Página 11 de 38 PrimerPrimer ... 89101112131421 ... ÚltimoÚltimo
Mostrando resultados del 101 al 110 de 372

Tema: Cafe Fishawi Virtual

  1. #101
    Fecha de Ingreso
    Jun 2006
    Mensajes
    185

    Predeterminado Como nace un poema, para Luz ero con afecto

    "Y dijo Dios sea la Luz y fue la Luz"
    "Y vio Dios la Luz que era buena:
    y apartó Dios la Luz de las Tinieblas"

    Ansia, dolor, vacío, voz que acosa,
    que ilumina, que apaga, escapa y vuelve.
    Trino, paloma, noche, sol y rosa:
    silencio y voz que el alma nos envuelve.


    Imágenes en loco desenfreno
    cielo y tierra qué infierno y que delirio!
    la palabra fugaz, como en el heno
    del dolor la esperanza. Ortiga y lirio.

    En el instante de creación me es dado
    el carbón y el diamante, todo unido
    en una voz de claridad y nieblas,

    y como aquél, febril e iluminado
    yo poeta -de nada y Dios ungido-
    Apartando la Luz de las Tinieblas.

  2. #102
    Fecha de Ingreso
    Aug 2006
    Localización
    Barcelona
    Mensajes
    683

    Predeterminado

    Lo espera allá, vacía de cordura.
    El tenue silencio en la mirada,
    refugio de un ahogo con espino.
    De la mente, su corazón abura,
    presagios que no predicen nada;
    recelos velados sin camino.

    Que es su temer, miserias de la noche;
    que es su querer, jirones de retales;
    que es su entender, tristuras y desvelos.
    Sus ojos ya no buscan del reproche
    otro consuelo para abatir sus males
    que un sustento donde pacer los duelos.

    La soledad perdida de una cama
    agota en el vestigio de una huella
    preñada de desamor y olvido.
    Lecho marchito que otrora fuera llama,
    de una jura de amor, pura y doncella
    y ahora no más, es fuego consumido.

    Por la vida se va a la sinrazón
    para apurar a sorbos la locura
    de un vino que a devenido amargo.
    Elixir que mata el corazón:
    sin corazón, adios a la ternura;
    y sin ternura... sólo un pasillo largo.

  3. #103
    Fecha de Ingreso
    Jun 2006
    Mensajes
    185

    Predeterminado

    Yo tengo tantos sueños, que no se si es posible que vuelva a despertar.
    Sueño conque los hombres habrán de ser amigos, conque no haya rateros, violadores ni padres, o hermanos o quien sea que se atreva atentar contra tanta inocente criatura que responde a lo que cree cariño.

    Yo tengo tantos sueños que no se si la noche será lo suficientemente larga y serena para poder soñar. Mis sueños son los sueños de un mundo nuevo, virgen, donde los hombres crean que hay que borrar pasados y empezar otra vida. Hay que ser más hermanos, más buenos, comprensivos, hay que sentir aquella alegría que siente quien siente la alegría quien sabe que la pena responde a la ternura; que un abrazo sincero trae otro abrazo tierno; que el hombre no es violento por hombre, es violento porque no tiene a nadie que le de su cariño, porque se siente ajeno, porque se siente niño sin falda y sin caricias, porque se siente aislado, hastiado de este mundo.

    Cualquier hombre, el más sucio de los hombres del mundo no es capaz de un delito si entiende una sonrisa, si recibe un abrazo si se siente querido.

    Y con eso yo sueño. Y a veces sueño tanto que no tengo mañana serena y se me duermen los mismos sueños míos.

    Ojalá que despierte a un mundo nuevo. Al mundo que todos añoramos. El que quieren los hombres de la prisión. los hijos abandonados, las mujeres frustradas, los huérfanos, los despreciados, todos. porque todos queremos cariño, más cariño.

    Y después del abrazo, de la palabra suave, del decir comprensivo, no habrán hombres malvados, todos seremos niños, niños felices, niños al amparo del alba, redimidos, ansiosos porque lleguen los días. Serenos, satisfechos de vivir con la dicha de que alguien nos sonríe. Y ya no tendré sueños tristes, esos sueños que nos dan esta vida que nunca hemos querido.

    Soñaremos felices de saber que los hombres se abrazan redimidos.

  4. #104
    Fecha de Ingreso
    Jun 2006
    Mensajes
    185

    Predeterminado El miedo

    Ayer estabas,
    dulce como la noche,

    verde del parque.

    Ayer estabas
    y te tuve un segundo.

    ¡Amor, amor, que tu sino
    me protega y me ampare

    de su boca,
    de sus labios

    cuando al fin
    dejen de ser lejanos!

    Ha de morir una parte
    mía, esa que dice

    que no existes.

    Quedaré desnuda
    ante sus manos.

    ¡qué desazón!
    ¡qué agonía!

    ¡esa de quererle
    y no quererle!

    ¡de temerle más
    que a la misma muerte,

    porque más que la muerte
    me atrae!

    Despiertame.

    Llévame al parque.

    Déjame brotar entre tus raíces
    para que se me contagie la vida.

    Háblame hasta que sepa.
    Cómo escucharte.

    Búscame incansable.
    Mas allá de mi alma

    Quiero encontrarte.

  5. #105
    Fecha de Ingreso
    Jun 2006
    Mensajes
    185

    Predeterminado

    El profesor universitario retó a sus alumnos con esta pregunta. "¿Dios creó todo lo que existe?" Un estudiante contestó valiente:

    Sí, lo hizo

    ¿Dios creó todo?: Sí señor, respondió el joven.

    El profesor contestó, "Si Dios creó todo, entonces Dios hizo al mal, pues el mal existe, y bajo el precepto de que nuestras obras son un reflejo de nosotros mismos, entonces Dios es malo".

    El estudiante se quedó callado ante tal respuesta y el profesor, feliz, se jactaba de haber probado una vez más que la fe Cristiana era un mito.

    Otro estudiante levantó su mano y dijo: ¿Puedo hacer una pregunta?

    Por supuesto, respondió el profesor.

    El joven se puso de pie y preguntó: ¿Profesor, existe el frío?

    ¿Qué pregunta es esa? Por supuesto que existe, ¿acaso usted no ha tenido frío?.

    El muchacho respondió: De hecho, señor, el frío no existe. Según las leyes de la Física, lo que consideramos frío, en realidad es ausencia de calor. Todo cuerpo u objeto es susceptible de estudio cuando tiene o transmite energía, el calor es lo que hace que dicho cuerpo tenga o transmita energía. El cero absoluto es la ausencia total y absoluta de calor, todos los cuerpos se vuelven inertes, incapaces de reaccionar, pero el frío no existe. Hemos creado ese término para describir cómo nos sentimos si no tenemos calor.

    Y, ¿existe la oscuridad? Continuó el estudiante. El profesor respondió:

    Por supuesto.

    El estudiante contestó: Nuevamente se equivoca, señor, la oscuridad tampoco existe. La oscuridad es en realidad ausencia de luz. La luz se puede estudiar, la oscuridad no, incluso existe el prisma de Nichols para descomponer la luz blanca en los varios colores en que está compuesta, con sus diferentes longitudes de onda. La oscuridad no.Un simple rayo de luz rasga las tinieblas e ilumina la superficie donde termina el haz de luz! .¿Cómo puede saberse cuan oscuro está un espacio determinado? Con base en la cantidad de luz presente en ese espacio, ¿no es así? Oscuridad es un término que el hombre ha desarrollado para describir lo que sucede cuando no hay luz presente.

    Finalmente, el joven preguntó al profesor: señor, ¿existe el mal?.

    El profesor respondió: Por supuesto que existe, como lo mencioné al principio, vemos violaciones, crímenes y violencia en todo el mundo, esas cosas son del mal.

    A lo que el estudiante respondió: El mal no existe, señor, o al menos no existe por si mismo. El mal es simplemente la ausencia de Dios, es, al igual que los casos anteriores un término que el hombre ha creado para describir esa ausencia de Dios. Dios no creó al mal. No es como la fe o el amor, que existen como existe el calor y la luz. El mal es el resultado de que la humanidad no tenga a Dios presente en sus corazones. Es como resulta el frío cuando no hay calor, o la oscuridad cuando no hay luz.

    Entonces el profesor, después de asentar con la cabeza, se quedó callado.

    NOTA: Dicen que este joven se llamaba ALBERT EINSTEIN.

  6. #106
    Fecha de Ingreso
    Jun 2006
    Mensajes
    185

    Predeterminado

    ¿Para qué sirve un minuto?

    Un minuto sirve para sonreír: sonreír para el otro,
    para ti y para la vida.
    Un minuto sirve para ver el camino,
    admirar una flor, sentir el perfume de la flor,
    sentir el césped mojado, percibir la transparencia del agua.
    Se requiere apenas de un minuto para evaluar
    la inmensidad del infinito, aunque sin poder entenderlo.
    Un minuto apenas para escuchar el canto de los pájaros.
    Un minuto sirve para oír el silencio, o comenzar una canción.
    Es en un minuto en que uno dice el "sí" o el "no"
    que cambiará toda su vida.
    Un minuto para un apretón de mano y
    conquistar un nuevo amigo.
    Un minuto para sentir la responsabilidad
    pesar en los hombros, la tristeza
    de la derrota, la amargura de la incertidumbre,
    el hielo de la soledad, la ansiedad de la espera,
    la marca de la decepción, la alegría de la victoria...
    En un minuto se puede amar, buscar,
    compartir, perdonar, esperar, crer, vencer y ser...
    En un simple minuto se puede salvar una vida.
    Tan sólo un minuto para incentivar a alguien o desanimarlo.
    Un minuto para comenzar la reconstrucción
    de un hogar o de una vida.
    Basta un minuto de atención para hacer feliz a un hijo...
    un padre, un amigo, un alumno, un profesor, un semejante...
    Sólo un minuto para entender que la eternidad
    está hecha de minutos...
    De todos los minutos bien vividos...
    Un minuto...Cuántas veces los dejamos pasar
    sin darnos cuenta...pero tambien cuántas veces
    traemos a nuestras vidas los recuerdos
    de los minutos vividos llenos de felicidad,
    de alegría y tambien de tristezas...
    Decimos "un minuto" y nos parece nada...
    Pero como se aprecia ese minuto al levantar
    la mano y saludar a un amigo que se va
    para siempre, como se valora ese minuto
    que hace que lleguemos tarde a nuestros trabajos,
    como se espera ese minuto qu! e nos ll eva a reunirnos
    con los que amamos, como nos llena de emoción
    ese minuto en que nos entregan a
    nuestro hijo al nacer, y cómo también
    deseamos que la vida le otorgue más minutos
    a quien la muerte separará fisicamente de
    nosotros y no veremos más.
    Un minuto...parece increíble...parece tan poquito
    y sin embargo puede dejar una huella tan
    profunda en nuestra vida.
    Lo importante es no vivir la vida porque sí,
    dejando pasar el tiempo.
    Alguien alguna vez dijo:
    "Vive cada minuto como si fuera el último"...
    Si todos recordaramos esa frase a diario
    aprenderíamos a vivir la vida intensamente.
    Aprenderíamos a no posponer las emociones
    más lindas de la vida pensando que
    "si no es hoy será mañana"...
    Tu tiempo es ahora...el futuro es incierto...
    Vive cada minuto intensamente.
    La vida es Hoy... Que el reloj de tu vida marque
    cada minuto al compás de los latidos de tu corazón.

  7. #107
    Fecha de Ingreso
    Sep 2006
    Mensajes
    794

    Predeterminado Mi utopía

    No alcanzaste a ser amor,
    sólo llegaste a ser ternura.
    Mis manos no lograron apresarte,
    ni pudieron mis ojos percibir tu figura.
    Imagen intangible y fantástica,
    de largas noches de ensueño.
    Fuiste mío sin llegar,
    fuiste impulso y emoción,
    fuiste inspiración sin haber sido...,
    fuiste nube y romance contenido
    Por siempre serás Mi Utopía

    To view links or images in signatures your post count must be 50 or greater. You currently have 0 posts.


    ماريام

  8. #108
    Fecha de Ingreso
    Jun 2006
    Mensajes
    185

    Predeterminado

    El pincel de la musa


    Vienes a mí en busca del rechazo,

    del beso rápido, el roce en los labios,

    la dosis de desprecio que necesitas

    para que puedas parir con dolor

    lo que no te sale con mimos ni ternuras,

    esas cosas que te dan los otros, y te anula.

    Y vienes a mí, al torturador,

    no el de instrumentos y de sangres,

    sino el que usa la peor herramienta,

    la más punzante de todas, la indiferencia.

    Ese mostrarte que no eres gran cosa,

    el tenerte en cuenta, de lástima.

    Vienes a buscar dolor, y dolor te doy,

    sin esfuerzos, alcanza con lo que soy.

    Apartar tus manos cuando quieres tocar,

    un ‘no molestes querés’, dicho al pasar,

    o ‘es mejor que te vayas, es tarde tengo otras cosas’.

    Sí, otras cosas que sabes que son pequeñas,

    pero muy grandes comparadas con vos,

    y te vas, dolorida, triste, angustiada,

    en el punto justo, justo el que necesitas,

    con el dolor exacto que te alcance

    para llegar a tu casa des-hecha,

    para que te arrastres al altillo, a tu tela,

    y dolorosamente vuelques los colores

    con pinceles, con espátulas, con tus dedos

    con lo que sea que demuestre que has llorado,

    que has sufrido mucho, que te han hecho daño,

    que toda la angustia quede reflejada en la mancha,

    en esos colores retorcidos, esas figuras desfiguradas,

    esos remolinos que semejan gritos lejanos,

    esos rojos en medio del negro y esa pizca de blanco.

    Así te reconstituyes, así te rearmas,

    casi sin respirar, suspirando y con lágrimas.

    Me necesitas para crear, necesitas del dolor para ello;

    lo dulce, lo suave, el mimo, duerme a tu musa;

    ella gusta del látigo, de la disciplina, es remolona,

    ella necesita pintarte el alma primero

    y los colores que usa no son pigmentos

    sino las sensaciones, enunciar el tormento,

    ese ahogo el en pecho ¡qué pincelada!

    ese hacerte sentir una mierda ¡qué toque!

    aquí falta más agua ¡más lágrimas!

    aquí más desazón, allí más tristeza

    y un poco más, bastante más, de remordimientos.

    Yo soy el pincel, la espátula, la paleta

    con que ella revuelve tus sentimientos

    para hacer el más hermoso y negro de sus cuadros

    que llamará ‘víctima de la vida’ o ‘la pobrecita’

    o ‘la dolida’ o ‘qué de injusticias en mi vida’.

    Y así, cuando tu musa termina de pintar en tu alma,

    te arrastras a tu tela y embadurnándola tratas

    de traducir en colores un poco de lo que te pasa

    y, sabes, en eso creo que eres feliz por un rato,

    cuando te sabes paridora al menos de una obra:

    el haber quebrado la armonía del blanco de la tela,

    esa coherencia demasiado perfecta que te perturba

    y necesitas maltratarla así, como crees que te maltratan,

    con dolorosos negros, con sufrientes rojos, con gritos blancos

    Mientras yo, involuntario pincel de tu musa

    trato de ingeniármelas para no verte; para estar a solas

    corto el teléfono, trabo el timbre, no contesto tus notas;

    y pienso ‘que busque a otro, que no me rompa las pelotas’.

    Pero sé que un día abriré de nuevo la puerta

    y entrarás y todo será igual a estos días, igual a los otros...

    vaya a saberse quién está pintando un cuadro con nosotros.


    Hugo R. Marietán , 22 de noviembre de 2002

  9. #109
    Fecha de Ingreso
    Jun 2006
    Mensajes
    185

    Predeterminado

    La hora de la hora


    Nadie puede salvar de la muerte a esta hora.

    Cumplió su inexorable destino

    escrito allá, en su inicial milisegundo,

    cuando todo el tiempo del mundo le pertenecía.

    Inseguros fueron sus primitivos segundos,

    y festejó con alegría su primer minuto.

    Después tuvo sus cinco minutos de juegos

    donde podía hacer lo que quisiera

    sin que nadie le dijera que estaba gastando tiempo.

    Conoció a otras horas y aprendió

    que no todas las horas son iguales.

    Pudo distinguir a las hiperquinéticas,

    que se la pasaban corriendo,

    a las tristonas que eran amigas de las dolorosas

    por lo lentas y arrastradas;

    a las felices que de tan evanescentes casi no existían

    y a otras que hacían siempre lo mismo de puras aburridas.

    Aunque le daba miedo, una vez miró de reojo a la hora final,

    con sus minutos caídos, los segundos arrugados

    y esa mirada de “qué lástima que se terminó”.

    También conoció a unas que iban de aquí para allá

    sin saber adónde, con caras de perplejas;

    otras horas las subían bien alto y todas aplaudían

    pero nadie las reclamaba.

    Y estaba la hora de la pavada, la hora genial, casi una desconocida,

    la hora del amor, tirando besitos y lagrimitas por sus costados,

    Las horas solas, las horas amargas, las horas alegres...

    Así fue como llegó a los 10 minutos y se puso seria.

    No era para menos, ya era grande.

    Se hizo revolucionaria y prepotente.

    Se opuso a todo con firmeza y resistió como pudo.

    Pero llegaron los 20 y se encontró llorando

    y oliendo a vino en la barra de un bar.

    Los que la conocían bien dicen que hasta se falopeaba.

    Pero tal vez no sean más que rumores de las horas envidiosas.

    A los 30 ya no se tomaba las cosas tan a pecho.

    Ya sabía que los segundo amargos

    eran para hacer más dulces a los otros, los alegres.

    No era muy religiosa pero creía que en algún lugar existía Reloj,

    y en ocasiones rezaba a las apuradas

    porque, como buena hora, cuidaba a sus segundos,

    o se persignaba con el Gran Signo que era poner los brazos en 2 menos 10.

    Una vez trató de contener la respiración por un minuto

    y después, tarde, se dio cuenta que sólo lo había gastado.

    Cuando se encontró con la hora del amor no supo que hacer

    y el no saber la hizo feliz.

    Luego, inevitable, llegó la hora del adiós,

    esa, la de jugo de cebolla y los suspiros.

    Quiso entretenerse con la hora de la soledad y no le salía nada.

    Tuvo, también, un cuarto de hora donde todas la aplaudían

    y ella se preguntaba qué había hecho.

    Después de eso, la soledad se le arrimó de nuevo.

    A los 45 algunos segundos se herrumbraron

    y su andar comenzó a ser un poco ruidoso.

    A los 50 le tocaba la reunión con las horas sabias

    donde le iban a revelar el Gran Secreto;

    se vistió lo mejor que pudo y fue, achacosa, a la cita.

    Las 12 sabias se pusieron en círculo según el antiguo rito

    y muy solemnes le fueron diciendo las verdades:

    “Todo empieza y todo termina”, dijo una.

    “Somos una parte de algo inmenso que es el Día”, dijo otra.

    “El día es parte de algo impensable llamado Año”,

    y todas juntas dijeron con voz grave y de pie:

    “y el Año es parte de La Eternidad”.

    Luego, con gran emoción, como si un gran peso

    las doblegase se arrodillaron e hicieron el Gran Signo.

    Era conmovedor ver a las 12 con sus brazos en las 2 menos 10.

    La mayor, en esa postura, le dijo el Secreto de Todos los Secretos,

    el que le sería revelado y que no podía decirle a nadie:

    “La Eternidad no existe”

    Todas quedaron en silencio.

    Luego una le ordenó: “Ya puedes irte”.

    Usó cinco minutos para pensar en la Gran Verdad

    y concluyó: ¡gasté cinco minutos!

    Dos minutos los dedicó a reírse de ella misma.

    Un minuto a reírse de las circunstancias.

    Rezó durante otro minuto a Reloj

    y le habló en su idioma de tictac:

    “Gracias por todo”, le dijo, “pero por todo todo:

    por la risa, por las lágrimas, por el dolor, por el placer,

    por el error, por la compañía, por la soledad,

    por el ratito de amor, por la maldad, por…”

    Paró porque se dio cuenta de que le quedaba un minuto;

    se quedó muy quieta, aunque algo asustada,

    usó sus últimos segundos para recordar…

    Y el tac final la encontró sonriendo.


    Hugo Marietan, 28 de abril de 2006

  10. #110
    Fecha de Ingreso
    Apr 2006
    Mensajes
    591

    Predeterminado

    hoy estoy triste..
    he perdido un sueño...
    uno mas...
    pero ahora los sueños son
    pocos...
    y duele perderlos...

    he perdido un sueño..
    crei encontrar en la belleza de tus ojos..
    una esperanza...
    de vida...
    de ilusión...
    de ganas de seguir aqui..
    de seguir...

    pero ya ves..
    solo fue un sueño..
    uno menos..
    seguire..
    sin ti...
    sin tus ojos...
    tal vez sere capaz.
    hasta de olvidarlos...

    solo fue un sueño....
    uno de los ultimos sueños...


    LAGO TERMAL (TERMAS PALLARES ) ALHAMA DE ARAGÓN


Reglas de Mensajes

  • You may not post new threads
  • You may not post replies
  • You may not post attachments
  • You may not edit your posts
  •