para él una actividad secundaria! Si se hubiera esforzado como los otros y hubiera terminado el argumento que trajo de Egipto y, si, al llegar aquí, las contiendas civiles y otros males no lo hubieran obligado a descuidar todo lo que descubrió allí, ni Hesíodo ni Homero, en mi opinión, ni ningún otro poeta jamás habría llegado a tener una fama mayor que la suya". "¿Qué historia era, Critias?", preguntó el otro. "La historia de la hazaña más importante y, con justicia, la más renombrada de todas las realizadas por nuestra ciudad, pero que no llegó hasta nosotros por el tiempo transcurrido y por la desaparición de los que la llevaron a cabo", dijo el anciano. "Cuenta desde el comienzo", exclamó el otro, "qué decía Solón, y cómo y de quiénes la había escuchado como algo verdadero".

  9. #1029
    Fecha de Ingreso
    May 2005
    Localización
    E zp aña...
    Mensajes
    4,294

    Predeterminado

    "En Egipto", comenzó Critias, "donde la corriente del Nilo se divide en dos en el extremo inferior del Delta, hay una región llamada Saítica, cuya ciudad más importante, Sais --de donde, por cierto, también era el rey Amasis--, tiene por patrona una diosa cuyo nombre en egipcio es Neith y en griego, según la versión de aquellos, Atenea. Afirman que aprecian mucho a Atenas y sostienen que en cierta forma están emparentados con los de esta ciudad. Solón contaba que cuando llegó allí recibió de ellos muchos honores y que, al consultar sobre las antigüedades a los sacerdotes que más conocían el tema, descubrió que ni él mismo ni ningún otro griego sabía, por decir así, prácticamente nada acerca de esos asuntos.

    En una ocasión, para entablar conversación con ellos sobre esto, se puso a contar los hechos más antiguos de esta ciudad, la historia de Foroneo, del que se dice que es el primer hombre, y de Níobe y narró cómo Deucalión y Pirras sobrevivieron después del diluvio e hizo la genealogía de sus descendientes y quiso calcular el tiempo transcurrido desde entonces recordando cuántos años había vivido cada uno. En ese instante, un sacerdote muy anciano exclamó: '¡Ay!, Solón, Solón, ¡los griegos seréis siempre niños!, ¡no existe el griego viejo!' Al escuchar esto, Solón le preguntó: '¿Por qué lo dices? 'Todos', replicó aquél, 'tenéis almas de jóvenes, sin creencias antiguas transmitidas por una larga tradición y carecéis de conocimientos encanecidos por el tiempo.

    Esto se debe a que tuvieron y tendrán lugar muchas destrucciones de hombres, las más grandes por fuego y agua, pero también otras menores provocadas por otras innumerables causas. Tomemos un ejemplo, lo que se cuenta entre vosotros de que una vez Faetón, el hijo del Sol montó en el carro de su padre y, por no ser capaz de marchar por el sendero paterno, quemó lo que estaba sobre la tierra y murió alcanzado por un rayo. La historia, aunque relatada como una leyenda, se refiere, en realidad, a una desviación de los cuerpos que en el cielo giran alrededor de la tierra y a la destrucción, a grandes intervalos, de lo que cubre la superficie terrestre por un gran fuego. Entonces, el número de habitantes de las montañas y de lugares altos y secos que muere es mayor que el de los que viven cerca de los ríos y el mar.

    El Nilo, salvador nuestro en otras ocasiones, también nos salva entonces de esa desgracia. Pero cuando los dioses purifican la tierra con aguas y la inundan, se salvan los habitantes de las montañas, pastores de bueyes y cabras, y los que viven en vuestras ciudades son arrastrados al mar por los ríos. En esta región, ni entonces ni nunca fluye el agua de arriba sobre los campos, sino que, por el contrario, es natural que suba, en su totalidad, desde el interior de la tierra. Por ello se dice que lo que aquí se conserva es lo más antiguo. En realidad, sin embargo, en todas las regiones en las que no se da un invierno riguroso y un calor extremo, la raza humana, en mayor o menor número, está siempre presente. Desde antiguo registramos y conservamos en nuestros templos todo aquello que llega a nuestros oídos acerca de lo que pasa entre vosotros, aquí o en cualquier otro lugar, si sucedió algo bello, importante o con otra peculiaridad. Contrariamente, siempre que vosotros, o los demás, os acabáis de proveer de escritura y de todo lo que necesita una ciudad, después del período habitual de años, os vuelve a caer, como una enfermedad, un torrente celestial que deja sólo a los iletrados e incultos, de modo que nacéis de nuevo, como niños, desde el principio, sin saber nada ni de nuestra ciudad ni de lo que ha sucedido entre vosotros durante las épocas antiguas.

    Por ejemplo, Solón, las genealogías de los vuestros que acabas de exponer poco se diferencian de los cuentos de niños, porque, primero, recordáis un diluvio sobre la tierra, mientras que antes de él habían sucedido muchos y, en segundo lugar, no sabéis ya que la raza mejor y más bella de entre los hombres nació en vuestra región, de la que tú y toda la ciudad vuestra descendéis ahora, al quedar una vez un poco de simiente. Lo habéis olvidado porque los que sobrevivieron ignoraron la escritura durante muchas generaciones. En efecto, antes de la gran destrucción por el agua, la que es ahora la ciudad de los atenienses era la mejor en la guerra y la más absolutamente obediente de las leyes. Cuentan que tuvieron lugar las hazañas más hermosas y que se dio la mejor organización política de todas cuantas hemos recibido noticia bajo el cielo.' Solón solía decir que al escucharlo se sorprendió y tuvo muchas ganas de conocer más, de modo que pidió que le contara con exactitud todo lo que los sacerdotes conservaban de los antiguos atenienses. El sacerdote replicó: 'Sin ninguna reticencia, oh Solón, lo contaré por ti y por vuestra ciudad, pero sobre todo por la diosa a la que tocó en suerte vuestra patria y también la nuestra y las crió y educó, primero aquélla, mil años antes, después de recibir simiente de Gea y Hefesto, y, más tarde, ésta. Los escritos sagrados establecen la cantidad de ocho mil años para el orden imperante entre nosotros.

    Ahora, te haré un resumen de las leyes de los ciudadanos de hace nueve mil años y de la hazaña más heroica que realizaron. Más tarde, tomaremos con tranquilidad los escritos mismos y discurriremos en detalle y ordenadamente acerca de todo. En cuanto a las leyes, observa las nuestras, pues descubrirás ahora aquí muchos ejemplos de las que existían entonces entre vosotros. En primer lugar, el que la casta de los sacerdotes esté separada de las otras; después, lo de los artesanos, el que cada oficio trabaje individualmente sin mezclarse con el otro, ni tampoco los pastores, los cazadores ni los agricultores. En particular, supongo que habrás notado que aquí el estamento de los guerreros se encuentra separado de los restantes y que sólo tiene las ocupaciones guerreras que la ley le ordena. Además, la manera en que se arman con escudos y espadas, que fuimos los primeros en utilizar en Asia tal como la diosa los dio a conocer por primera vez en aquellas regiones entre vosotros. También, ves, creo, cuánto se preocupó nuestra ley desde sus inicios por la sabiduría pues, tras descubrirlo todo acerca del universo, incluidas la adivinación y la medicina, lo trasladó de estos seres divinos al ámbito humano para salud de éste y adquirió el resto de los conocimientos que están relacionados con ellos.

    En aquel tiempo, pues, la diosa os impuso a vosotros en primer lugar todo este orden y disposición y fundó vuestra ciudad después de elegir la región en que nacisteis porque vio que la buena mezcla de estaciones que se daba en ella podría llegar a producir los hombres más prudentes. Como es amiga de la guerra y de la sabiduría, eligió primero el sitio que daría los hombres más adecuados a ella y lo pobló. Vivíais, pues, bajo estas leyes y, lo que es más importante aún, las respetabais y superabais en virtud a todos los hombres, como es lógico, ya que erais hijos y alumnos de dioses. Admiramos muchas y grandes hazañas de vuestra ciudad registradas aquí, pero una de entre todas se destaca por importancia y excelencia. En efecto, nuestros escritos refieren cómo vuestra ciudad detuvo en una ocasión la marcha insolente de un gran imperio, que avanzaba del exterior, desde el Océano Atlántico, sobre toda Europa y Asia. En aquella época, se podía atravesar aquel océano dado que había una isla delante de la desembocadura que vosotros, así decís, llamáis columnas de Heracles. Esta isla era mayor que Libia y Asia juntas y de ella los de entonces podían pasar a las otras islas y de las islas a toda la tierra firme que se encontraba frente a ellas y rodeaba el océano auténtico, puesto que lo que quedaba dentro de la desembocadura que mencionamos parecía una bahía con un ingreso estrecho.

    En realidad, era mar y la región que lo rodeaba totalmente podría ser llamada con absoluta corrección tierra firme. En dicha isla, Atlántida, había surgido una confederación de reyes grande y maravillosa que gobernaba sobre ella y muchas otras islas, así como partes de la tierra firme. En este continente, dominaban también los pueblos de Libia, hasta Egipto, y Europa hasta Tirrenia. Toda esta potencia unida intentó una vez esclavizar en un ataque a toda vuestra región, la nuestra y el interior de la desembocadura. Entonces, Solón, el poderío de vuestra ciudad se hizo famoso entre todos los hombres por su excelencia y fuerza, pues superó a todos en valentía y en artes guerreras, condujo en un momento de la lucha a los griegos, luego se vio obligada a combatir sola cuando los otros se separaron, corrió los peligros más extremos y dominó a los que nos atacaban. Alcanzó así una gran victoria e impidió que los que todavía no habían sido esclavizados lo fueran y al resto, cuantos habitábamos más acá de los confines heráclidas, nos liberó generosamente. Posteriormente, tras un violento terremoto y un diluvio extraordinario, en un día y una noche terribles, la clase guerrera vuestra se hundió toda a la vez bajo la tierra y la isla de Atlántida desapareció de la misma manera, hundiéndose en el mar. Por ello, aún ahora el océano es allí intransitable e inescrutable, porque lo impide la arcilla que produjo la isla asentada en ese lugar y que se encuentra a muy poca profundidad".
    Úlima edición por Celso Vernon fecha: 07-23-2008 a las 09:59 PM

  10. #1030
    Fecha de Ingreso
    May 2005
    Localización
    E zp aña...
    Mensajes
    4,294

    Predeterminado

    Fragmento del CRITIAS de Platón, referido a la Atlántida.

    En esta obra, inacabada, Critias habla con Sócrates, retomando el tema de la sociedad ideal de la Atlántida, aportando una descripción de ella:

    CRIT. --Tal como dije antes acerca del sorteo de los dioses -que se distribuyeron toda la tierra, aquí en parcelas mayores, allí en menores e instauraron templos y sacrificios para sí-, cuando a Posidón le tocó en suerte la isla de Atlántida la pobló con sus descendientes, nacidos de una mujer mortal en un lugar de las siguientes características. El centro de la isla estaba ocupado por una llanura en dirección al mar, de la que se dice que era la más bella de todas, y de buena calidad, y en cuyo centro, a su vez, había una montaña baja por todas partes, que distaba unos cincuenta estadios del mar. En dicha montaña habitaba uno de los hombres que en esa región habían nacido de la tierra, Evenor de nombre, que convivía con su mujer Leucipe. Tuvieron una única hija, Clito, cuando la muchacha alcanza la edad de tener un marido, mueren su padre y su madre. Posidón la desea y se une a ella, y, para defender bien la colina en la que habitaba, la aísla por medio de anillos alternos de tierra y mar de mayor y menos dimensión: dos de tierra y tres de mar en total, cavados a partir del centro de la isla, todas a la misma distancia por todas partes, de modo que la colina fuera inaccesible a los hombres.

    Entonces todavía no había barcos ni navegación. Él mismo, puesto que era un Dios, ordenó fácilmente la isla que se encontraba en el centro: hizo subir dos fuentes de aguas subterráneas a la superficie -una fluía caliente del manantial y la otra fría- e hizo surgir de la tierra alimentación variada y suficiente. Engendró y crió cinco generaciones de gemelos varones, y dividió toda la isla de Atlántida en diez partes, y entregó la casa materna y la parte que estaba alrededor, la mayor y mejor, al primogénito de los mayores y lo nombró rey de los otros. A los otros los hizo gobernantes y encargó a cada uno el gobierno de muchos hombres y una región de grandes dimensiones. A todos les dio nombres: el mayor y rey, aquel del cual la isla y todo el océano llamado Atlántico tienen un nombre derivado; porque el primero que reinaba entonces llevaba el nombre de Atlante. Al gemelo que nació después de él, al que tocó en suerte la parte externa de la isla, desde las columnas de Heracles hasta la zona denominada ahora en aquel lugar Gadirica, le dio en griego el nombre de Eumelo, pero en la lengua de la región, Gadiro. Su nombre fue probablemente el origen del de esa región. A uno de los que nacieron en segundo lugar lo llamó Anferes, al otro, Evemo. Al que nació primero de los terceros le puso el nombre de Mneseo y al segundo, Autóctono. Al primero del cuarto par le dio el nombre de Elasipo, y el de Méstor al posterior. Al mayor del quinto par de gemelos le puso el nombre de Azaes y al segundo, el de Diáprepes. Todos estos y sus descendientes vivieron allí durante muchas generaciones y gobernaron muchas otras islas en el océano y también dominaron las regiones interiores hacia aquí, como ya se dijo antes, hasta Egipto y Etruria.

    La estirpe de Atlas llega a ser numerosa y distinguida. El rey más anciano transmitía siempre al mayor de sus descendientes la monarquía, y la conservaron a lo largo de muchas generaciones. Poseían tan gran cantidad de riquezas como no tuvo nunca antes una dinastía de reyes ni es fácil que llegue a tener en el futuro y estaban provistos de todo de lo que era necesario proveerse en la ciudad y en el resto del país. En efecto, aunque importaban mucho del exterior a causa de su imperio, la mayoría de las cosas necesarias para vivir las proporcionaba la isla. En primer lugar, todo lo que, extraído por la minería, era sólido o fusible, y lo que ahora sólo nombramos -entonces era más que un nombre la especie del oricalco que se extraía de la tierra en muchos lugares de la isla, el más valioso de todos los metales entre los de entonces, con la excepción del oro- y todo lo que proporciona el bosque para los trabajos de los carpinteros, ya que todo lo producían de manera abundante y alimentaba, además, suficientes animales domésticos y salvajes. En especial, la raza de los elefantes era muy numerosa en ella. También tenía comida el resto de los animales que se alimenta en los pantanos, lagunas y ríos y los que pacen en las montañas y en las llanuras, para todos había en abundancia y así también para este animal que es por naturaleza el mayor y el que más come. Además, producía y criaba bien todo lo fragante que hoy da la tierra en cualquier lugar, raíces, follaje, madera, y jugos, destilados, sea de flores o frutos. Pero también el fruto cultivado, el seco, que utilizamos para alimentarnos y cuanto usamos para comida -denominamos legumbres a todas sus clases- y todo lo que es de árboles y nos da bebidas, comidas y aceites, y el que usamos por solaz y placer y llega a ser difícil de almacenar, el fruto de los árboles frutales, y cuantos presentamos como postres agradables al enfermo para estímulo de su apetito, la isla divina que estaba entonces bajo el sol, producía todas estas cosas bellas y admirables y en una cantidad ilimitada. Como recibían todas estas cosas de la tierra, construyeron los templos, los palacios reales, los puertos, los astilleros, y todo el resto de la región, disponiéndolo de la manera siguiente.

    En primer lugar, levantaron puentes en los anillos de mar que rodeaban la antigua metrópoli para abrir una vía hacia el exterior y hacia el palacio real. Instalaron directamente desde el principio el palacio real en el edificio del Dios y de sus progenitores y, como cada uno, al recibirlo del otro, mejoraba lo que ya estaba bien, superaba en lo posible a lo anterior, hasta que lo hicieron asombroso por la grandeza y belleza de las obras. A partir del mar, cavaron un canal de trescientos pies de ancho, cien de profundidad y una extensión de cincuenta estadios hasta el anillo exterior y allí hicieron el acceso del mar al canal como a un puerto, abriendo una desembocadura como para que pudieran entrar las naves más grandes. También abrieron, siguiendo la dirección de los puentes, los círculos de tierra que separaba los de mar, lo necesario para que los atravesara un trirremes, y cubrieron la parte superior de modo que el pasaje estuviera debajo, pues los bordes de los anillos de tierra tenían una altura que superaba suficientemente al mar. El anillo mayor, en el que habían vertido el mar por medio de un canal, tenía tres estadios de ancho. El siguiente de tierra era igual a aquel. De los segundos, el líquido tenía un ancho de dos estadios y el seco era, otra vez, igual al líquido anterior. De un estadio era el que corría alrededor de la isla que se encontraba en el centro. La isla, en la que estaba el palacio real, tenía un diámetro de cinco estadios. Rodearon ésta, las zonas circulares y el puente, que tenía una anchura de cien pies, con una muralla de piedras y colocaron sobre los puentes, en los pasajes del mar, torres y puertas a cada lado. Extrajeron la piedra de debajo de la isla central y de debajo de cada una de las zonas circulares exteriores e interiores; las piedras eran de color blanco, negro y rojo. Cuando los extranjeros, construyeron dársenas huecas dobles en el interior, techadas con la misma piedra. Unas casas eran simples, otras mezclaban las piedras y las combinaban de manera variada para su solaz, haciéndolas naturalmente placenteras. Recubrieron de hierra, al que usaban como si fuera pintura, todo el recorrido de la muralla que circundaba el anillo exterior fundieron casiterita sobre la muralla de la zona interior, y oricalco, que poseía unos resplandores de fuego, sobre la que se encontraba alrededor de la Acrópolis El palacio dentro de la Acrópolis estaba dispuesto de la siguiente manera. En el centro, habían consagrado un templo inaccesible a Clito y Posidón, rodeado de una valla de oro: ese era el lugar en el que al principio concibieron y engendraron la estirpe de las diez familias reales. De las diez regiones enviaban cada año hacia allí frutos de la estación como ofrendas para cada uno de ellos. Había un templo de Posidón de un estadio de longitud y trescientos pies de ancho. Su altura parecía proporcional a estas medidas, puesto que tenía una forma algo bárbara. Recubrieron todo el exterior del templo de plata, excepto las cúpulas, que revistieron de oro. En el interior, el techo de marfil, entremezclado con oro, plata y oricalco, tenía una apariencia multicolor. Revistieron las paredes, columnas y pavimento de oricalco. Dentro del templo colocaron imágenes de oro: El dios de pie sobre un carro llevaba las riendas de seis caballos alados y tocaba, a causa de su altura, el techo con la cabeza; lo rodeaban cien nereidas sobre delfines -pues los de aquel entonces creían que eran tantas. En el interior había muchas otras estatuas que eran exvotos de particulares. Afuera, alrededor del templo, había estatuas de oro de todos, de las mujeres y de los hombres que habían pertenecido a la familia de los diez reyes, así como muchos otros exvotos grandes de los reyes y de particulares de la ciudad y de todas las regiones exteriores que dominaron. Había un altar que concordaba en su grandeza y su manufactura con esta construcción. El palacio, igualmente, se adecuaba a la grandeza del Imperio, así como al orden alrededor del templo. Para utilizar las fuentes de agua fría y caliente que por naturaleza tenían una abundante cantidad de agua en sabor y calidad excelente para el uso, construyeron alrededor edificios, hicieron plantaciones de árboles adecuadas a las aguas, levantaron cisternas al aire libre e invernales cubiertas para los baños calientes -aparte las reales, las públicas y las privadas, además de otras para mujeres y otras para caballos y el resto de los animales de tiro- y ordenaron convenientemente cada una de ellas. Dirigieron la corriente de agua hacia el bosque sagrado de Posidón -múltiples y variados árboles de belleza y altura sobrenatural por la calidad de la tierra- y hacia los círculos exteriores por medio de canales que seguían la dirección de los puentes.

    Habían construido en aquel lugar muchos templos para muchos dioses, muchos jardines y muchos gimnasios, unos de hombres, otros, separados, de caballos, en las dos islas de los anillos. Además, en el centro de la isla mayor había un hipódromo de un estadio de ancho colocado aparte, cuya extensión permitía que los caballos compitiesen libremente todo el perímetro. Alrededor de este había, aquí y allí, casas de guardia para la mayoría de guardianes. La guardia de los más fieles estaba dispuesta en el anillo más pequeño y más cercano a la acrópolis y a los que más se distinguían en su fidelidad les habían dado casas dentro de la acrópolis en torno a los reyes. Los astilleros estaban llenos de trirremes y de todos los artefactos correspondientes, todo adecuadamente preparado. Los alrededores de la casa de los reyes estaban arreglados de la siguiente manera: cuando se atravesaban los puertos desde afuera -que eran tres- una muralla se extendía en círculo, a partir del mar -a cincuenta estadios por todas partes el anillo mayor y de su puerto- y se cerraba en la desembocadura del canal en el mar. Muchas casas poblaban densamente toda esta zona; la entrada del mar y el puerto mayor estaban llenos de barcos y comerciantes llegados de todas partes que, por su multitud, ocasionaban vocerío, ruido y bullicio variado de día y de noche.

Reglas de Mensajes

  • You may not post new threads
  • You may not post replies
  • You may not post attachments
  • You may not edit your posts
  •