El Mar Rojo de Egipto es una joya de aguas claras y cálidas con un paraíso de arrecifes de coral y el sol bañando sus costas. Se encuentra en el Océano Índico, entre África y Asia, y es visitado cada año por miles de turistas atraídos por los deportes acuáticos.

Introducción

El Mar Rojo cuenta con más de 2.200 km de longitud de costa al sur de la península del Sinaí, con un ancho de más de 300 km y muchas ciudades construidas en torno a sus playas. Las más conocidas son Hurghada y Sharm el-Sheij.

Pero el encanto del Mar Rojo no se acaba aquí sino que continúa siglos atrás, por la historia de la humanidad, con sucede con todo lo que está en Egipto. El mundo entero conoce el Mar Rojo sin haberlo visitado, ya que fue el escenario de uno de los episodios bíblicos más importantes de la historia: el que narra cómo Moisés separó sus aguas para el pueblo judío que escapaba del yugo del faraón.

Por la poca variación térmica del agua a lo largo del año y por tratarse del mar más cálido del mundo, el Mar Rojo es perfecto para hacer buceo o esnórquel y ver especies exóticas y muy coloridas: peces, moluscos, corales y otros exponentes típicos de la flora y fauna marinas. Una gran variedad de vida acuática que se puede ver a temperaturas de entre 20 y 40 grados.

Destinos imprescindibles del Mar Rojo

Hurghada

Es una de las ciudades egipcias más importantes situadas a orillas del Mar Rojo, con fondos marinos muy coloridos y aguas cristalinas. La tercera más poblada de Egipto y una de las más nuevas, fundada a principios del siglo XX por los pescadores y como un pequeño pueblo que fue creciendo hasta convertirse en una gran ciudad. Se destaca por sus playas, dunas y buena comida, además por su acuario con miles de especies y por el estrecho de Gubal, donde se encuentran los mejores arrecifes de Hurghada y también restos de muchos naufragios importantes, lo que lo convierte en un lugar ideal para bucear.

Sharm el-Sheij

Famosa por sus aguas transparentes para el buceo o el snorkel, Sharm el Sheij es una de las principales ciudades de la costa del Mar Rojo y que atesora una rica fauna de peces de colores e imponentes corales. Y uno de los grandes baluartes del turismo costero de Egipto. Cuenta con un rico patrimonios de mezquitas y bazares, además de restaurantes para comer buen pescado fresco y marisco. Su franja de costa alberga arrecifes de corales maravillosos y las puestas de sol desde cualquier punto de la ciudad son muy famosas.

Marsa Alam

Se encuentra ubicada al sudeste de Egipto, en la rivera oeste del Mar Rojo y que año tras año asiste a un aumento considerable de la actividad turística. La causa es su variedad de ofertas, ya que no solo cuenta con playas paradisiacas sino con especies autóctonas que no son tan visibles en otras playas como las tortugas marinas, el pez cocodrilo y los pulpos. También es conocida como uno de los destinos más importantes a nivel mundial para la práctica del windsurf y un punto de partida para safaris. Y por si esto fuera poco, alberga minas de esmeraldas que se pueden visitar en rutas guiadas y el Parque Nacional de Wadi El Gemal o «Valle de los Camellos»

Berenice y Hamata

Son dos ciudades en la costa del Mar Rojo muy cercanas y con encantos diferentes. Berenice debe su nombre a Ptolomeo II Filadelfo, una ciudad histórica y que fue un puerto importante en la antigüedad y que aún hoy mantiene ese perfil de ciudad portuaria. Hamata es una ciudad más pequeña e ideal para la práctica del buceo o del kitesurf, en el segundo caso debido a sus vientos característicos que vuelven ideal la práctica de este deporte acuático.

Consejos para bucear por primera vez

Muchas personas eligen para estrenarse en el buceo las aguas transparentes del Mar Rojo. Y si bien recibirás la instrucción previa a cargo de un especialista, estos consejos para bucear por primera vez te resultarán de mucha ayuda.

  • Elige bien el día. Para tu estreno, lo mejor es que haga buen tiempo porque las condiciones climáticas pueden afectar tu inmersión.
  • Pregunta todo al monitor. No te quedes con ninguna duda antes de meterte en el agua, recuerda que ahí abajo no te podrás comunicar con nadie.
  • Respira y relájate. Llevas una bombona de oxígeno en tu espalda, por lo tanto, puedes respirar con normalidad y no te pasará nada. No dejes que te dominen los nervios una vez abajo.
  • Se mira y no se toca. El mar es un patrimonio natural de la humanidad, por lo tanto trata de no tocar nada. Incluso por tu propia seguridad, piensa que hay especies que no conoces y que no sabes el efecto que pueden provocar si las tocas.
  • Sube con cuidado. Cuando quieras ascender, hazlo sin prisa, poco a poco, porque un ascenso brusco puede afectar a tus pulmones ante el cambio repentino de presión. La medida para saber cómo subir es la columna de burbujas que emites en cada exhalación de aire: tu subida debe hacerse más lenta que la de las burbujas.
  • Revisa tu equipo. Antes de una inmersión es de vital importancia que revises tu equipo, comprobando que el neopreno y las gafas se ajusten bien a tu cuerpo y que la bombona de oxígeno funcione correctamente.

Cómo llegar al Mar Rojo

  • Hurghada. La ciudad está conectada con El Cairo a través de un aeropuerto internacional que la comunica también con algunas de las principales ciudades europeas como Londres, Roma o París.
  • Sharm el Sheij. Puedes llegar a la ciudad en vuelo directo desde El Cairo o Lúxor (no hay vuelo directo desde Asuán) y desde estas ciudades y muchas otras en tren o autobús.
  • Marsa Alam. Puede llegar en avión desde El Cairo, Lúxor o Sharm el Sheij.
  • Berenice y Hamata. Cuenta con un aeropuerto internacional inaugurado en Berenice hace poco tiempo y que tiene combinaciones de vuelos con El Cairo, Lúxor y otras zonas del Mar Rojo. Entre una ciudad y otra puedes moverte en coche privado, ya que están muy cerca.
Otros artículos que quizás te interesen...

Khan El Khalili

Khan El Khalili es el gran bazar de la ciudad de El Cairo, una antigua zona de comercio que fue

Pueblo Nubio

El principal encanto de la pueblo de Gharb Soheil, popularmente conocida como Pueblo Nubio, es su gente, porque de todas

gdpr-image
This website uses cookies to improve your experience. By using this website you agree to our Data Protection Policy.
Leer más