Es muy raro que los países más turísticos del mundo no estén preparados para recibir a niños que viajan con sus padres. Egipto no es una excepción y viajar con hijos puede ser una experiencia inolvidable para ellos, porque se trata de un país con muchos estímulos para que la sorpresa infantil se active cada minuto. Pirámides, desierto, camellos, vestimentas exóticas: viajar a Egipto con niños puede ser una experiencia única.

Recomendaciones para viajar con niños

Hay que tener en cuenta en muchas veces no hay infraestructuras infantiles tan desarrolladas como puede haberlas en algunos destinos turísticos de Europa. Por ejemplo, muchas veces te encontrarás con que no hay parques con juegos o cambiadores de pañales, pero de todas maneras encontrarás comodidades y con la gente local encantada por ver niños occidentales. La gente en Egipto suele ser muy simpática y más si viajas con niños, por lo que no será raro que quieran abrazarlos, besarlos y regalarles un dulce.

Has de tener cuidado especialmente en los coches privados o taxis, que no suelen tener asientos infantiles, y en los barcos que carecen de salvavidas especiales para los más pequeños. Si bien esto no es un impedimento para que puedas coger un coche o subirte a un barco con tus niños, deberás tenerlo en cuenta para aumentar los cuidados y las prevenciones.

Con respecto a la comida, al tratarse de un país con una dieta muy variada, no encontrarás dificultades para que a tus hijos les guste la comida o, al menos, algunos platos de la cocina egipcia. Lo que sí deberás tener en cuenta es que un niño puede ser más sensible a los cambios alimenticios y causarles problemas estomacales, sobre todo si comen cosas muy especiadas o excesivamente dulces. Pero la mayoría de los restaurantes turísticos tienen opciones más livianas pensadas para niños.

Donde encontrarás más opciones de confort para viajar a Egipto con niños es en los enclaves más turísticos: centro de El Cairo, Luxor o Alejandría. Ahí podrás tener más facilidades para conseguir pañales y leche maternizada, así como también tronas en los restaurantes y hasta servicio de canguro en los hoteles cinco estrellas. También podrás encontrar tiendas en las que venden alimentos que a los niños les encantan y que están hechos con cacahuetes, semillas de sésamo, fruta seca y dátiles, perfectos para llevarlos a las excursiones y evitar las patatas fritas.

Rutas y sitios a los que ir

A continuación, te damos una lista para que sepas qué ver con niños en Egipto y que puedas planificar un viaje que será inolvidable no solo para ellos sino también para ti:

  • Museo Egipcio de El Cairo. Repleto de tesoros antiguos que a los niños les encantarán, como las tumbas de los babuinos y la tumba de Tutankamón con todos sus tesoros.
  • Viaje en tren a Tanta. El mismo tren puede ser una atracción infantil muy interesante, sobre todo en primera clase que nunca van muy llenos. Y mucho mejor si el destino es la ciudad de Tanta, famosa por sus dulces.
  • Gran pirámide de Keops. Aquellos niños que han estudiado las pirámides en el colegio, estarán fascinados por conocer el interior de esta maravilla. Conviene asegurarse antes de que no tengan claustrofobia, porque los espacios de acceso son muy estrechos.
  • Museo de la Momificación. Las momias fascinan a los niños y en Luxor podrán descubrir todos los secretos de este arte milenario con una visita interactiva y didáctica.
  • Valle de los Reyes. Una experiencia de aventuras en la que los más pequeños quedarán hipnotizados con las historias y misterios que descubrirán sobre las tumbas de los nobles, emperadores y sacerdotes del antiguo Imperio Egipcio.
  • Buceo en la costa del Mar Rojo. El buceo con tubo es perfecto para conocer esta parte de la costa mediterránea y su fabulosa flora y fauna. En Sharm y Al Quseir hay muchas opciones para que los niños buceen con total seguridad a lo largo del flanco de un arrecife.
  • Los barcos de los astilleros de Alejandría. A la gran mayoría de los niños les fascinan los barcos. Y aquí podrán ver cómo se construyen barcos de todos los tamaños, desde pequeños botes hasta grandes embarcaciones. Incluso les dejarán ser capitanes por un rato y podrán subirse a la sala de mandos y manejar el timón.
  • Wadi Al Hittan. Se trata de un sitio repleto de fósiles de diferentes especies y donde descubrirán un secreto: cómo pudo llegar una ballena al desierto.
  • Subir a un camello. Hay por todas partes diferentes opciones para dar una vuelta en camello: alrededor de las pirámides, en la orilla oeste de Luxor o en Alejandría. Y a los niños les encantará, de manera que les darás una alegría si les das el gusto de subir en el lomo de estos animales fascinantes.
Otros artículos que quizás te interesen...

Idioma en Egipto

El árabe es el idioma de Egipto y el único oficial en el país, el que se enseña en las

Requisitos para viajar Egipto

Egipto sigue siendo un destino turístico que cautiva a millones de personas por su historia, su riqueza arqueológica y sus

gdpr-image
This website uses cookies to improve your experience. By using this website you agree to our Data Protection Policy.
Leer más