Es posible que la primera imagen que nos venga a la cabeza cuando pensamos en Egipto sean las Pirámides de Giza, porque se trata de lo más icónico de la antigua civilización, lo primero que aprendimos en la escuela sobre ellos: las tres pirámides alineadas y la Gran Esfinge de Giza. Y porque son la única de las siete maravillas del mundo antiguo que aún se mantiene en pie.

Se trata de tres construcciones funerarias hechas bajo las órdenes de diferentes faraones y en distintas épocas. Al morir, los gobernantes eran momificados y descansaban dentro de las pirámides, rodeados de sus objetos más preciados y de alimentos, todo colocado expresamente para acompañar al difunto en su viaje al más allá.

Si bien los historiadores y arqueólogos nunca se ponen de acuerdo con la fecha exacta de su construcción, se estima que las obras se iniciaron alrededor del año 2500 a.C, lo que las ubica como los monumentos más antiguos conservados del mundo egipcio. Hay muchas pirámides pequeñas y menores, pero las tres principales y mundialmente conocidas son las de Keops, Kefrén y Micerinos.

  • Pirámide de Keops. Es la más grande de todas, la que lleva el nombre de la Gran Pirámide de Giza. Mide 140 metros de altura y se levanta sobre una base de 230 metros, lo que representa un perímetro de casi 1 km. Fue el edificio más alto de la Tierra durante 3800 años, hasta que en el siglo XIV fue superado por el chapitel de la catedral de Lincoln, en Inglaterra.
  • Pirámide de Kefrén. Es la que le sigue en tamaño, la segunda más grande de Egipto con 136 metros de altura. Fue construida para albergar los restos del faraón Kefrén, hijo de Keops. Es la única de las tres que aún mantiene una parte de su antiguo revestimiento de caliza blanca en su extremo superior.
  • Pirámide de Micerinos. Hijo de Kefrén y nieto de Keops, Micerinos tiene la pirámide más pequeña de las tres, con 66 metros de altura. Al igual que las otras, también consta de una estructura central rodeada por un muro y un templo altos, más otro templo bajo con pirámides auxiliares. Pero esta pirámide incorporará algunos elementos arquitectónicos novedosos que aplicarán en futuras dinastías egipcias a la hora de construir los templos funerarios.

Qué hacer en las Pirámides de Giza

  • Visita guiada. Indispensable para disfrutar al máximo de tu visita. La puedes contratar con antelación o tomarla una vez que llegues si prefieres ir por libre, pero lo más recomendado es contratar servicio de visita guiada anticipada y que incluya el traslado a tu hotel en El Cairo.
  • Entrar en una pirámide. Una opción no apta para personas claustrofóbicas, pero sin duda una visita que te quedará grabada en la mente para toda la vida. Seguramente te has preguntado cómo se verá una pirámide por dentro: pues en Giza puedes comprobarlo ingresando en los secretos de las pirámides. Pero hay que tener en cuenta que se entra por pasadizos muy estrechos en los que tendrás que desplazarte agachándote, pequeñas cámaras oscuras y en las que transitan muchos turistas. Si eres capaz de soportarlo, no dudes en contratar esta opción.
  • Paseo en camello. Alrededor de las Pirámides de Giza hay gente local subida a camello que te ofrece dar una vuelta y sacarte fotos por precios que se regatean y que son de lo más variados. Pueden ser muy insistentes, por lo que te recomendamos que si no te interesa hacer esto ni siquiera les respondas porque, muchas veces, entienden que sí quieres con solo mirarlos y se ofenden si no contratas el servicio. Pero también puedes conseguir un buen precio por otra experiencia inolvidable, todo es cuestión de poner en práctica tus dotes de regateo.
  • Fotos originales. La luz tan particular del desierto y la perspectiva de la meseta en relación a la forma triangular de las pirámides ofrecen un campo muy fértil para que pongas en práctica tu creatividad y ensayes las poses más originales en tus fotos.
  • Cena y espectáculo nocturno con luces. Si prefieres disfrutar el encanto de las Pirámides de Giza por la noche, puedes contratar el tour nocturno que incluye un espectáculo de luces y sonido y, en algunos casos, una cena contemplando estas maravillas del mundo antiguo.

Cómo llegar a las Pirámides de Giza

Las Pirámides de Giza se encuentran ubicadas en una meseta a 18 km de El Cairo. De manera tal que todos los tours, furgonetas, buses y minibuses, taxis o coches privados parten desde la capital egipcia. Lo más recomendable es contratar un tour que te pase a buscar por el hotel, que incluya una visita guiada por el entorno de las pirámides (una vez allí puedes contratar los extras que desees) y, al acabar, te deje de nuevo en tu hotel.

Horarios

La entrada al recinto de Giza es de 7h a 19.30h. Si quieres visitar el interior de las pirámides, las visitas comienzan a las 8.30h y acaban a las 16h.

Precios de la visita

  • Entrada al recinto: 160 EGP (9€) la entrada normal de adulto, 80 EGP (4,50€) para estudiantes acreditados.
  • Entrada a la Pirámide de Keops: adultos 360 EGP (20,20€), estudiantes acreditados 180 EGP (10,10€).
  • Entrada a la Pirámide de Kefrén: adultos 100 EGP (5,60€), estudiantes acreditados 50 EGP (2,80€).
  • Entrada a la Pirámide de Micerinos: adultos 100 EGP (5,60€), estudiantes acreditados 50 EGP (2,80€).
  • Espectáculo de luces y sonido: entre 38€ y 55€, dependiendo si incluye servicio de cena u otros extras.

Fotos de las Pirámides de Giza

Otros artículos que quizás te interesen...

Obelisco Inacabado

El Obelisco Inacabado es una mole construida en granito que mide 40 metros de largo y pesa más de 1.000

Torre de El Cairo

La Torre de El Cairo es uno de los iconos modernos de la capital egipcia, con su estilizado aspecto y

gdpr-image
This website uses cookies to improve your experience. By using this website you agree to our Data Protection Policy.
Leer más