Ojo.gif

Nefertiti

Nefer-Neferu-Atón

La bella ha llegado
Perfecta perfección de Atón.

Gran Esposa Real de Akhenatón

Nefertiti. Museo de Berlín. Piedra caliza. Le falta el ojo izquierdo. Tanto su origen como su muerte están envueltos en un impenetrable misterio:

Algunos creen que era una princesa extranjera, ya que su nombre Nefertiti, La bella ha llegado, parece indicar que no procedía de Egipto, por lo que pudiera ser la princesa Tadu-Khepa hija de Tushratta, rey de Mitanni; sin embargo, esta princesa que fue una de las esposa secundarias de Amenhotep III, cuando, más tarde se casa con Akhenatón, toma el nombre de  Kiya. Por otra parte, se trata de un nombre teóforo, que se aplicaba a la esposa real con ocasión de las Fiestas Sed, en su papel de la diosa Hathor.

Otros le suponen un origen mitanni y que pudiera ser hija de Ay , Padre divino, y de su primera esposa, ya que la segunda esposa de éste, Tey, aparece como su nodriza.

Hay quien piensa que era hija de Amenhotep III y una esposa secundaria, posiblemente Sitamun.

Parece ser que se casó con Akhenatón en el segundo año de su reinado. Se ignora también el motivo por el que Akhenatón se casó con ella y no con su hermana Sitamun, la princesa heredera que, según la tradición, estaría destinada a legitimar al faraón. En el año 5 del reinado de Akhentón tomó el nombre de Nefer Neferu Atón.

Tuvo seis hijas, Meritatón, Meketatón, Ankhesepaatón, Nefer Neferu Atón-Tasherit, NeferNeferure y Setepenre. No existe ninguna prueba de que tuviera también hijos, aunque se ha especulado con esta posibilidad.

Los relieves del palacio, templo y estelas fronterizas de Akhetatón demuestran que tuvo un protagonismo y prerrogativas superiores a las de otras reinas:

- Desempeña un papel similar al del faraón en todas las ceremonias religiosas, en las que aparece con los rasgos que simbolizan el carácter divino de Akhenatón (la fama de su belleza se debe a los bustos conservados en los museos del Cairo y de Berlín).

- Su figura se va agigantando hasta tener un tamaño muy similar al del faraón.

- Ofrece collares a sus súbditos desde el balcón de las apariciones. Aparece su nombre dentro de un cartucho real. Conduce su propio carro. Golpea a unas prisioneras y a sus enemigos con una maza.

Todas estas escenas indican que colaboró estrechamente con Akhenatón en su plan político y religioso. Hay quien dice que desempeñó el papel de corregente y que Nefer Neferu Atón fue su nombre de coronación.

Julia Samson mantiene que llegó a ser corregente, y tomó el nombre de Smenkhare.

El nombre de Nefertiti desaparece misteriosamente de la escena política a partir del año 12 o 14. Las teorías que se barajan son:

1. Su propia muerte a partir del año 14, documentada por restos de un usebti; si esto es así, se trataría de una muerte más de las muchas que se produjeron en esta época en el seno de la familia real como consecuencia de una supuesta peste, epidemia o por la posible transmisión del síndrome de Marfan.

2. El destierro al palacio del Norte (Castillo de Atón), bien porque desaprobara el retorno al culto de Amón durante la corregencia de Smenkhare, porque se desviara peligrosamente del culto a Atón o por la crisis abierta tras la muerte de Makhetatón, ya que es posible que Akhenatón considerara que tanto esta muerte, como la incapacidad de su reina de concebir hijos varones fuera un castigo divino que indicaba que, por lo que fuera, Nefertiti había perdido el favor de Atón, y a su vez, Nefertiti, pudo responsabilizar a Akhenatón, como autor del embarazo que condujo a la hija de ambos, casi una niña, a la muerte. El hecho es que Nefertiti permaneció alejada de Akhenatón, viviendo en el citado palacio, junto a Tutankhamón.

3. Una tercera teoría es que realmente llegó a ser corregente, y tomó el nombre de Smenkhare. En ese caso, no se trataría de una desaparición sino de la substitución del nombre de Nefertiti por el de Smenkhare, permaneciendo el otro nombre Nefer Neferu Atón. Esta teoría explicaría la insólita escena representada en la estela de Pase, en la que aparece Akhenatón en actitud afectuosa junto a una figura con la doble corona, que sería Nefertiti y no Smenkhare como también se supuso; sin embargo, no concuerda con el matrimonio de Smenkhare (si es que antes fue Nefertiti) con Meritatón, ni con el cuerpo de un varón, aunque en la postura típica del enterramiento de una reina de la dinastía XVIII, encontrado en la tumba KW55, si, como se discute, se trata del cuerpo de Smenkhare. 

Busto de NefertitiComo quiera que fuese, la hija mayor de Akhenatón y Nefertiti, Meritatón sustituye a su madre como Gran Esposa Real, al tiempo que comienza a sustituirse el nombre de Nefertiti por el de Meritatón en los cartuchos reales y a borrarse el título de Nacida de la Gran Esposa Real, aunque no de forma extensiva.

¿Dónde fue enterrada Nefertiti? Posiblemente, en la tumba real de Amarna, ya que  Akhenatón, cuando fijó los límites de Akhetatón, en el sexto año de su reinado, ordenó inscribir en una tablilla:

Se me levantará un sepulcro en la Montaña de Oriente; mi enterramiento será [hecho] allí durante la multitud de jubileos que Atón, mi padre, ha ordenado para mí y el enterramiento de la esposa principal del rey, Nefertiti, se realizará allí dentro de multitud de años...

¿Momia de Nefertiti?Esta posibilidad se convertiría en certidumbre si se demostrara que Nefertiti nunca perdió el favor de Akhenatón.

¿Qué sucedió con su momia? Aun no ha sido identificada, aunque se ha especulado que pudiera ser una de las 17 momias que Victor Loret encontró el 9 de marzo de 1898 en KW 35 (tumba de Amenhotep II). En concreto, según su descripción, la momia de un joven que luego resultó ser una mujer. Esta momia presenta un cráneo afeitado que por su forma parece corresponder a la época de Amarna.

Hay quien dice que se trata de la momia de Sitamum, ya que se encuentra junto a la momia de la  anciana señora, (identificada, aunque con reservas, con Tiy, su madre) y un príncipe joven que pudiera ser  Tutmosis, su hermano.

 Otros dicen que se trata de la momia de Nefertiti, ya que la forma del cuello, su perfil y su mandíbula guardan gran parecido con los bustos de Nefertiti; en especial, el cráneo alargado y afeitado evoca su famosa corona.