El Templo de Karnak es el más imponente de todos los que se conservan en Egipto de los años del antiguo imperio.

Historia

Más de 30 faraones intervinieron en diferentes partes y momentos de su construcción, entre los años 2200 y 360 a.C., aunque los más destacados fueron Hatshepsut, Seti I, Ramsés II y Ramsés III.

La totalidad del complejo abarca unas 100 hectáreas, lo que significa un área mayor que muchas de las ciudades antiguas más importantes. En su interior, se destaca el gran templo de Amón, que fue el motivo principal por el que se inició la construcción, pero a medida que fueron pasando los faraones se siguieron construyendo otros templos menores.

De todas las joyas arquitectónicas que se pueden apreciar en el Templo de Karnak, seguramente la más destacada e impactante sea la su sala hipóstila, denominada así por ser un espacio sostenido por columnas. Cuenta con más de 5.000 metros cuadrados y un total de 134 columnas, de las cuales hay doce que son las centrales y las más anchas, pensadas para sostener lo que era el techo (actualmente destruido) y que alcanzan una altura de 23 metros.

Como resultado de todos estos cientos de años de construcción, cambios, agregados y retoques dentro del Templo de Karnak, los arqueólogos e investigadores han podido catalogar más de 200 estructuras diferentes, lo que lo vuelve uno de los espacios más complejos y ricos que aún sigue siendo objeto de investigaciones y, por supuesto, de millones de visitas turísticas anuales.

Su enorme muro de 12 metros de altura fue construido con forma de ondas y en un estilo diferente al resto del templo y sus hiladas horizontales de adobes. De esta manera, el arquitecto buscó simbolizar las aguas del Nun, el caótico océano primordial según las creencias del Egipto de los faraones. Al colocarlo en el muro, dejaba el caos fuera del área sagrada, donde todo debía ser paz y armonía para el descanso del dios Amón.

Además, hay otras dos deidades que están representadas en diferentes estatuas, templos menores y columnas y que, junto a Amón, conforman la principal tríada de divinidades de Tebas: Mut y Jonsu.

El Templo de Karnak alberga en su interior los siguientes recintos:

  • Templo de Amón-Ra.
  • Templo de Montu.
  • Templo de Mut.
  • Templo de Jonsu.
  • Templo de Opet.
  • Templo de Ptah.
  • Lago sagrado.
  • Templetes, capillas, almacenes y estancias menores, construidos dentro de los muros y circundando el recinto principal.

​El templo de Amón-Ra se destaca por estar situado en un eje perpendicular al río, sobre su parte principal, lo que demuestra la importancia fundamental que tenía el Nilo para los antiguos egipcios. De hecho, allí había un embarcadero al que se llegaba por dos rampas que comunicaban el canal del río con el primer pilono a través de la Avenida de las Esfinges. En ese primer pilono, aún permanecen los cuatro agujeros a cada lado que se usaban para encajar unos mástiles de madera de cedro revestidos de cobre que sostenían las banderolas durante los días de fiesta.

La primera noticia que se tiene en Europa de la existencia del Templo de Karnak proviene de un viajero veneciano anónimo, quien en 1589 relata un viaje a un recinto sin nombre pero que por las características mencionadas, no cabe dudas que se trata de este lugar. El original de este texto se conserva en la Biblioteca Nazionale Centrale di Firenze y es la primera mención europea conocida desde que Heródoto y los antiguos escritores griegos y romanos hablaran de la ciudad de Tebas, pero sin referencia específica a este templo.

Desde ese año específico de la Edad Media hasta hoy en día, el Templo de Karnak sigue cautivando a millones de personas que se acercan para apreciar en directo una de las grandes maravillas arquitectónicas de los años de los faraones. Y aún hoy continúan realizándose excavaciones y descubriendo restos de este complejo único en el mundo y que nos sigue sorprendiendo.

Cómo llegar al Templo de Karnak

Se ubica 3 km al norte del Templo de Lúxor, unido a él a través de la Avenida de las Esfinges. Por lo tanto, para ir al Templo de Karnak hay que llegar a la ciudad de Lúxor, en vuelo directo o en tren desde diferentes ciudades de Egipto: Alejandría, El Cairo, Hurghada. En caso de que hagas el crucero por el Nilo de sur a norte, llegarás a Lúxor en barco desde Asuán.

Horarios

El horario para entrar al Templo de Karnak es de 6h a 18h para las visitas normales, tanto las que se hacen por libre y las guiadas. Después, comienzan los espectáculos de luces y sonidos, que consisten en entrar al templo de noche y, a medida que una voz va relatando la historia del sitio, se van iluminando diferentes partes. Hay sesiones en español los lunes y viernes a las 22.30h y, en inglés, todos los días.

Precios de la visita al Templo de Karnak

El precio de la entrada normal al Templo de Karnak es de 120 EGP (6,80€) para adultos y 60 EGP (3,40€) para estudiantes. El espectáculo de luz y sonido cuesta 100 EGP (5,60€). Todos estos precios están contemplados sin el servicio de guías, cuyo coste dependerá de la agencia o del operador que contrates. También hay que comprar un ticket para sacar fotos en el interior del templo, que cuesta 20 EGP.

Fotos del Templo de Karnak

Otros artículos que quizás te interesen...

Templo de Karnak

El Templo de Karnak es el más imponente de todos los que se conservan en Egipto de los años del

Templo de Filae

El culto a Isis duró hasta el siglo VI d.C, momento en que el emperador romano de oriente, Justiniano I,

gdpr-image
This website uses cookies to improve your experience. By using this website you agree to our Data Protection Policy.
Leer más