El Museo de Nubia es uno de los menos visitados en Egipto pero una de las atracciones más fascinantes del país, ya que cuenta con exposiciones que recorren más de 6.500 años hasta la actualidad, desde el antiguo Reino de Kush hasta la cultura popular contemporánea.

Introducción

Cuando se construyó la Presa Nueva de Asuán en 1970 y el Lago Nasser sepultó de agua algunas de los principales emplazamientos en los que vivieron los nubios, UNESCO y el gobierno egipcio hicieron un acuerdo para la construcción del Museo de Nubia, destinado a preservar la antigua cultura Nubia en restos arqueológicos y mantener su legado.

Su construcción comenzó en el año 1986 y tomó más de 10 años: el 23 de noviembre de 1997 fue inaugurado en la ciudad de Asuán.

El museo ocupa un espacio amplísimo de 50.000 m² en tres plantas. En el sótano se encuentra la sala principal de exposiciones, talleres de trabajo y laboratorios de restauración, un teatro abierto, un centro de recepción y tiendas de antigüedades. En su planta baja está la entrada principal, otra sala de exposiciones, una sala VIP, un auditorio y las oficinas administrativas del museo. En la planta alta, cafetería, biblioteca y salas de fotografía y microfilms.

Si vas a visitar el Museo de Nubia encontrarás todo tipo de piezas, desde objetos prehistóricos de Nubia hasta los que pertenecieron a los nubios de la época islámica. En el medio, se abarca todas las etapas por las que ha vivido y sobrevivido esta cultura legendaria: periodo neolítico, siglos faraónicos, ocupación griega y romana, años bizantinos y coptos. Cuenta, en total, con una colección de más de 3.000 piezas.

Ideal para aquellos turistas que buscan hacer una visita original y un tanto diferente, además de para aquellos otros que prefieren detenerse en los museos a contemplar con paciencia todas las piezas y sin que haya demasiada gente.

Qué ver en el Museo de Nubia

    • Estatua del rey Shabitko. El tercer faraón de la dinastía XXV de Egipto, quien gobernó del 707 a.C. al 690 a. C. periodo de dominación Nubia en la región. Es uno de los faraones nubios más importantes de una dinastía muy corta pero que, después de tantos años de dominación egipcia, consiguió resistir y doblegar al vencedor.
    • Estatua de Ramsés ll. Una imponente estatua de 12 metros de altura y que encabeza otros monumentos pertenecientes a varias épocas de la cultura Nubia.

Estatuas de gobernantes nubios. Desde el Museo Egipcio de El Cairo se han cedido al Museo de Nubia algunas estatuas de gobernantes del país que eran de origen nubio, como el faraón Taharqo de la dinastía XXV, su hermana Amenirdis II, y Anjnesneferibra II.

  • Suministros y adornos para caballos. Estos animales fueron de suma importancia para los antiguos nubios y no solo como medio de transporte sino como mascotas y también utilizados en ciertos rituales religiosos. El museo conserva diferentes objetos especialmente fabricados para adornar y montar caballos en la antigua Nubia.
  • Pintura en piedra de Tanutamani. Hijo de rey Shabako y sobrino de su predecesor Taharqo, Tanutamani organizó una marcha por el valle del río Nilo y conquistó todo Egipto, incluyendo Menfis, coronándose como faraón. Al asesinar al Necao I, rey de los asirios, estos regresaron a Egipto y derrotaron al ejército de Tanutamani en el Delta, avanzando por el sur hasta Tebas y saqueando la ciudad. Pero la ocupación asiria conseguiría sofocarse y Tanutamani gobernaría el Alto Egipto entre los años 664 a.C y 656 a.C. como parte de la dinastía XXV.
  • Objetos recogidos en las excavaciones del Palacio Fortaleza de Ibrim. Cuando se construyó la presa de Asuán, se guardaron estatuas, estelas y estructuras de este palacio fortaleza para ser exhibidas en el Museo de Nubia. Actualmente, los restos de Ibrim pueden verse sobre el Lago Nasser, una ciudadela que fue construida entre los años 920 a.C. y 800 a.C., tras la retirada de los egipcios y con la necesidad del pueblo nubio de protegerse.
  • Momias de carneros sagrados. El culto al dios tebano Amón, representado con cuerpo humano y cabeza de carnero, cobró mucha fuerza en la región Nubia con la expansión del Imperio Egipto y su dominio en la región. Con el dominio de Egipto sobre Nubia, la gran mayoría de los nubios empezaron a adorar a Amón y, con esto, a considerar sagrados a los carneros. En el Museo de Nubia se conservan momias de carneros en honor a esta deidad.

Cómo llegar al Museo de Nubia

El Museo de Nubia queda en la ciudad de Asuán a 2 km del centro de la ciudad.

Para desplazarte dentro de la ciudad, la mejor opción son los taxis o el servicio de guía contratado con sus respectivos transportes privados. Hay servicio de autobuses, pero sucede algo similar que con El Cairo: sólo están indicados en árabe y suelen ser complicados de entender, ya que nunca se detiene en los mismos sitios.

También puedes hacer un tour de un día con el Templo de Filae y Lago Nasser Alta Presa de Asuán

Horarios

El Museo de Nubia está abierto todos los días de 9h a 13h y de 17h a 21h.

Precios de la visita

La entrada es única para todo tipo de público y cuesta 20 libras egipcias, independientemente de si se trate de adultos o de estudiantes acreditados.

Otros artículos que quizás te interesen...

Pueblo Nubio

El principal encanto de la pueblo de Gharb Soheil, popularmente conocida como Pueblo Nubio, es su gente, porque de todas

Cairo Antiguo

El Cairo Antiguo o el Viejo Cairo se extiende al sur de la zona moderna de la ciudad y, sin

Español
gdpr-image
This website uses cookies to improve your experience. By using this website you agree to our Data Protection Policy.
Leer más